martes, 18 de junio de 2019



Amor, fuente de confianza en lo Supremo que permite hacer sacrificios sin sufrir. 






En el abandono del pensamiento habita el silencio donde se escribe lo que aflora de la propia espiritualidad.






La fe inamovible permite que todo cambie en la existencia humana,
cuando la vida se viste de todo aquello que nos hace sufrir.


sábado, 15 de junio de 2019

Conversando junto a las notas de Chopin.



Somos esencia, tenemos una personalidad, pero ninguna enfermedad nos define. 

Es por eso que debemos separar el diagnóstico con lo que somos como seres humanos, manteniéndolo controlado con lo que corresponde, "el tratamiento", el tratamiento siempre será el principio de nuestra salud mental, bueno y necesario para no mal pensar y para refugiarse en el buen espíritu.

Comúnmente no nos desconectamos del TAB, siendo que esta denominación significa estar fuera del sano juicio,  sin considerar que el Trastorno Afectivo Bipolar, desaparece cuando logramos tener claro "que somos capaces de responder por nuestros propios actos".

 El TAB es algo que nos vuelve vulnerables y nos afecta como lo es una gripe, un enfriamiento nos enferma, necesitando tiempo para recuperarnos, luego la gripe desaparece, pero no significa que una gripe nunca más se repetirá, el autocuidado evita recaer, la afección bipolar funciona de manera similar,  en relación a que desaparece, pero recae al "exponernos a situaciones emocionales complejas", cuidarnos de entrar en conflictos, permite mantenernos alejados de aquello que activa el TAB, como es la ira, los malos pensamientos, la pelea, los celos.

Cuando descubrí que desde lo que siento se activa lo bueno o malo, cuido de evitar todo aquello que a mí no me parezca bueno.

 La psiquiatría me ayudó a darme cuenta que acostumbraba a complacer y parecer bien y sin que nadie me lo pidiera, viví reconociendo mis defectos y cuando alguien me los hacía ver le daba la razón, hoy me alimento de aquello que nunca antes supe que era lo mejor de mi, mis propias virtudes.

Es cierto que todos somos personas valiosas, lo sabemos cuándo aprendemos a valorar el principio de "nuestra capacidad de respeto a sí mismo". 

Cuando dejamos que un diagnóstico asociado con locura nos convenza que estamos o que somos locos, no estamos reconociendo que la locura se mantiene en la ignorancia, de todos quienes no entienden que la bipolaridad trastoca los sentidos porque la "raíz de esta enfermedad radica en el miedo", en el miedo a no saber qué hacer con aquello que "nos intimida". Recurriendo quienes la experimentamos, a perder la razón por no saber qué hacer con lo que no entendemos del mal espíritu. Todo esto y más, lo sé porque me lo enseñó la misma enfermedad. Es por eso que no me hago cargo de lo que no entiendo. Que se haga cargo quien tenga que hacerlo, porque yo aprendí a dejar pasar al mal que no es mío, pero que hace presa de mí cuando le temo.

Cada quien se refugiará donde encuentre su paz, yo la encuentro en el Padrenuestro.




jueves, 13 de junio de 2019


Después de entender que el Trastorno Afectivo Bipolar se activa con lo que siento, decidí no detenerme  en todo aquello que no es bueno.



sábado, 8 de junio de 2019



Gracias a la conciencia es que se puede creer en uno mismo.





La queja enceguece, la envidia arruina el propio respiro y el disimulo.