domingo, 20 de septiembre de 2020

Amistad Entre Pacientes.

 

Opinión de Odaliz Mirabal. 

La bipolaridad como enfermedad es traumática para el paciente y su familia. El debut de la primera crisis diría que es catastrófico porque nos convertimos en alguien que no somos y aunque para la mayoría se conserva el juicio de realidad el paciente no puede hacer nada para revertirla, hasta que encontrando el tratamiento adecuado se van dejando atrás la sintomatología, que es propia de cada uno. Esta partícularidad nos limita la posibilidad de encontrar el diagnóstico y el medicamento que nos hace bien. 

A diferencia de otras enfermedades(diabetes, hipertensión, alergias) donde el médico incluye en el tratamiento, además del medicamento, toda la información que le permite al paciente mantener controlado su padecimiento,  en la bipolaridad el acceso a información no se consigue en la primera crisis.

Es normal que uno choqueado con la sintomatología se resista a aceptar el diagnóstico, a veces pasan años( en mi caso una década), pero cuando el ánimo vuelve a traernos otra crisis comenzamos a dudar y al final con mucha resistencia nos reconocemos como pacientes únicos.

Cuando se comienza a recibir psicoeducación terminamos asimilando que nuestro diagnóstico es crónico, biológico y recurrente. Los medicamentos ayudan a estar en equilibrio y hacen más benignas las crisis, que pueden gatillarse o no por el estrés, las crisis vitales. También nos ayuda buenos hábitos de vida en cuanto a los alimentos, el ejercicio físico y el sueño.

Al final nuestra vida como pacientes muchas veces en nuestro fuero interno gira en torno a la enfermedad y es común que aunque estemos sanos no pase un día sin que pensemos en ella, en nuestros síntoma, la última crisis y sobre todo el sufrimiento de nuestra familia por querer que volvamos a la normalidad junto a la desesperación por no poder ayudar de forma efectiva. 

La amistad que surge entre pacientes nos ayuda a reconocernos y aprendemos de todos los que hemos conocido a tal punto qué cada uno aporta un consejo, un conocimiento o una información lo que es tan valioso, que nos ayuda a superarnos cada día.

De mi amiga Susana, he aprendido tanto que creo que ella no lo dimensiona.

Me hizo ver que mi alegría de vivir era por la presencia de Dios y éso, me ha hecho desarrollar una espiritualidad que me hace mucho bien.

También he aprendido que su generosidad la ha entregado a muchos pacientes y familiares durante 30 años en un Hospital Público. Es un mérito que significó dedicar su tiempo brindando su apoyo y su consejo. Creo que muchos pacientes y familias te recuerdan como alguien que sabe escuchar, pero también les entregó su ayuda certera. Esta es una experiencia única en Chile por lo que tiene un inmenso valor, ha servido al modelado de los pacientes, las buenas conductas y consejos siempre se van traspasando y eso nos ayuda en lo cotidiano a aprender a hacerle frente a la enfermedad y no transitar hacia los caminos que la pueden desencadenar.

Cada publicación de Susana me enseña su gran capacidad para explicar con claridad excelente sus apreciaciones de la bipolaridad y sus vivencias. Quizás piense que no es intelectual porque le falta un Título, pero sus conocimientos, su dedicación al arte ( Ballet, pintura) y a la escritura, me hace reconocer en ella su pertenencia a la intelectualidad. Has sido creadora de una obra rica en frases, en experiencias de vida, en conocimientos de un lugar mágico de Chile llamado Chiloé, dándonos a conocer de primera fuente su gente, su geografía, sus costumbres, sus animales. 

Todo esto con gran fineza y respeto hacia lo que te rodea. También de ti aprendimos tus habilidades para con poco hacer, logras un delantal, un detalle amoroso para una amiga y algo que me ha impresionado, es la fuerza de voluntad con la que con entusiasmo te entregas a aprender a tejer, para crear prendas útiles con lanas de ovejas chilotas, maravillosas.

Y por último  es maravilloso ser parte de la aventura compartida con tu esposo, haciendo de cada sitio un hogar que disfruta con tranquilidad, deteniéndose en los detalles de las cortinas, los muebles inventados y las flores siempre presentes. 

Eres única, especial y tú obra te hace una intelectual.

Por eso creo que en comunicación con otras personas, debe primar todo lo que eres y sientes, dejando el diagnóstico para las personas que decidas deben saberlo aunque sea público lo que escribes.

Eso es lo que te define, todo lo que eres, tú espiritualidad y lo que entregas a los demás. Tú eres grande y la bipolaridad es la parte más pequeña de ti.

Con todo respeto y cariño para ti.

Odaliz Mirabal Rodríguez. 


sábado, 19 de septiembre de 2020

El planeta tierra está para sembrar y para vivir el propio oxígeno. 


martes, 15 de septiembre de 2020

La Búsqueda en Uno Mismo.

 De todo lo que pensamos y de todo lo que nos dicen los demás, la balanza está en la búsqueda de tranquilidad. 

Las mejores respuestas se encuentran, claramente, cuando uno las busca en uno mismo. 

Ni el tiempo, ni la razón, como el conocimiento adquirido, son necesarios para cumplir la misión de cada uno. 

Lo genuino está en lo puro, natural y propio que vive en todo y en todos. 

Desde una simple sensación se puede concluir en confiar o experimentar la desconfianza. 

De las enseñanzas que guardan los libros, lo difícil es ponerlas en práctica.


lunes, 14 de septiembre de 2020


A través de la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto, obtenemos  información sin necesidad que alguien nos explique. 



domingo, 13 de septiembre de 2020

 El amor no significa siempre lo mismo, porque basta la rabia, para hacerlo desaparecer. 


sábado, 12 de septiembre de 2020

Me Calma Mi Consciencia.

 Traspasar en palabras escritas mis propios cuestionamientos en relación a la importancia de las conductas humanas en el tratamiento de la enfermedad bipolar, es una gran responsabilidad que me compromete con el principio y el valor que ejerce en el ser humano la ética moral, lo que no es otra cosa que elegir el camino de lo bueno, una semilla recogida de una formación basada en el amor al prójimo y en el compromiso fiel a los principios que me inculcaron mis padres y mis abuelos. 

Mis reflexiones se alimentan de mi propias experiencias y a la vez del compartir con más de mil pacientes Bipolares, quienes me han ayudado a comprobar que no existe uno entre ellos, que deje demostrado que es poseedor de maldad estando en su sano juicio y es eso, lo que me hace pensar que somos elegidos los que espiritualmente no hemos sido capaces de dañar a otro, los predilectos para ser transformados en seres  sufrientes porque sí y a la vez, quienes nos aman, sufran con y por nosotros también. 

Estoy cierta que no siempre podré darme a entender de una manera ni fácil o clara, pero me calma mi consciencia la que me permite estar segura de no engañar en mi más cierta verdad, qué ese espíritu destructivo que se esconde detrás de este conflicto desconocido, no pudo ni ha podido destruir mi refugio inamovible ante el  miedo como es la fe en Dios. 

Y sigue siendo esa esencia la que me aclara, la misma que permite esperar en silencio que en mis compañeros de ruta, germine la semilla, para que juntos cosechemos tan cierta verdad.

De lo que pienso... se hace realidad en el buen sentimiento de Odaliz, una persona que me enseña y refuerza, una vez más, con  tan especial apreciación de su parte lo que me anima a seguir. 

"Como disfruto leyendo tus publicaciones. La mejor psicoterapia la encuentro en cada frase que me llega como un consejo que nace de tu sabiduría y tu fineza. Tu experiencia es inagotable y tus ganas y desvelos por ayudar a alivianar la carga de la bipolaridad a tantos pacientes a lo largo de los años, es una misión que no se agota con tus publicaciones, porque sigues compartiendo lo que has vivido en palabras"

Agradecida sinceramente,

Odaliz Mirabal Rodríguez. 

viernes, 11 de septiembre de 2020

Laurita me Sorprendió.

 Es muy difícil decir a alguien que está alejado de Dios, aún habiendo sido creyente toda una vida, que vuelva a confiar en el Poder y la Gloria del Gran Creador de lo bueno y del Universo, pero más difícil me resulta no compartir lo que me ha permitido apartarme del mal, la oración que me acompaña desde niña, el Padrenuestro. 

Mi amiga Laurita de más de 80 años, hoy antes de despedirse con un buenas noches, me hizo este comentario:

"¿Te conté que tu me dijiste tiempo atrás de rezarle a Dios? y, aunque en ese momento no estaba muy convencida que lo iba a hacer, desde ese día no he dejado de hacerlo ni una sola vez y me siento muy bien. Es como una cita a la cual no puedo dejar de acudir"

Existen deberes que aún corriendo el riesgo de rechazo, no podemos dejar de enseñar o compartir, Laurita me sorprende con su buena nueva, recibió la buena intención y hoy se alimenta íntimamente de todo lo bueno que vive en ella, una conversación de gratitud y esperanza elevada a lo puro, nos permite entender que vive en nosotros mismos lo divino. 

Aquí comparto lo que me acompaña en cualquier momento. 

 Padre Nuestro.

Padrenuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 

Venga a nosotros tú Reino. 

Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. 

El pan nuestro de cada día dánoslo hoy y perdónanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. 

Y no nos dejes caer en la tentación. 

Más líbranos de todo mal. Amén. 

Susana Rodríguez Hidalgo. 

Buen Trato/Vulgaridad.

El fastidio, la vulgaridad, la agresividad, la grosería son factores que perjudican a cualquier persona y con mayor razón a un paciente bipolar que padece de alteraciones del ánimo. 
Ser educado, pareciera ser una característica de personas con estudios, dinero o una muy buena vida social, sin embargo la buena educación "nace de las buenas intenciones" de no querer perjudicar a otros, como tambien de no querer cometer faltas que nos perjudiquen a nosotros mismos. 
La enfermedad bipolar se basa en hacer perder por momentos el control de los impulsos... "mantener buenas conductas o costumbres", independiente de lo impertinente o la desfachatez de la bipolaridad, ciertamente influyen de manera favorable en el paciente, incluso, a la hora de perder el control de sus impulsos. 
Hay factores relevantes qué considerar a la hora de querer mantener la cordura y el bienestar, como por ejemplo "la voluntad, la paciencia y el buen trato".
La voluntad, es un pilar fundamental para confiar en lo posible que es superar los estados, ya sea una hipomanía, euforia o depresión, sólo necesitamos ponernos en acción para "cumplir con las indicaciones" que nos corresponden en cada caso.
La voluntad nos sirve para evitar recaer, porque hemos aprendido que dependemos  de la propia determinación de no soltar el autocontrol... para gozar de la propia tranquilidad y superación. 
La paciencia, nos conecta con la mansedumbre, la bondad, la suavidad, no con la soberbia, altanería o prepotencia... 
Paciencia, respeto y gratitud, principalmente para aquellos con quienes convivimos diariamente, los que muchas veces no saben cómo vencer el miedo y el dolor de vernos apesumbrados e incluso no saben cómo ayudarnos.
Paciencia con nuestro estados enfermizos, porque lo bueno nunca muere, todo pasa y todo cambia y cambiará. 
El buen trato educa, nos permite mantener una relación de respeto y de ser respetados. 
Cuidar nuestra manera de actuar, nos mantiene en una actitud de elegir el camino correcto, a no sacar provecho de la bondad de los demás, de probarse a sí mismo qué la bipolaridad no nos impide ser autosuficiente, útiles, valientes y dignos de admiración.

 Es bueno admirarse de uno mismo. 

Susana Rodríguez Hidalgo. 

jueves, 10 de septiembre de 2020

Sugerencias.


Haz una lista de lo que has superado.

Viste ordenado desde la mañana, haz tu cama, ordena tu pieza y después lo demás.

No corrijas ni critiques, mejor son las sugerencias. 

Pide ayuda, di por favor y gracias, si la otra persona no lo hace, no se lo hagas notar, hazlo tú. 

Haz una lista de pendientes. 

Piensa que lo tienes todo y nada te faltará. 

Considera qué el que compra, logra que quien le vende, obtenga una buena ganancia y se quede con tú dinero.

Organiza tu quehacer de colaboración en tu casa.

Aquí algunas posibles ideas.

Todas las noches limpia el baño un regalo para todos. 

Lunes: siempre abre ventanas y este día dedica un tiempo a los pisos. 

Martes: ordena los muebles de la cocina. 

Miércoles: limpiar vidrios o cambiar de ubicación los muebles. 

Jueves: lavado. 

Viernes: planchado.

Sábado: ayuda en la cocina. 

Domingo: Pon flores aún recogidas del camino y cambia el agua todos los días, cuida que no queden hojas dentro del agua. 

Aún viviendo en familia, saluda por las mañanas y  despídete con un beso en la frente con los tuyos, es la mejor manera de entregar cariño y respeto. Si vives solo di ¡Gracias Señor! porque siempre estás conmigo. 

Ante todo cultiva la prudencia y no dejes de agradecerle a quienes te brindan gestos amables y se el primero en entregarlos a cambio de tu satisfacción personal. 


Ciertamente.

 Para convivir tan cercanamente... se necesita cuidar de no hacer lo que le "moleste" al o los otros. 



Lo que Piensan y lo que Pensamos.

 Desde hace tiempo que mantenemos un diálogo abierto con la madre de un paciente varón de mas de 20 años y finalmente ella y yo, entendemos, claramente, qué es la personalidad de ella y las expectativas personales... lo que perjudica la autonomía de Mario Alonso. 

Marcela se esfuerza por dar lo que ella "cree" que es mejor para él y justamente está lejos de coincidir con lo que necesita un paciente bipolar que cumple con su tratamiento, dejó el alcohol, la posible influencia de drogas, pero sigue sin saber cómo dar a entender a quienes son parte de su familia, que comprendan que no es un enfermo mental, sino que necesita ser aceptado y respetado como todos para poder actuar.

Es así cómo esa confianza que pierde en sí mismo, se ve afectada por esa insistencia diaria  de recibir recordatorios... qué debe tomar sus medicamentos, le critican porque no camina, no trabaja, se levanta tarde, no se baña, todo ese conjunto y un cúmulo de "observaciones" a través de esa mirada recelosa y los comentarios en voz baja, "lo confunden y lo hacen creer que realmente él es un ser extraño" que incluso perjudica a los demás.

Es así como nos ocurre a muchos pacientes, quienes tomamos la opinión externa como una evaluación justa y certera, tomando autoridad sobre nuestro comportamiento, nuestro temor y nuestra acción. 

En el caso de Mario Alonso, es un ejemplo de sentir que su vida no tiene cambio y que aún poniendo la mejor disposición para la ayuda de sus médicos psiquiatras, quienes incluso admiten que es una persona de buenos sentimientos, educado y respetuoso, al final de cuentas no toma valor por la personalidad de con quienes convive.

Pareciera ser que la máxima proyección de padres, está en el cumplimiento de esos  sueños de un hijo qué alcance lo que los padres consideran como ideal, olvidando que un hijo, es algo para atesorar como la siembra única que requiere donde poner atención, para que crezca en la confianza que está siendo preparado y capacitado, para sostener su propio desarrollo, tanto así, como en el bienestar y en la adversidad. 

Es así como "todos no debemos esperar en otro", lo que no somos capaces de poner en práctica en nosotros mismos. 

No son ni serán las expectativas imaginarias de otro,  lo que determine nuestro destino, sino más bien en qué ese otro, sí es que quiere compartir y convivir el diario vivir, debe integrarse respetando las capacidades innatas de entendimiento intelectual, emocional y sensorial que a todos nos permiten sobrevivir, no siendo necesario conducirnos como si fuéramos incapaces de entender, incluso, con los ojos cerrados.

El silencio, la prudencia, la aceptación y el comprender qué no todo lo que nos parece mal es tan malo, como también qué lo que nos parece bueno, tampoco es tan real que es lo mejor, nos permite liberarnos entre nosotros mismos. 

Si tú sientes que no te comprenden, nada impide qué tú comprendas, que los demás también no se dan cuenta cuando se equivocan.

miércoles, 9 de septiembre de 2020

Respuesta para paciente de 24 años.

 

Gracias Marilú por confiar en mi experiencia. Te voy a hacer un una pequeña pauta, pensando que te puede servir. 

Para que mejore la vida, no tenemos que esperar que nos entiendan los demás, lo que necesitamos es entender "qué nos hace bien y qué nos hace mal"

En cada momento pon atención qué está bien o no, si es bueno o malo para ti lo que viene de afuera y decide con  un sí o un no, como también considera que a veces es mejor hacer silencio, así se refiera cuando escuchamos un comentario, cuidarnos de lo que vemos, opinan u opinamos, criticamos, etc. 

Entiende que nunca debes de abandonar ni correr la hora de los medicamentos.

1.- Evita hablar de la enfermedad con las personas. 

2.- Escribir es una buena manera de descargar el pensamiento, principalmente cuando no queremos preocupar a los demás, si quieres lo eliminas.

3.- Trata a tu familia como si fueran visitas. 

4.- Cada mañana, levanta tus brazos varias veces, uno primero otro después, tambien las rodillas, gira la cintura, agrega cualquier movimiento como ejercicio, para qué al empezar el nuevo día, tu cuerpo active el entusiasmo por la alegría de vivir, mírate a los  ojos en el espejo y di con firmeza y autoridad ¡tú no estás enferma! - ¡tú no te vas a enfermar! 

Lo creas o no, en cualquier momento y en voz bajita repite tres veces, Jesús, Jesús, Jesús. 

Si esto te sirve te vuelvo a responder lo que necesites saber. 

P.D. Cuando quieras hablar de tu bipolaridad, cuéntale a las personas que es increíble que la enfermedad bipolar, mejora con el tratamiento y el buen trato, que leíste mi historia... así, no necesitas decir que también te pasa lo mismo a ti.

Un abrazo de paz.  Susana. 


viernes, 4 de septiembre de 2020


De lo que siento nace lo que pienso, siento que me acepto y pienso qué es lo primero. 



martes, 1 de septiembre de 2020

Dale Una Vuelta.

Mario pone todos sus esfuerzos por cumplir con su nuevo tratamiento, como también por las horas de sueño, pero no consigue saber cómo lograr eso que llaman "madurez".

Una buena manera de representar la madurez podría ser, considerar lo que son los templos... podemos considerarnos nosotros como un templo, en ese lugar nada está al descuido y nos demuestra que cada cosa tiene un significado y cada cosa tiene su lugar y será la responsabilidad de cada uno en dar y cuidar el significado y lugar a todo aquello que pertenece al mundo que nos rodea.

Pensemos Si es Cierto.

 * El mundo espiritual no es otra cosa que hacer como los árboles que buscan la luz y así poco a poco se elevan.

* Para vivir plenamente es necesario vivir más cerca de lo consciente que socialmente. 

* Ningún problema tendrá solución mientras no antepongamos la mirada ante la belleza. 

* La fuente del saber a veces se oculta en la admiración y el asombro. 

* El tiempo invertido en la observación del propio comportamiento nos genera buenas verdades. 

* El mejor examen será el resultado de la conversación con uno mismo. 

* Para ver más claro hay que mirar con los ojos del alma.

* No hay tiempo ni edad para hacer cosas que no nos perjudiquen en el ánimo, el clima, la hora también nos ayudan a hacer la elección. 

* Mientras no analicemos los hábitos del hogar por cambiar no sabremos de qué sirven los propios cuidados. 

www.yobipolar.com