lunes, 16 de octubre de 2017

Crecer con optimismo.


Esta reflexión fue el resultado de una conversación con alguien que se afirma en su vanidad, ego y en su sentido existista. 

Aún no alcanzo a ser la persona que quiero ser, puede servir para no sentirse insuperable.

El desafío diario de querer ser mejor persona, barre con todos los fantasmas de engreimiento, hay que entender que es más cierto el crecimiento, cuando estamos dispuestos a partir siempre de cero.

"No juzgues cada día por lo que cosechas, sino por lo que plantas"

Robert Louis Stevenson.


miércoles, 11 de octubre de 2017

Examínate


Entrar en el mundo bipolar, no es hablar solo de una enfermedad, sino también de darnos cuenta de la ignorancia en que vivíamos…  después del dolor, algo nos demuestra que la vida no se viste solo de razones… sino que ante todo de sentimientos.

"Primero tienes que aprender las reglas del juego, y después jugar mejor que nadie"

Albert Einstein


martes, 10 de octubre de 2017

Saber Elegir con Inteligencia


Cuando somos diagnosticados con bipolaridad, de todas las características nos sorprende saber que el gen bipolar, aporta el sentido de genialidad, ocurrencia, inteligencia.

Esto se ha comprobado en personajes de la historia con bipolaridad, quienes han dejado muestras de su excelencia;  son los grandes literatos, músicos, pintores, quienes coinciden haber sido afectados por esta enfermedad y  ser creadores de obras inmortales como Schumann, Churchill, Vincent  Van Gogh, Tchaikovski y tantos otros genios del arte y  la belleza de todos los tiempos.

La inteligencia innata que aporta la bipolaridad, dependerá de saber valorarla y bien ocupar.

El significado de inteligencia, habla de ser un palabra compuesta por dos términos: intus (“entre”) y legere (“escoger”). Por lo tanto, el origen etimológico del concepto de inteligencia hace referencia a quien “Sabe elegir”. 

Esta cualidad, no es difícil de encontrar incluso en el paciente de menor recurso económico, en todos queda demostrado la gran capacidad de entendimiento, sin embargo, no falta alguno, que ocupe su inteligencia para su propio auto engaño, empeorando su propio desarrollo de salud mental y su calidad de vida, por su jactancia o soberbia.

Y sigo pensando lo que alguna vez publiqué en este Blog.

Si alguien te considera excepcional, sin saber que eres bipolar, cuando se entere, de seguro que te tilda de raro, porque al medio común, no le es fácil tratar con inteligentes.

La inteligencia puede ser el mejor recurso para crear el propio sistema de vida, como también para confiar que todo está en uno y que la propia experiencia es la mejor fuente de conocimiento y de sensatez.

"La inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio"

Stephen Hawking


lunes, 9 de octubre de 2017

Información que no cambia en el tiempo.


En una de las Charlas de la Agrupación de Pacientes Bipolares del Hospital del Salvador dirigidas por el Dr. Pedro Retamal C, los familiares le consultaron ¿Cuál es el mejor médico-psiquiatra para tratar la bipolaridad de un paciente?, la respuesta fue la siguiente: “El mejor médico-psiquiatra, para tratar la bipolaridad, es aquel que consigue el tratamiento adecuado para el paciente”



Sin darnos cuenta de la nada
 nos sorprende lo bueno.


Desde Mi Experiencia.



La experiencia en relación a la pérdida del sano juicio, para muchos puede pasar a ser una fuente de conocimiento de sí mismo, no sé si exista otra enfermedad, que nos lleve a buscar  el sentido de la propia verdad, como lo pide este diagnóstico bipolar.

Cualquier otra enfermedad puede ser considerada como algo que a todos puede afectarnos, pero no este trastorno, del cual no conocemos del porqué su razón de ser; cada día somos más los afectados y sin respuesta… como tampoco no conocemos un método de cómo “prevenir esta enfermedad".

Los estudios dejan demostrado que es una afección en relación a las emociones y que termina afectando la química de nuestro cerebro y luego por fortuna, la ciencia encuentra la posibilidad de estabilizar la conducta y el ánimo de los pacientes, recurriendo a químicos denominados “estabilizadores del ánimo” luego, es el médico-psiquiatra quien a través de un proceso de estudio,  determina lo efectivo que será el tratamiento en el paciente.

Pero la naturaleza de quien padece este trastorno, solo la conoce quien la experimenta, y se ve expuesto a lidiar con lo desconocido, que aparece como realidad de sí mismo, sin querer ser propietario ni generador de esos delirios, los que “sin enfermedad activa”, esos delirios no habitan en el alma… ni en la propia conciencia; así es, como en el tiempo tenemos que dejar de sentirnos culpables de lo que no hemos elegido,  entonces,   empezamos a darnos cuenta, de lo utilizados que somos como fuente de pesadillas espirituales.

Cada cual, lo interpreta como quiera, pero el sentido común de los pacientes, nos dice que esta enfermedad no se reviste de dulzura, de paz o de amor, los dominios experimentados no tienen otra cosa, por decir lo menos, que el susto, el sobresalto y el pavor; lo que la ciencia determina como psicosis, lo que es una tremenda ayuda,  que hombres de buena voluntad, entreguen su tiempo a la investigación en busca de respuestas y solución al dolor; que de no ser así, estaríamos más perdidos aún.

Pero llámese psicosis, delirios, confusión, locura, los elegidos por destino o casualidad, somos quienes nos vemos obligados a tener que aceptar, lo feroz, como algo  normal.

Quienes vivimos acompañados de esta anormalidad, no es eso no más, porque de no buscar la propia sanación, nunca veremos   este algo, como que pasó y pasó; lo que entra en nuestra vida no sale más y nada es suficiente para borrar el mal recuerdo y hacerlo desaparecer; entonces, nos queda el deber de saber cómo levantar la moral.

En mi caso, después de poner como propósito de vida, todos mis buenos esfuerzos por responder a mi propio derecho y deber de existencia humana, por esta enfermedad, sin merecerlo, he sido recluida en más de una internación… sin ser culpable, sin haber dañado a alguien, solo que he tenido que consentir ser presa útil, para matar no solo mi paz, sino de todos quienes me quieren.

Así es la vida de algunos, tener que conocer dentro de su realidad lo que es la flagelación psíquica; pero no todo lo que conocemos es lo único real, por eso que apartarnos de lo mundanal, acompañados de la propia ignorancia, nos sirve para saber que más cerca que lejos, hay algo maravilloso que nos demuestra lo que es verdad.

Desde la reflexión puedo alcanzar el amor espiritual, que me aparta del dolor y me acerca a Dios Padre.



domingo, 8 de octubre de 2017

Conócete a ti mismo.


La reflexión se refiere a analizar algo con detenimiento. 

Se dice que en los tiempos actuales, el hombre es menos reflexivo, porque lo motiva la distracción.

Una frase que muchos escuchamos y en la cual no nos detenemos a valorar su gran significado  "Conócete a ti mismo", lo que habla de la capacidad de desarrollar el auto conocimiento, discernimiento y prudencia, lo tan opuesto a la estupidez, que aunque se experimente, no impide recoger en uno mismo, la capacidad de reflexión.

Esta antigua frase griega,”Conócete a ti mismo”, es la más sencilla invitación a reflexionar sobre sí mismo.

Esta frase, cargada de alto valor ético y para algunos religioso, es también una orden contundente e inquietante a la vez, porque nos enfrenta a los hombres, seres curiosos y ávidos de conocimiento como somos, a la evidencia de la necesidad de conocernos, comprendernos y aceptarnos a nosotros mismos; con frecuencia también nos enfrenta a la evidencia de la carencia de ese autoconocimiento y consciencia de lo propio y personal.

Una vez más son los griegos antiguos, que desarrollaron el conocimiento racional de la naturaleza, los que también centraron su reflexión en el hombre y por tanto en ellos mismos, nos dice que en el patio del templo de Apolo en Delfos, había inscritas tales como:
“conócete a ti mismo” (Γνῶθι σαυτόν, gnóthi sautón),

“nada en demasía” (Μηδέν άγαν,medén ágan).

Según el mismo Pausanias, estas frases, que recibían a quienes consultaban el oráculo, se atribuían a los Siete Sabios (Cleóbulo de Lindos, Solón de Aténas, Quilón de Esparta, Bías de Priene, Tales de Mileto, Pítaco de Mitilene, Periandro de Corinto).


Ya Platón nos había dicho en su diálogo Protágoras, que los Siete Sabios mostraron su admiración hacia el saber lacedemonio “cuando, reunidos en Delfos, quisieron ofrecer a Apolo, en su templo délfico, las primicias de su sabiduría, y le consagraron las inscripciones que todo el mundo repite: “Conócete a ti mismo y nada en demasía”.





"Es mejor saber después de haber pensado y discutido, que aceptar los saberes que nadie discute para no tener que pensar"

Fernando Savater

sábado, 7 de octubre de 2017


Cada historia que causa tristeza a otro, viene de la tristeza que a ese alguien, otro le causó, para terminar con la tristeza, ámate a sí mismo, es el único amor que no sólo consumirá el propio dolor.


Sacarse la venda de los ojos.


Todos experimentamos el deseo de compartir momentos, donde necesitamos sentirnos comprendidos y escuchados.


Pero, lo bueno para contentarse con eso, es estar abiertos a confiar y a aceptar que nos ayuden, no solo siendo escuchados, sino, también estar dispuestos a cambiar la propia conducta, de lo que no hacemos bien.

Conversaba con Marcela a quien siempre escuché, comprendí y valoré, pero un día algo me hizo mirar su historia desde otro punto de vista… en un momento pensé que era cierto que la compadecí, pero de pronto me di cuenta, que no siempre quien cree sobrellevar problemas tiene la razón.

Entonces me atreví a decirle lo que tal vez le iba a desagradar, pero no, Marcela estuvo sorprendida y agradecida de mi claridad para hacerle ver que todo lo que pasaba por ella, como lo relataba, dejaba en claro que nunca podía surgir porque "todos le fallaban" y nunca le escuché decir en qué  "falló ella o en qué se equivocó"

Sus comentarios, continuamente estaban relacionados a cómo los demás la perjudicaban; esta vez por primera vez se miró a sí misma, reconociendo que nunca se hizo cargo de su propia vida, pudiendo tomar decisiones con su criterio.

Dijo: es verdad que mi vida depende de lo que yo genere y  no de los demás y estuvimos de acuerdo, lo significativo que es no darle valor o importancia desmedida a lo que viene de fuera, la vulnerabilidad, por falta de amor a sí misma, nos puede llevar a sentirnos menoscabadas.

Y nos quedamos en eso, reflexionando en cómo podemos llevar una tremenda venda en los ojos y no nos damos cuenta... 

Esto me hizo recordar a los inicios de mis terapias, cuando explicaba llorando, lo dañaba que me sentía con las mentiras creadas por algunas conocidas, que hasta hoy recuerdo y aunque mis terapeutas me repetían en todas las sesiones lo que debía hacer,  no me era posible asimilar, por estar empecinada en la injusticia que me amargaba y no escuchar en como me guiaban: “Si no era cierto lo que de mí inventaban, ¿por qué lloraba?”, cuando me di cuenta de esa tremenda verdad, es que aprendí: “Lo que viene de los demás no me pertenece”

"Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te consideres obligado a llevársela"

Pitágoras


viernes, 6 de octubre de 2017

La Ganancia.


Enfrentar un diagnóstico relacionado con la propia psiquis de un momento a otro, es un impacto imposible de interpretar, de aclarar, de explicarse o explicar, incluso después que pasa una crisis; perder el control del pensamiento y de la acción, no paraliza solo al afectado con su violento misterio, sino a quien esté por delante, impidiendo que actúe  la voluntad, intelecto o el aspecto socio-económico, nada frena el impulso de la crueldad;  vivirlo es el principio del más absurdo y doloroso desconcierto.

Y no solo al afectado le aplasta la moral dicho revés, sino para todos los componentes de una familia y también para los amigos de verdad; pero es tan maravilloso tener un corazón lleno de fe, saber que una sencilla petición hecha una oración, permite lo más necesario, calmar el espíritu inquieto de todos y sólo quien recibe con humildad la Gracia de Dios, puede dar fe que el Espíritu Santo, nos acompaña y hace su obra; en relación a la fe se sabe que es algo personal, tan personal como todo lo que comparto en este Blog.

Pero al pasar el tiempo a veces los años, sin darnos cuenta, vamos comprendiendo la importancia que tiene  explorar en el mundo personal, como principio de esta fuente de existencia que cada uno es y desde donde nace todo lo que transcurre y queda para siempre.

Perder el centro de la propia realidad, puede llevarnos a dos cosas, una asustarnos de por vida o impresionarnos de nosotros mismos de todas las capacidades que desconocemos, entendiendo que lo vivido no ocurre por accidente, sino desde aquello que contribuimos consciente o inconscientemente desde el sentir; es así como, desde un mundo que se hizo cristal esparcido en mil pedazos, nace una vida nueva, donde habita el auténtico auto significado…

Existir es mucho más hermoso cuando del dolor recogemos integridad, intimidad y una realidad con expectativas de madurez, para darnos a la razón, que somos dueños de abandonar la batalla de la equivocación.

Y, de tanto caminar en busca de la realidad, distinguimos lo posible que es mirarse a sí mismo, que a pesar de la confusión, florecen las virtudes siendo la mejor fortuna, no sólo para sí, sino para la humanidad.

Así es como desde la tormenta de los porqué, nos quedamos con lo relevante, descubrir que no somos uno más y que para amar, necesitamos amarnos cada día más.

"Antes de convencer al intelecto, es imprescindible tocar y convencer al corazón"

B. Pascal.


jueves, 5 de octubre de 2017

A veces una Problemática


Los estados de ánimo en la bipolaridad sabemos que son cambiantes, estas sugerencias que planteo, no son apropiadas para un paciente depresivo, las personas que padecen de estados depresivo, necesitan de una atención mayor en relación al afecto, a la preocupación de su alimentación, de ayudar en su aseo personal y de una compañía constante en todo lo que ayude a superar su estado de tristeza...

Pero, en otros casos la madurez del paciente se puede ver frenada al no tener el valor, para decir a quien trata de ayudarlo en el diario vivir, lo perjudicial que le resulta esa "preocupación desmedida e inoportuna" por quien o quienes convive, el proceso de mejoría  del paciente, necesita conseguir independencia, para alcanzar confianza en sí mismo.

En general alguien o la familia muchas veces terminan creyendo, qué quien experimenta este síndrome “no piensa” que ha perdido el interés por todo y que necesita ser estimulado corrigiendo sus conductas o siendo aplaudido o adulado; lo cierto que en general, los pacientes reconocen recibir  estímulos que no siempre son apropiados y preferirían se les "respetara su necesidad de independencia"

 Muchas veces los estímulos externos ni siquiera sirven como distractores, más bien alteran la tranquilidad mental del paciente, lo más adecuado es el trato en relación a  la normalidad, más que darle ideas por concretar, haciéndole notar que no cumple en relación a sus deberes. 

Muchas familias dicen cansarse al tener que actuar con una psicología que ellos desconocen, pero la base de esa psicología no es otra que no abordar a la persona como un enfermo, tal vez, "mirarlo como una visita con quien predomina el buen trato" y no el abuso de confianza, por ejemplo.

El proceso mental de recuperación requiere de tiempo, mientras tantos las sensaciones y las percepciones nos llevan a entender más pronto y sin palabras lo que ocurre en nuestro entorno, es por eso, se intensifican estas reacciones de molestia en que nos hagan ver lo que tenemos claro, a través de esta sensibilidad tan particular, pero que aún estando conscientes de todo, uno mismo no puede llegar y actuar.

Cualquiera sea el episodio o estado del paciente siempre estamos conscientes, por eso no es imposible integrarlo al quehacer del día a día, pero ojalá sin que se nos diga esa frase que se escucha,  como llamado de atención más que de felicitación ¡Ves que puedes! 

La mejor manera de compartir con el paciente es guardar silencio, porque en ese silencio es posible entendernos, revisarnos y ordenarnos.

A quien quieras ayudar, más que darle todo hecho, pídele ayuda y ante cualquier pregunta dí ¿Qué piensas tú?

"El silencio es el único amigo que jamás traiciona"

Confucio


miércoles, 4 de octubre de 2017

Nuestros Tres Mundos.


¿Sabes de lo que guardas en cada uno de estos mundos, los más íntimos de la existencia humana; espiritual, emocional y racional?

 Sobre la Espiritualidad: “Definición de espiritualidad. ... Este adjetivo (espiritual) refiere a lo perteneciente o relativo al espíritu. La noción de espíritu, por su parte, está vinculada a una entidad no corpórea, al alma racional, a la virtud que alienta al cuerpo para obrar o al don sobrenatural que Dios concede a ciertas criaturas”

Sobre lo emocional: “El desarrollo emocional o afectivo se refiere al proceso por el cual el ser construye su identidad (su yo), su autoestima, su seguridad y la confianza en sí mismo y en el mundo que lo rodea, a través de las interacciones que establece con sus pares significativos, ubicándose a sí mismo como una persona única” 

Sobre lo racional: “Definición de racional. Del latín rationalis, racional es lo perteneciente o relativo a la razón. Este concepto tiene numerosos usos, como las referencias a la facultad de discurrir, el motivo o causa, el argumento que se esgrime para apoyar algo, o el cociente de dos números. ... Lo racional se opone a lo irracional”


“Un hombre que no encuentra satisfacción en sí mismo la buscará en vano en otras partes”

La Rochefoucauld.



También somos las mejores razones.


martes, 3 de octubre de 2017

La Racionalidad y la Bipolaridad


La bipolaridad nos priva muchas veces de una sana racionalidad, no siendo esto un propósito intencionado de la persona, este acontecimiento resulta perjudicial en la estabilidad psíquica, emocional e incluso, muchas veces, física para los pacientes, impidiendo, después de estos episodios, recuperar la propia confianza en algunos pacientes, transformándose en un profundo complejo, inseguridad  y en un sentido de injusticia para sí mismo, difícil de superar.

Mirar la propia realidad como paciente, como algo que daña a la persona de por vida, es hacer de sus síntomas (que ya pasaron) una tragedia, lo que no favorece a la persona en cuestión, ni a su entorno familiar.

Recuperar la racionalidad, la capacidad de entendimiento, es comprender que la vida no es un juego y que no nos queda más, que dejar pasar a ese misterio que nos atrapa y que tal vez, sin saber cuándo nos volverá a atrapar, si es que no hay regularidad en el tratamiento. 

Es cierto que es una tarea o una lucha con uno mismo, tener voluntad y valentía, para hacerse cargo de los propios actos inconscientes, siendo lo primero apartarse de la culpabilidad de ellos, porque no son elegidos por el paciente, sino causas de esta enfermedad, y basados en impulsos que son un misterio pàra nosotros mismos. 

Muchas veces queremos saber el porqué nos ocurren estas descompensaciones psíquicas, lo más importante es que la esperanza de la recuperación está en la ciencia, quien afortunadamente, cambia estos estados a través del medicamento o denominados también como estabilizadores del ánimo.

Pero, luego de estar absolutamente en equilibrio y conectados con nuestra propia realidad y esencia, nos queda "hacernos cargo de cómo enfrentar la recuperación del propio raciocinio" lo que consiste es un estado de conciencia que en forma sigilosa, nos muestra y nos lleva a enfrentar y a entender que no hay más, que aunque nos duela, debemos aceptar lo que nos tocó por destino,  que por ahora ya pasó y hemos vuelto a la normalidad.

Esto tan extraño para algunos, nos seguirá sirviendo para dejar pasar los misterios inentendibles de la mente, eso, que nos atrapa  y no nos deja darnos el necesario valor a nosotros mismos, alejándonos de nuestra propia dignidad, esa cualidad humana que depende de la propia racionalidad y del equilibrio recuperado.

Después de todo, podemos concluir que no es la enfermedad quien se apropia de nuestras decisiones, si no, que siempre recuperaremos nuestro sano juicio, para seguir siendo dueños de gobernarse con fidelidad de acuerdo a los propios principios, al amor y respeto a sí mismo.


Confía.


Cuando nos sentimos perjudicados por lo que alguien dice o dijo y “sabemos que no es verdad” no hay motivo para sentirse herido o dañado, la verdad tiene relación directa con lo que uno mismo conoce. 


lunes, 2 de octubre de 2017


No permitas que se escape
 lo más sublime y apreciable de ti
-El respeto a sí mismo-





Posible o Imposible


 Los pacientes que no quieren cambiar,  culparán de sus derroches o sus  excesos de personalidad a la bipolaridad, un paciente que se queda enredado en eso, deja demostrado la falta de valentía  para aceptarse a sí mismo, "cambiar es imposible para quien le da poder a sus caprichos, a muchos no le es fácil aceptar que cada cual tiene responsabilidades" y que no corresponde involucrar, incluso, a la sociedad de las propias debilidades o errores.

Para tener seguridad que la bipolaridad no es dueña de nuestros actos, no abandones el tratamiento.

Si alguien no supo hacer de otro, lo que el otro aspiraba ser, cuando  trató de educarlo con el propio uso de razón, cualquier tiempo es propicio para elegir quien se quiere ser y para ser mejor. 

Cuando nos declaramos únicos e irrepetibles, podemos apropiarnos de nuestras virtudes y trabajar para mejorar nuestros defectos.

El crecimiento es personal, quienes nos rodean con todo lo que de ellos nos puede molestar, no son parte de lo que nos corresponde mejorar, si es complejo cambiar en lo personal, menos fácil es hacer cambiar a otro.
Toma decisiones acertadas, piensa que si ves todo como imposible, también puedes ver todo como posible. 

"El optimista tiene siempre un proyecto; el pesimista, una excusa"


Anónimo.



Es tan fácil alimentarse de lo que a uno no le gusta y de lo que uno no quiere. Es decir hablar de lo que nos perjudica, de lo que nos molesta y no acostumbramos a hacer una lista larga de lo bueno que tenemos.

Invitación


Como todos los Lunes en el Hospital del Salvador en Sala Terapia de Grupo 2* Piso de Psiquiatría, el Grupo de Autoayuda conversa sobre bipolaridad y depresión. Desde las 14:00 hrs.

Es un espacio donde asisten personas que están dispuestas a entender y no a encerrar su caso en un problema sin solución.

La medicina, la psicología, es una de las partes de la mejoría del paciente, pero quien tiene el deber de entender qué hacer con su experiencia en todo momento, es el propio paciente.

La bipolaridad no impide el conocimiento de sí mismo, esfuérzate.

Confirmar asistencia a librobipolar@gmail.com si no, igualmente puedes llegar, es sin costo alguno.