lunes, 23 de abril de 2018


¿Cómo conseguir que todo vaya bien?

Haciendo todo bien tú.

Si pones atención a hacer hasta lo más sencillo bien tú, comprobarás que no tienes motivo para decepcionarte.


viernes, 20 de abril de 2018


La incoherencia enseña a reflexionar.



No siempre es el momento apropiado 
para decir algo.



Escuchar un comentario agradable nos deleita, por eso es bueno elegir que vamos a decir.


¿Qué hacer con el Diagnóstico?


La enfermedad bipolar es un trastorno del ánimo que, muchas veces, es incomprensible tanto así para quien lo sufre, como para su familia.

Otras veces es incomprensible para la familia, más que para el paciente.

Y más que eso, este trastorno del ánimo no es aceptado por el propio paciente, al verse afectado además por el consumo de drogas y alcohol, impidiendo esto, la posibilidad que la persona pueda entender su problemática de manera real.

Hay familias que buscan orientación, por casos complejos como el anteriormente mencionado, sin saber cómo ayudar a un ser querido.

Cada caso es tan diferente a otro, pero es la medicina a través de la psiquiatría, lo más cercano para saber qué hacer para ayudar al enfermo y es así, como la familia sin necesidad de llevar al paciente, puede buscar un médico especialista en bipolaridad, para que de normas en relación a rescatar al paciente de sus conductas poco adecuadas y lograr que mediante los sistemas médicos pueda retomar la realidad y educarse en este diagnóstico que tiene tratamiento.

Existen normas legales también para ayudar a restablecer a un paciente que no esté en condiciones de sobrellevar el tratamiento, es la autoridad médica que puede respaldar la manera de conseguir superar la problemática.  

En relación a la enfermedad bipolar todo proceso de estabilidad de la persona, está en manos de la psiquiatría, pero será la familia que  en un principio y en ayuda del  paciente, podrá familiarizarse con lo que es la psicoeducación, pudiendo sobrellevar de mejor manera esta enfermedad que tiene relación con los afectos del paciente.


La psicoeducación es un tratamiento que enseña al paciente y a la familia, a comprender los síntomas que se presentan en la bipolaridad, esto ayuda a que la persona afectada y la familia, comprendan las ideas y creencias ilógicas que experimenta en algún momento el enfermo y no  sólo nos educa en la necesidad de sus períodos críticos, sino también sirve para que todos tomen confianza y estabilidad,  al comprobar que los síntomas se normalizan con los medicamentos.


La psicoeducación es un procedimiento sin medicamento, se trata de enseñar a las personas acerca de los mecanismos que terminan provocando los síntomas de la enfermedad, entre más conocimiento de las características del trastorno, mejor capacidad de sobrellevar con entendimiento y comprensión las conductas o reacciones propias de lo que se experimenta en este diagnóstico.

Pareciendo tan complejo este síndrome, lo más importante es no contradecir al enfermo y al lograr su normalidad, comprender que lo que le afecta puede tener relación con sus fracasos sentimentales, deseos no cumplidos, desesperanza y con todo aquello que afecte sus emociones, la incomprensión externa como la crítica, resultan perjudiciales para retomar la confianza en sí mismo.

Para fortalecer, aclarar y superarse está la psicoterapia, un tratamiento con un profesional, que tiene como propósito el cambio de pensamientos, sentimientos y conductas, terapia que debe de ser tratada solamente cuando el paciente está estable.



jueves, 19 de abril de 2018

Nuestras Conductas


Cuando se habla de conducta, se está considerando la manera de cómo "se comporta una persona" en una situación determinada o en general.

Cada persona tiene una manera particular de comportarse y de su expresión tanto "verbal como corporal", podemos reconocer el reflejo de su personalidad.

Es así cómo podemos hacernos una imagen en relación incluso, a través de nuestra propia percepción de los individuos.

Aun habiendo muchos factores influyentes en cada persona en sus conductas, todos podemos mejorar las propias conductas aún estando solos en busca de satisfacción personal; entre algunos sencillos ejemplos podemos probar comer más lento, aprender a escuchar, escucharnos a sí mismos cuando hablamos, cerrar lentamente una puerta, el cambio de conductas nos sirven para tener mayor control de nuestras acciones o impulsos.

A veces, solo necesitamos querer hacer sentir bien a los demás, para poner en acción nuestras virtudes.

"La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo"

Nelson Mandela.




¿Qué son Hábitos?


Referirse a "hábitos" es hablar de los actos sencillos que nos permiten realizar tareas simples diariamente, que también son parte de nuestros momentos de satisfacción personal, incluso, que si no lo hacemos, nos causa incomodidad.

Abre la ventana haz tu cama.

Sentirse cómodo depende de uno mismo, quien mayor satisfacción se puede dar en el diario vivir es uno mismo.