sábado, 24 de febrero de 2018


Lo menos útil para quien transita por la bipolaridad, es vivir recordando lo que ya pasó.

El desorden de una pieza puede asociarse al mal estado del ánimo, pero también a la flojera, a la falta de voluntad para abrir ventanas, trapear y votar lo que duerme en el vacío de la falta de amor propio.

Observarse a sí mismo es una buena alternativa, pero vivir observándose creyendo mejorar, es más bien tiempo perdido, no somos solo enfermedad, también nos hace bien distraer la atención en gustos personales.

Mientras sigamos dando explicaciones, lo más probable que nadie nos escuche.

Cuando controlemos dejar de mencionar la palabra bipolar, conseguiremos demostrarnos a sí mismo, que nuestra persona es más importante que el diagnóstico.

Dejar pasar lo que no nos resulta, es regalarnos un "otra vez será".

Elige buscar el concepto y significado de cualquier término que se venga a tu mente y luego los sinónimos que lo sigan, es mejor ir a la fuente, que quedarte con una errada idea de lo que piensas o se te dijo.

"No olvides que cultivar permite desarrollar, ejercitar el talento, el ingenio, la memoria, etc. el gen bipolar se caracteriza por proveernos de entendimiento, al dejarlo pasar, no hacemos más que caer en la confusión.


viernes, 23 de febrero de 2018

Aunque No lo Creas.


Alguien me llama para preguntar cómo he logrado ordenarme, me dice quiero ir a la fuente y no buscar en libros, para saber cómo conseguir un sistema de vida más pleno con bipolaridad.

Más que explicarle cómo he conseguido un bienestar, la importancia de la responsabilidad y de dejar de sentir que la enfermedad es una mal sin remedio, quise saber de su vida, la primera gran diferencia es que ella deja el tratamiento, por lo tanto no tiene entusiasmo, voluntad como tampoco claridad, para saber qué hacer de su vida.

Entiende que está mal dejar el tratamiento, pero no sabe porqué lo abandona, o sea qué si no nos hacemos cargo de lo “primero” que esperamos para poder concretar lo último.

Medida básica entonces a sugerir, poner alarma recordatorio por la mañana y por la noche. La razón que los medicamentos se consuman cada 12 horas, es porque los medicamentos denominados estabilizadores del ánimo, recubren las neuronas de 9 de la mañana a 9 de la noche y así sucesivamente, mientras no se consuma en forma disciplinada en horario, las neuronas quedarán expuestas a cualquier reacción inesperada.

Es solo el paciente que puede anticiparse a conseguir orden y satisfacción en su salud mental; nadie más puede hacer por uno lo que a uno le pertenece, ¿quién podría ayudar a que en las propias neuronas no queden lagunas (espacios) sin medicamento? Sabiendo que de hacerlo... es lo que provoca la descompensación química… llevándonos a una crisis o a cualquier otro cambio en el estado del ánimo.

Josefa me comentaba que por explicarle a su médico-psiquiatra que no tomaba sus medicamentos, el médico dice la trató de manera violenta y eso ahora  la hace desconfiar de los médicos y asistir a consulta le provoca paranoia.

Así fue que pidió cambio de médico, pero igualmente se le manifiesta esta idea perturbadora con ideas irreales: ahora la atienden becados en psiquiatría y entonces, quedamos de acuerdo en que les comente a ellos de su paranoia, porque de todos los síntomas que nos afectan la salud mental, quienes pueden ayudarnos a cambiar lo que nos afecta, son los profesionales de la psiquiatría.

Yo no sé si habrá sido el amor, respeto y compromiso con mi marido y mis hijos, que he respondido generalmente a mi tratamiento y siendo parte de un Grupo de Autoayuda, se de los muchos casos de pacientes que no toman como base de su desarrollo personal el tratamiento.

Es muy común que justifiquen el no hacerlo porque algunas veces sentimos efectos que nos incomodan, lo que en mi caso puedo asegurar haber comprobado, que es propio, muchas veces, de los cambios que "requiere cada paciente" en algún momento,  “pero” ningún síntoma adverso por medicamento es para siempre, de ahí el detalle que el control médico sea continuado; los químicos constantemente están siendo evaluados tanto así en su efecto como en el control de exámenes de sangre y entonces abandonarlos no ayuda en nada, solo acentúa la enfermedad.

No es correcto abandonar el tratamiento sin consultar al médico, siendo posible suspender uno mismo el medicamento en caso de diarreas, vómitos, mareos, pero informando lo antes a su médico tratante. 

En una oportunidad por una fuerte crisis por el tratamiento que requería por ese estado, subí 22 kilos y volví a comprobar, que todo tiene su tiempo. los medicamentos fueron siendo disminuidos y volví a la normalidad.

Otros pacientes, cambian continuamente de médico lo que, a veces, es necesario, pero otras veces, no es el médico, sino el paciente que nunca se quiere hacer cargo de su propias necesidades de solución, para vivir mejor.

"La humildad es la virtud que consiste en conocer las propias limitaciones y debilidades y actuar de acuerdo a tal conocimiento"

Absolutamente Cierto.



Vengo de ir a consultar a mi médico y me preguntó "cómo ha pasado", bien, respondí y "a qué lo atribuye" preguntó y dije a que he aprendido a vivir; comentó: "antes que eso, a que siempre ha seguido el tratamiento" y es verdad, sin el tratamiento no puedo razonar, no puedo hacer buenas elecciones ni saber perder.



domingo, 18 de febrero de 2018

Auto Discriminándose


A veces pienso que aquí lo he dicho todo y que a más de alguien le puede servir, pero me entero que ninguna de las dos cosas es real, cuando alguien me busca por un medio más directo y me habla de cosas que aún estando absolutamente compensada como paciente, trabajando y aparentemente viéndose alegre y plena, me habla de tantas cosas que casi no las puedo creer.


Quiere saber de un libro donde pueda ver la bipolaridad de manera más positiva y lo único que pude recomendarle fue este Blog, aquí trato de transparentar no solo mi manera de sobrellevar esta manera tan particular de ser, sino experiencias reales de otros como yo, que han logrado separar el ser interior, de creer que el impulso bipolar siempre nos mantendrá desequilibrados.

Pero hay algo peor que este diagnóstico, eso es que muchos "pacientes se desequilibran a sí mismo" y por dos cosas, la primera "por no aceptar" que este diagnóstico es una realidad “evitable” siguiendo el tratamiento y la segunda por creerse enfermo habitual “auto discriminándose” sintiéndose observado, como si guardaran un pecado.


Buscar fuera las respuestas a lo mal que lo pasamos es un mal entendido, las respuestas están en ser obediente a no insistir en lo que sabemos que nos altera, nos quita el sueño, nos asusta, nos causa dolor en el alma, nos debilita, quien puede saber mejor que el médico, el psicólogo, la familia, que es lo que no nos da tranquilidad es uno mismo.

Abandonar lo que nos confunde, nos intranquiliza es elección personal para la salud mental, si uno busca justificación a que eso… cambiará, nunca conseguirá que su vida esté en armonía, uno de los factores más seguros para recaer en el desánimo, es mantener relaciones afectivas complicadas, entonces debemos hacernos cargo de qué es lo que "reactiva" ese no saber qué hacer, nadie más que uno debe poner atención a sus propias reacciones, observándose a sí mismo podemos saber por qué siento de esta manera yo.

Lo que puedas evitar, evítalo y lo que no puedas desechar, acéptalo como parte de la vida, la vida no siempre está a nuestro favor.


Deja de hacer responsable a otros de tu falta de bienestar, cuando hables “pon oído a ti mismo” cuando otro hable “aprende a escuchar” y ante una pregunta difícil de responder di “lo voy a pensar”



Cuando te olvides que tienes un diagnóstico bipolar, los demás se olvidarán.


viernes, 9 de febrero de 2018


Darse cuenta tiene relación con “advertir” o “percatarse de algo” 

El darse cuenta, es una forma de conocer un poco más a propósito de nosotros mismos, es saber qué sentimos y por qué sentimos de esa manera, de qué es cómo percibimos y de saber si vale la pena detenerse a pensar en lo que percibimos, lo que podemos dejar dando vueltas muchas veces  en la mente como una obsesión.

El Darse Cuenta, es un aviso para tener “cautela, prudencia” y no correr riesgo de caer en la sugestión, a veces son nuestros sentidos, que nos dan un aviso para defendernos de un peligro, como por ejemplo un temblor.

En relación a la bipolaridad, podemos evitar una crisis, cuando nos damos cuenta, que nuestro estado de ánimo cambia y entonces podemos recurrir anticipadamente al médico, para  evitar una descompensación.


martes, 6 de febrero de 2018

Mentes Brillantes.



¿Existe una relación real entre el trastorno bipolar y la creatividad?

Albert Einstein, el científico más famoso del siglo XX, una de las mentes más brillantes de su tiempo, también padeció trastorno bipolar, al igual que Beethoven, Van Gogh, Schumann, Churchill. Tchaikovski, Hemingway, Virginia Woolf e innumerables genios más de la historia, han padecido de este síndrome asociado con la creatividad.