viernes, 25 de septiembre de 2020

¿Cuál es el mejor médico?

 En el año 1988 cuando experimenté mi primera crisis, donde vivíamos no había psiquiatra, el primer médico que me asistió fue un psiquiatra infantil, yo tenía 38 años... hasta hoy muchas veces en psiquiatría se confunde bipolaridad con esquizofrenia, fue mi caso, se confunde porque dentro de los síntomas de los dos diagnósticos, se experimenta el misterio de escuchar voces. 

Tal vez no sea necesario hacer el comentario de lo liberador que fue abandonar ese tratamiento por tres meses equivocado... pero lo hago porque fue algo muy, pero muy,  inolvidablemente, paralizante. 

Me refiero a esto porque después de tantos años y habiendo mucha más información, Psicoeducación y avances en treinta años, la bipolaridad sigue siendo una encrucijada y me duele que pase, por lo doloroso que es para el paciente, los familiares, los hijos y la sociedad. 

Ayer hablé con Mariana y nos entendimos cuando me cuenta que es lo que siente y ella me preguntaba si alguna vez sentía lo que ella y dije sí, lo he sentido y mucho más de lo que ella experimenta, pero no importa lo que sea, lo más importante es que cualquier síntoma se hace menos grave cuando respiramos profundo, suspendemos y exhalamos lentamente por la nariz, Mariana lo hizo y logró tranquilidad. Hoy le escribí y le compartí estos comentarios. 

Hola Mariana: Quiero hacerte un resumen para que lo compartas con tu familia. 

Es necesario consultar un especialista en bipolaridad, porque la base del tratamiento son los estabilizadores del ánimo, son químicos no son drogas, no hay un tratamiento para todos los pacientes por igual y es allí la imperiosa necesidad y lo complejo que resulta recurrir a un especialista en bipolaridad, para poder conseguir los efectos apropiados para cada paciente.

No todos los médicos psiquiatras están capacitados, para saber cuál es el tratamiento correspondiente en cada caso, no sólo son los síntomas de la bipolaridad lo que importa reconocer,  como tampoco no es suficiente el diagnóstico, porque el paciente requiere de un procedimiento que solo puede avalar el médico psiquiatra que posee conocimientos específicos en relación al Trastorno Bipolar, contribuyendo de manera efectiva en el deterioro fisiológico que provoca el desborde de emociones por el miedo.

2.- En relación a lo que me comentaste entendí  que estás amamantando, desconozco si una mamá paciente bipolar podría seguir el tratamiento con los químicos y a la vez dar de mamar a su bebé, punto importante para que sea consultado con los médicos. 

3.- Es importante poner en antecedente siempre al psiquiatra si hay algún familiar que tenga este diagnóstico en la familia.

 La base de encontrar el equilibrio en la bipolaridad es el tratamiento, el que no se debe suspender nunca, porque de no mantener la secuencia cómo lo indica el médico, quedamos expuestos a volver a sufrir de la enfermedad. 

4.- En Chile hay muy buenos especialistas en bipolaridad, pueden buscar y elegir en internet.

Otro punto importante a tener presente como paciente y también el médico, es que los antidepresivos "no se pueden consumir por un tiempo prolongado", porque esos medicamentos suben el ánimo y nos arrastran a una hipomanía o manía, el antidepresivo se usa por períodos cortos... superando el estado depresivo, se debe suspender el tratamiento de antidepresivo. 

Hay 3 tipos de bipolaridad:

Bipolaridad 1 que se caracteriza porque el paciente experimenta más estados de euforia. 

Bipolaridad 2 el paciente experimenta más estados Depresivos 

Bipolaridad 3 se presentan estados mixtos, es decir estados de ánimo, a veces, incluso en el día de alteraciones de altibajos.

"El mejor médico es aquel que acierta en el tratamiento"

Luego de conseguir el tratamiento efectivo en cada caso, ayuda la psicoterapia, pero no estando en sano equilibrio el paciente no debe tener atención con psicólogos.

Las 8 horas de sueño y de noche, es el principio del tratamiento para la bipolaridad.

La disciplina del paciente en el autocuidado, es la mejor amiga para hacer vida normal.

La enemiga de la bipolaridad, es la porfía. 

Podemos ser independientes y autosuficientes cuando el paciente cumple con lo que le corresponde y cuando entienda que madurez, significa hacerse responsable de su propio bienestar, cuando evitamos hablar de la enfermedad y, reconocer que esta enfermedad no nos impide ser mejores personas, inteligentes y humildes.

Aprovecharé todo esta información para dejarla en mi página. 

Un abrazo.

jueves, 24 de septiembre de 2020

Exigencia/Irritabilidad.

 La importancia de hacerse cargo de lo que nos corresponde "cumplir individualmente"  en el diario vivir, no sólo como pacientes sino como personas, es el mejor estímulo para volverse independiente; conseguir qué cada componente de una familia lo aplique, permite evitar recordatorios odiosos, llamados de atención o quejas. 

Algo tan posible de poner en práctica, realmente nos ayuda a todos a mantener una convivencia sin roses ni discusiones.

Mantener un diario vivir sobrellevando como paciente una inquietud de por medio llamada irritabilidad, que se activa con la crítica o la exigencia externa, necesariamente requiere de anticiparnos a poner en acción la iniciativa de hacer frente a todo aquello que podemos mejorar por satisfacción y por y para evitar un conflicto.

A ninguno nos gusta que se nos diga que es lo que debemos o no debemos hacer, porque nos quita el derecho a la libertad de pensamiento y acción, por eso es bueno anticiparse a mantener el cumplimiento de lo que nos corresponde... no por obligación sino por bienestar personal.

Toda terapia bajo la supervisión profesional es buena, pero la terapia es efectiva y útil, cuando la cumple el paciente con entusiasmo por aquello que se le indica, siendo una  de las maneras de avanzar en todo lo que nos limitamos. 

Los profesionales siendo personas capacitadas para ayudar, no siempre logran su realización vocacional, porque el paciente más que agradecer o aprender a escuchar lo que se le indica, está esperando que se le comprenda, compadezca y ojalá lo dejen volver a insistir  en aquello que lo complica...

En nuestro caso, la aparente invalidez mental, depende exclusivamente de la porfía. 


Podemos seguir creencias y rituales y no ser espirituales, más bien lo somos, cuando evitamos conflictos. 


domingo, 20 de septiembre de 2020

Amistad Entre Pacientes.

 

Opinión de Odaliz Mirabal. 

La bipolaridad como enfermedad es traumática para el paciente y su familia. El debut de la primera crisis diría que es catastrófico porque nos convertimos en alguien que no somos y aunque para la mayoría se conserva el juicio de realidad el paciente no puede hacer nada para revertirla, hasta que encontrando el tratamiento adecuado se van dejando atrás la sintomatología, que es propia de cada uno. Esta partícularidad nos limita la posibilidad de encontrar el diagnóstico y el medicamento que nos hace bien. 

A diferencia de otras enfermedades(diabetes, hipertensión, alergias) donde el médico incluye en el tratamiento, además del medicamento, toda la información que le permite al paciente mantener controlado su padecimiento,  en la bipolaridad el acceso a información no se consigue en la primera crisis.

Es normal que uno choqueado con la sintomatología se resista a aceptar el diagnóstico, a veces pasan años( en mi caso una década), pero cuando el ánimo vuelve a traernos otra crisis comenzamos a dudar y al final con mucha resistencia nos reconocemos como pacientes únicos.

Cuando se comienza a recibir psicoeducación terminamos asimilando que nuestro diagnóstico es crónico, biológico y recurrente. Los medicamentos ayudan a estar en equilibrio y hacen más benignas las crisis, que pueden gatillarse o no por el estrés, las crisis vitales. También nos ayuda buenos hábitos de vida en cuanto a los alimentos, el ejercicio físico y el sueño.

Al final nuestra vida como pacientes muchas veces en nuestro fuero interno gira en torno a la enfermedad y es común que aunque estemos sanos no pase un día sin que pensemos en ella, en nuestros síntoma, la última crisis y sobre todo el sufrimiento de nuestra familia por querer que volvamos a la normalidad junto a la desesperación por no poder ayudar de forma efectiva. 

La amistad que surge entre pacientes nos ayuda a reconocernos y aprendemos de todos los que hemos conocido a tal punto qué cada uno aporta un consejo, un conocimiento o una información lo que es tan valioso, que nos ayuda a superarnos cada día.

De mi amiga Susana, he aprendido tanto que creo que ella no lo dimensiona.

Me hizo ver que mi alegría de vivir era por la presencia de Dios y éso, me ha hecho desarrollar una espiritualidad que me hace mucho bien.

También he aprendido que su generosidad la ha entregado a muchos pacientes y familiares durante 30 años en un Hospital Público. Es un mérito que significó dedicar su tiempo brindando su apoyo y su consejo. Creo que muchos pacientes y familias te recuerdan como alguien que sabe escuchar, pero también les entregó su ayuda certera. Esta es una experiencia única en Chile por lo que tiene un inmenso valor, ha servido al modelado de los pacientes, las buenas conductas y consejos siempre se van traspasando y eso nos ayuda en lo cotidiano a aprender a hacerle frente a la enfermedad y no transitar hacia los caminos que la pueden desencadenar.

Cada publicación de Susana me enseña su gran capacidad para explicar con claridad excelente sus apreciaciones de la bipolaridad y sus vivencias. Quizás piense que no es intelectual porque le falta un Título, pero sus conocimientos, su dedicación al arte ( Ballet, pintura) y a la escritura, me hace reconocer en ella su pertenencia a la intelectualidad. Has sido creadora de una obra rica en frases, en experiencias de vida, en conocimientos de un lugar mágico de Chile llamado Chiloé, dándonos a conocer de primera fuente su gente, su geografía, sus costumbres, sus animales. 

Todo esto con gran fineza y respeto hacia lo que te rodea. También de ti aprendimos tus habilidades para con poco hacer, logras un delantal, un detalle amoroso para una amiga y algo que me ha impresionado, es la fuerza de voluntad con la que con entusiasmo te entregas a aprender a tejer, para crear prendas útiles con lanas de ovejas chilotas, maravillosas.

Y por último  es maravilloso ser parte de la aventura compartida con tu esposo, haciendo de cada sitio un hogar que disfruta con tranquilidad, deteniéndose en los detalles de las cortinas, los muebles inventados y las flores siempre presentes. 

Eres única, especial y tú obra te hace una intelectual.

Por eso creo que en comunicación con otras personas, debe primar todo lo que eres y sientes, dejando el diagnóstico para las personas que decidas deben saberlo aunque sea público lo que escribes.

Eso es lo que te define, todo lo que eres, tú espiritualidad y lo que entregas a los demás. Tú eres grande y la bipolaridad es la parte más pequeña de ti.

Con todo respeto y cariño para ti.

Odaliz Mirabal Rodríguez. 


sábado, 19 de septiembre de 2020

El planeta tierra está para sembrar y para vivir el propio oxígeno. 


martes, 15 de septiembre de 2020

La Búsqueda en Uno Mismo.

 De todo lo que pensamos y de todo lo que nos dicen los demás, la balanza está en la búsqueda de tranquilidad. 

Las mejores respuestas se encuentran, claramente, cuando uno las busca en uno mismo. 

Ni el tiempo, ni la razón, como el conocimiento adquirido, son necesarios para cumplir la misión de cada uno. 

Lo genuino está en lo puro, natural y propio que vive en todo y en todos. 

Desde una simple sensación se puede concluir en confiar o experimentar la desconfianza. 

De las enseñanzas que guardan los libros, lo difícil es ponerlas en práctica.


lunes, 14 de septiembre de 2020


A través de la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto, obtenemos  información sin necesidad que alguien nos explique.