viernes, 19 de abril de 2024

Decir o Callar.

 Por formación aprendí a callar, cuando se trataba de dejar pasar aquello que no me pareciera bien, luego la psiquiatría me enseñó a poner oídos y atención a lo que escuchaba y a responder, siendo "consecuente con mis principios y valores". 

Así fue como aprendí que así como los demás se han atrevido a decir lo que muchas veces sin ser verdad, sorprenden por personalidad, ahora entiendo que no por una imagen externa o impresión, iba a perder mi derecho de hacer saber, tanto así, lo que me conmueve, como lo que me disgusta. 


Se dice que, a veces, el que habla más fuerte pareciera tener la razón, pero hay que poner cuidado en aquel que habla con voz baja, porque una ofensa inadvertida puede pasar. 

En el tiempo, he ido concluyendo que detrás de las palabras, lo qué viene a tener importancia, es la intención.

Muchas veces sin proponernos, somos generadores de no buenas intenciones en la mente de otras personas, las que pueden volverse sistemáticas e incluso anular las buenas intenciones en uno, las que aun frente a la odiocidad, se generan en favor de la tolerancia, pero no es posible ser tolerante con aquel que por elección personal, lo elige a uno como contrincante. 

No es la inteligencia lo que nos hace mejores, sino las buenas intenciones. 





martes, 9 de abril de 2024

Siendo un pasajero más en la vida.

Mi amiga Marisol me comenta, "trato de regalar una sonrisa con todo mi amor a cada persona que pasa por mi vida sin siquiera hablarle, no cuesta nada cambiarle el día a las personas" y yo agregué; también lo hago, es una enseñanza que podemos entregar los que sabemos ver al otro como a nosotros mismos, todos con los mismos temores, debilidades y deseos no cumplidos, siendo un pasajero más en la vida.


domingo, 7 de abril de 2024


Cuando hablamos mal de los demás, es mejor hablar de lo qué le falta por corregir a uno mismo, porque lo que pensamos de otros generalmente no le sirve a nadie. 



sábado, 30 de marzo de 2024

Pautas para renovarnos.

Todo tiene su tiempo. 

Nunca dejes de repasar todo lo bueno que te ocurre.

Lo que no resulta en el momento es porque no es el momento. 

Dejar pasar lo negativo es permitir que se renueve el camino.

Escribe aquello que no puedes hablar con nadie, el lápiz sobre el papel es el mejor confidente y espejo de nuestros secretos, temores o conflictos internos, cada vez que lo hagas, lo que has escrito, lo haces desaparecer.


lunes, 25 de marzo de 2024

 Cada peso sirve para comprar y a veces más vale no comprar. 

El qué vende es el que gana.


lunes, 18 de marzo de 2024

Cosas que pongo en práctica y me alivian.

- Mi felicidad tiene relación con aceptar que soy imperfecta, pero que felizmente no tengo malas intenciones.

- De aquellos que no me han respetado aprendí que no a todos se les puede respetar sino qué cada uno debe respetarse a sí mismo.

- Para estar bien es necesario centrarnos en la respiración profunda que es el primer regalo que nos espera en la vida.

- Comúnmente observamos la estupidez en otros y no la corregimos en nosotros mismos considerando todos sus otros significados.

- A la ansiedad la empuja el deseo, ambición, ansias, capricho. 

- Sapiencia y solo por haber consultado desde siempre el diccionario en sus conceptos y significados. 

- De mis amigos pienso que en cualquier momento pueden dejar de serlo.

- Pareciera ser que posar la mirada y el pensamiento solo en lo mejor, lo mejor se multiplica.


viernes, 15 de marzo de 2024

No mezclar bien con mal.

El reloj no marca los sentimientos, no cambia las estructura mental, es uno mismo que puede maravillarse que nos queda cada instante para ser felices con la capacidad de no mezclar bien con mal.