miércoles, 1 de diciembre de 2021

Cambiando la mentalidad.

 La mejor terapia está en cambiar y corregirse uno mismo para que cambie lo demás.

Lo mejor de cada día es qué podemos reforzar las virtudes y corregir los propios defectos. 

Quien trata de agradar a Dios calma sus pasiones. 

Los deseos no cumplidos hacen creer que las cosas no están bien siendo que todo depende de uno mismo. 

Cuando se opina no hay que olvidar la propia hoja de vida. 

No es suficiente dar lo mejor por los ideales sino hacerse responsable. 

Para ser bien educado se necesita saber respetar y si no nos respetan habrá que enseñar con el silencio a hacerse respetar.

www.yobipolar.com

Si no lo experimentamos no sabremos si es real.

 Si te confundes, si sientes temor, rabia o dolor "respira profundo".

Dios es oxígeno y vive en cada uno de nosotros. 

www.yobipolar.com

lunes, 22 de noviembre de 2021

Mariela madre de Loreto busca ayuda, su hija quiere dejar el Tratamiento.

Es muy importante y significativo la manera en que nos digamos las cosas. 

La madre de Loreto viene hace bastantes meses buscando la manera de relacionarse con su hija de más de 20 años, con quien no le es fácil la comunicación. 

Una de las características del diagnóstico bipolar es la relación poco cariñosa entre madre e hija o hijo, este síntoma es propio en personas que conviven con esta enfermedad afectiva, cuando se habla de afectiva, se trata de cómo reaccionamos frente a lo que sentimos; generalmente para quienes transitamos por el TAB, no existe una comunicación de confianza y cariño con la madre talvez porque como depositarios de esta enfermedad, inconscientemente, nos vemos afectados por considerar que la madre fue quien nos dió la vida.

Mariela, no sabía cómo enfrentar la decisión de su hija cuando le dijo que ella iba ha abandonar el tratamiento.

Si bien es cierto es propio que el paciente se descompone ante cualquier situación adversa, en el tiempo también se debilita la familia; la falta de responsabilidad del paciente quien no considera a "quien vive al cuidado de sus cambios de ánimo", debilita no solo en la fortaleza a los que lo ayudan constantemente sino también les impide argumentar el cómo sobrellevar las consecuencias de una decisión tan equivocada, la que nos expone ha agravar la falta de salud mental.

Entonces, ciertas pautas le dieron buenos resultados a la madre de Loreto.

1.- Mariela se mantuvo en silencio por 3 días en compañía del Padrenuestro, el silencio permite que el paciente haga conciencia. 

2.- Cuando Loreto pidió explicaciones del porqué el silencio, se le explicó que era necesario para mantener una mejor relación, ya que la opinión de Mariela como madre no era considerada como correcta y a la vez le explicó qué como hija su decisión de dejar el tratamiento, significaba que ella estaba en condiciones de volverse independiente, porque los padres tienen la obligación de mantener educación, comida y techo a los hijos tan solo hasta los 18 años y "si decide dejar el tratamiento y no admite consejos", es porque está capacitada para hacerse cargo de su vida. 

Loreto tomó estos comentarios dice Mariela, como si se le estuviera diciendo qué como hija se fuera de la casa, pero no, la madre reiteró que no es eso sino qué "de no estar de acuerdo" en lo que les corresponde a cada uno como componente de la familia, "velar por la tranquilidad de todos"... a ella se le estaba respetando su libertad de decisiones, solo se le estaba haciendo ver qué la buena convivencia en casa, depende de todos. 

La mejor opción de entendimiento siguió siendo el silencio de la madre de Loreto, siempre en compañía del Padrenuestro.

 Mariela no cambió su argumento, le hizo ver qué de abandonar las medicinas... era bajo su propia responsabilidad, que no le insistiría en que cambie de idea porque no quería causarle rabia, pero aun no estando de acuerdo con ella como buena madre, aún si llegaban a estar separadas, quería que supiera, cuán importante era la buena relación entre ellas, qué una vez más le ofrecía qué cuando la necesitara, supiera que siempre estaría para ella, porque una madre es madre, hasta el último día de su vida. 

Un abrazo silencioso las unió en esa única verdad, nadie reemplaza el amor de madre/hija y Loreto talvez no pudo darse a entender en palabras, por eso lo de refugiarse en un abrazo, de seguro que en el tiempo comprenderá qué la vida, no está fabricada de deseos sino de convicciones. 



miércoles, 17 de noviembre de 2021

Depende de qué nos alimentemos.


En el diario vivir necesitamos atender a nuestro propio mundo interno, ciertas pautas de concentración y espacio de silencio, son necesarios para alimentar no sólo el cuerpo sino también el espíritu. 

* Cada día detente a mirar el cielo... vivimos todos bajo su pureza e inmensidad.

* La respiración profunda y exhalar lento por la nariz por 3 veces continuas y repetir constantemente, nos permite apartarnos del pensamiento pesimista, la angustia y ayuda a apaciguar el dolor.

* Escribe en un papel y luego puedes eliminarlo, para trasmitir aquello que sientes y que no quieres compartir.

* Rezar siempre Padrenuestro, para iluminar el espíritu y conseguir apartar todo aquello que apague tu luz divina. 

* Pon atención a todo lo bueno y cada vez... repite por 3 veces. 

Gracias Señor 

Gracias Señor 

Gracias Señor.

De ti depende tu bienestar, incluye en tu vida, pausas de disciplina espiritual. 

susana rodriguez hidalgo

martes, 16 de noviembre de 2021

¿Qué importancia tiene la opinión ajena?

 Las relaciones interpersonales siendo tan necesarias en el diario vivir, no siempre resultan ser el mejor punto de encuentro para un paciente bipolar, porque si hay algo que nos complica es el no sentirnos comprendidos.

Sin embargo una buena relación de afecto y de claro entendimiento es la que se comparte socialmente con otros u otro paciente y debe ser, por que cuando alguien comenta de sus inseguridades, coincidimos todos en lo mismo. 

Lo más decepcionante es que uno constantemente se cuestiona a sí mismo, sin saber que la auto critica nos anula y recaemos en el desánimo. 

Entonces, a buscar fórmulas de autoconocimiento, autocrítica y autoestima. 

¿Qué importancia tiene la opinión ajena?, La misma que tiene para los demás la nuestra. Es decir, ajena a la verdad de cada uno. 

¿De qué nos sirve la autocrítica? 

La autocrítica, puede ser un aporte para corregirnos, si es que nos incomodamos después de haber interactuado, es un buen síntoma para poner atención a esos impulsos que nos hacen sentir habernos equivocado. 

 ¿La autoestima? 

La autoestima hace referencia a entender qué el amor propio es suficiente para estar seguro que no hace falta que nos quieran otros, porque aun padeciendo de lo más grave como es una crisis, nada impide que gocemos de nuestras virtudes.

Quienes hemos sido tocados por este constante desafío de conocimiento sobre sí mismo, podemos reconocer que más que estudiar sobre el Trastorno Bipolar, lo que bien entienden los estudiosos de la ciencia, al paciente le queda comprender lo perjudicial que ha sido extralimitarse, sin embargo siendo algo tan negativo, pasa a ser un motivo de herramienta por un desarrollo personal constante.

Los límites, no son directrices impuestas por algo externo sino que determinaciones personales que nos ayudan a cuidar la propia manera de actuar, antes que las cosas pasen y para no abusar de una excesiva confianza con los demás, como tampoco para que los otros se tomen libertades qué nos incomoden. 

Un paciente bipolar,  necesariamente debe crear un método personal de re aprendizaje; porque la enfermedad es tratada por la medicina del área de psiquiatría, pero la vida personal depende solamente de la propia manera de actuar, por lo tanto tenemos que aprender a corregir lo que nos llevó a los conflictos o viviremos sintiéndonos dañados, queriendo disculparnos o dando explicaciones.

Uno de los aprendizajes necesarios para evitar riesgos de conflictos internos, está en el amor propio, el amor propio es un ingrediente fundamental para organizar nuestro bienestar, dependiendo de aceptarnos con nuestra propia manera de ser, pero con el propósito de mejorar nuestro comportamiento. 

Así es como no importará nuestro físico, nuestro nivel social ni educacional, pero si importará por beneficio propio, cuidar de nuestras actitudes, del buen trato y de poner atención en actuar con la intención de no salir perjudicado.

miércoles, 10 de noviembre de 2021

Yo concluyo que el miedo trastoca mis sentidos.

 

Es bueno compartir con otros pacientes que transiten por la bipolaridad, existe una comunicación sin temor a la crítica ni a sorprendernos cuando alguien comenta de sus reacciones enfermizas y aunque no son reacciones que no dejen de causar desazón, nos sentimos comprendidos y además comprobamos que no hay culpa sino que conocimiento de cómo es el comportamiento bajo los dominios de la enfermedad, la que sin tratamiento toma mayor poder en sus delirios.

Es tan real qué rechacemos la idea del tratamiento cuando se nos dice que  es "de por vida" siendo que es un regalo para disminuir la locura o la depresión, entender que todo no es de una vez sino que es cada mañana y cada noche, como para dar gracias por cada despertar y para dormir tranquilos. 


Alguien me preguntó si perdía la concentración y lo cierto que he experimentado mucho más que eso, pero nunca he dejado de seguir lo que se me indica, aún experimentando muchos de los síntomas adversos... porque entiendo que de mí depende que al aceptarlo no solo me recupere, sino qué no perjudique a otros...

Sin duda la aceptación, el sentimiento de amor hacia los míos, la conciencia y disciplina adquirida, la cual no sólo yo he conseguido sino también mi familia, se la debemos a la iniciativa del Dr. Pedro Retamal C. quien logró reunir a sus pacientes y familiares, para darnos a entender la importancia de conocer los síntomas y mecanismos que activan la enfermedad en charlas educativas en el Hospital del Salvador en Santiago de Chile y en una Agrupación de Pacientes Bipolares y Depresivos, que traspasó el ámbito del Servicio de Psiquiatría de dicho hospital. (Hoy en receso)

Aceptar el o los tratamientos necesarios según lo complejo de los estados o síntomas, permite  que lo crítico de las reacciones de una bipolaridad vaya disminuyendo.

Por experiencia propia, puedo reconocer  que habiendo recorrido pasajes bastante críticos, con varias internaciones, siempre he seguido las indicaciones médicas, aún con todo lo que implica las alteraciones físicas y motoras, pero puedo dar fe que no han sido más que alteraciones y no perdidas de por vida, como yo misma alguna vez podría haberlo creído, por ejemplo en relación  a la concentración, olfato, visión, motricidad fina, temblor de manos, memoria, incapacidad para escribir y torpeza en el habla, siempre he dejado pasar lo más crítico sintiendo que algo me pone a prueba, como para ver cuánto dominio tengo en mi misma con respecto  a mi fe.


Puedo demostrar, que mi bipolaridad ha sido un aprendizaje, el que no solo me ha servido para ayudar a otros, sino principalmente para darme cuenta que no soy víctima de este dominio sino que más bien para hacerme mansa consigo misma, ya que antes tantas veces lo hice con quienes no lo merecían.

Cada uno sabrá concluir lo que pasa por él, yo concluyo que el mal me quiere hostigar y como lo oscuro no soporta la luz, entonces mi refugio lo comparto aquí:

*  Gracias Señor 

Gracias Señor 

Gracias Señor 

* Señor mío

Dios mío 

Solo en ti confío. 

* Pongo mi mano derecha en el alma y con los ojos cerrados"

Señor dame tu paz. 

Señor dame tu paz. 

Señor dame tu paz. 

En la constancia de mi búsqueda de Luz, logro que se aleje el mal, el que a través del miedo, antes de encontrar refugio en lo que comparto, trastocó tantas veces mis sentidos.

No voy contra el mal, lo dejo pasar en la sencillez de esa humilde oración, que nace de mi corazón y en la constancia de respiración profunda y exhalar lento por la nariz, que aleja mi pensamiento, la angustia y apacigua cualquier dolor; ser fiel a la disciplina espiritual, se me hace tan necesario como refugio en mi propio templo, desde donde recojo ese alimento que solo me hace bien. 

No te distraigas. 



sábado, 6 de noviembre de 2021

Ester y su genética.

 En relación a la búsqueda de orientación sobre bipolaridad el buen resultado surge cuando se pone en práctica.


Hemos seguido dialogando con Ester, ella ha insistido en cuestionar su diagnóstico bipolar, aún teniendo apoyo y orientación de su médico psiquiatra y psicóloga, haciéndole mención qué dentro de su familia hubo un caso con antecedente... que deja en evidencia, no solo los altibajos del ánimo sino que también una de las características del gen bipolar, la genialidad.

Así ha sido como poco a poco ha ido cambiando su sentido cuestionable al comprobar lo real de mi experiencia, tanto en lo muy difícil como en lo superable. Desde allí que se ha vuelto menos ansiosa y se ha permitido dejar de observar este tema como su primera razón de existir, su pauta diaria de sus cambios de ánimo, más su desconfianza y su manera reservada de sobrellevar sus síntomas, poco la ayudaban, más  bien le impedían aceptar ser diagnosticada; influía que no tenía real conocimiento que el medicamento era necesario para "prevenir los síntomas" que nos descoloca, que sin eso, se vuelven más críticas las reacciones mentales, que la "enfermedad bipolar disminuye" en el tiempo "cuando no se abandona el tratamiento", que el aumento de peso tiene relación con los medicamentos cuando un tratamiento necesariamente tiene que ser más riguroso, pero que luego de recuperar la normalidad, el tratamiento disminuye y por lo consiguiente la baja de peso. 

Ester ha logrado retomar con entusiasmo su tratamiento, entendió  que no estamos siempre enfermos, que las incoherencias no nos representan, se dio tiempo para hablar de sus cosas buenas, ha estado cambiando sus hábitos, cocina, ve el jardín, ella vive en otro país y después de tanto mirar su vida afectiva como un mal sin solución, hemos terminado intercambiando recetas y con el deseo de venir a conocer donde ahora vivimos en la Isla Grande de Chiloé/Chile.

 Entonces podría decir, lo importante y necesario que es qué el paciente junto con el tratamiento, reciba una información por escrito de los beneficios del tratamiento y además que se le haga saber qué la bipolaridad no es una enfermedad mental sino un desequilibrio existencial,  que requiere de hacer buenas elecciones de vida para recuperarse. 

Y que la personalidad o la falta de flexibilidad del paciente, influirá en la posibilidad de complicar o simplificar las circunstancias.

susana rodríguez hidalgo 

P.D. Tengo que reconocer que la confianza que hemos logrado, ha estado basada en la fe.