miércoles, 30 de septiembre de 2020


Si justificamos lo injusto se nubla lo bueno, lo bello y lo puro. 

Aunque existe el olvido, todo queda suspendido en el recuerdo.

Es más cierta la sinceridad en una mirada que en una sonrisa. 

El tiempo más cercano al conocimiento de sí mismo, está en la vejez, antes... no lo vemos pasar.

El diálogo reflexivo es una suma y resta como resultado de lo que aún no hemos cambiado.

No siempre es necesario que se nos diga en palabras para entender lo bueno o malo. 

Todos fallamos lo importante es cada día examinarnos.

Lo triste de tener buenos amigos de juventud es que ahora viejos... nos vamos quedando solos.


martes, 29 de septiembre de 2020

Frota la Palma de tus Manos.

 Prueba lo siguiente para conseguir bienestar, frota el centro de las palmas de tus manos y luego cerrando los ojos y con las yemas de los dedos, haz las veces como si te peinas por tres veces hacia atrás, hasta el final del cuello, espera y disfruta de tu paz.


Aquellos que no tenemos profesión.

 De la inteligencia calificada por un estamento educacional y del valor agregado social, que cada día toma más peso al ser una persona profesional, yo esbozo una suave sonrisa, porque en mi caso estoy siempre expuesta a la  misma pregunta ¿Cuál es su profesión?

Una de mis características más notables de mi desarrollo escolar, fue la falta de alcanzar concentración y dedicación al estudio básico  de las materias, sin embargo mis más altas calificaciones fueron en Conducta, Modales y Cortesía, Presentación Personal y gran espíritu de Cooperación. 

Quiénes no hemos alcanzado a ser calificados por un medio educacional, como persona apta para desempeñarse dentro de un trabajo en la sociedad y en relación a una especialidad, se ha transformado en una descalificación injusta dentro del medio social en el que algunos nos desenvolvemos, tomando, muchas veces, poder negativo en relación a la autovaloración y afectando en el menoscabo moral de una persona. 

Para muchos pacientes no nos es fácil la aceptación de nosotros mismos como persona y no por algo específico, sino, principalmente por el juicio externo que se hace de nosotros, teniendo en cuenta que socialmente se mide al otro, más que por el valor humano, independiente  de los episodios no elegidos de esta enfermedad, por lo qué  nos pueda representar o no representar un título. 

Son muchos los casos de pacientes que no se recuperan de sus síntomas de bipolaridad, por la constante presión del "tienes que estudiar, tienes que sacar una profesión", conozco el caso de Marite quien no ha podido terminar 6 carreras universitarias, sus esfuerzos terminan siempre en crisis,  sin embargo cuando se recupera, insiste en empezar a estudiar una nueva materia, porque no es ella quien toma sus propias decisiones para alcanzar sus "perspectivas" de vida, sino es la obligación de responder a las "expectativas" de sus padres, quienes comúnmente proyectan su realización personal a través del éxito de los hijos, sin tomar en cuenta qué esta condición bipolar, aún aportando una capacidad innata de inteligencia, ante la presión externa nos impide que fluya como inteligencia, basta que nos impongan lo inesperado, para que nos irritemos o internamente ante el rigor temblemos, sintiéndonos perdidos en el derecho a la libertad y a la integridad correspondiente de estar seguros, por sí mismos, de lo que es correcto. 

En mi caso, la manera de actuar o de expresarme de manera verbal o escrita, hace que las personas se hagan una imagen equivocada en relación a que soy poseedora de un alto nivel profesional, incluso, no ha faltado algún connotado especialista que a través de su asistente, se haya interesado por a hacer publicaciones en conjunto, pero al enterarse que no poseo ése título profesional que ésa persona asoció a mi discernimiento, experiencia y claridad mental, el valor de mi tan buena formación ética y espíritu solidario, pierde el brillo que en algún momento le interesó. 

Insto a las personas que experimentan bipolaridad, a considerar qué teniendo sus dos manos, es suficiente para incursionar en lo que nunca antes hemos elaborado y a la vez, comprobar que solo necesitamos de la condición innata de los cinco sentidos y la propia esencia como ser humano, para el  desarrollo del propio entendimiento y supervivencia.

No pierdas por ti mismo el respeto. 

viernes, 25 de septiembre de 2020

¿Cuál es el mejor médico?

 En el año 1988 cuando experimenté mi primera crisis, donde vivíamos no había psiquiatra, el primer médico que me asistió fue un psiquiatra infantil, yo tenía 38 años... hasta hoy muchas veces en psiquiatría se confunde bipolaridad con esquizofrenia, fue mi caso, se confunde porque dentro de los síntomas de los dos diagnósticos, se experimenta el misterio de escuchar voces. 

Tal vez no sea necesario hacer el comentario de lo liberador que fue abandonar ese tratamiento por tres meses equivocado... pero lo hago porque fue algo muy, pero muy,  inolvidablemente, paralizante. 

Me refiero a esto porque después de tantos años y habiendo mucha más información, Psicoeducación y avances en treinta años, la bipolaridad sigue siendo una encrucijada y me duele que pase, por lo doloroso que es para el paciente, los familiares, los hijos y la sociedad. 

Ayer hablé con Mariana y nos entendimos cuando me cuenta que es lo que siente y ella me preguntaba si alguna vez sentía lo que ella y dije sí, lo he sentido y mucho más de lo que ella experimenta, pero no importa lo que sea, lo más importante es que cualquier síntoma se hace menos grave cuando respiramos profundo, suspendemos y exhalamos lentamente por la nariz, Mariana lo hizo y logró tranquilidad. Hoy le escribí y le compartí estos comentarios. 

Hola Mariana: Quiero hacerte un resumen para que lo compartas con tu familia. 

Es necesario consultar un especialista en bipolaridad, porque la base del tratamiento son los estabilizadores del ánimo, son químicos no son drogas, no hay un tratamiento para todos los pacientes por igual y es allí la imperiosa necesidad y lo complejo que resulta recurrir a un especialista en bipolaridad, para poder conseguir los efectos apropiados para cada paciente.

No todos los médicos psiquiatras están capacitados, para saber cuál es el tratamiento correspondiente en cada caso, no sólo son los síntomas de la bipolaridad lo que importa reconocer,  como tampoco no es suficiente el diagnóstico, porque el paciente requiere de un procedimiento que solo puede avalar el médico psiquiatra que posee conocimientos específicos en relación al Trastorno Bipolar, contribuyendo de manera efectiva en el deterioro fisiológico que provoca el desborde de emociones por el miedo.

2.- En relación a lo que me comentaste entendí  que estás amamantando, desconozco si una mamá paciente bipolar podría seguir el tratamiento con los químicos y a la vez dar de mamar a su bebé, punto importante para que sea consultado con los médicos. 

3.- Es importante poner en antecedente siempre al psiquiatra si hay algún familiar que tenga este diagnóstico en la familia.

 La base de encontrar el equilibrio en la bipolaridad es el tratamiento, el que no se debe suspender nunca, porque de no mantener la secuencia cómo lo indica el médico, quedamos expuestos a volver a sufrir de la enfermedad. 

4.- En Chile hay muy buenos especialistas en bipolaridad, pueden buscar y elegir en internet.

Otro punto importante a tener presente como paciente y también el médico, es que los antidepresivos "no se pueden consumir por un tiempo prolongado", porque esos medicamentos suben el ánimo y nos arrastran a una hipomanía o manía, el antidepresivo se usa por períodos cortos... superando el estado depresivo, se debe suspender el tratamiento de antidepresivo. 

Hay 3 tipos de bipolaridad:

Bipolaridad 1 que se caracteriza porque el paciente experimenta más estados de euforia. 

Bipolaridad 2 el paciente experimenta más estados Depresivos 

Bipolaridad 3 se presentan estados mixtos, es decir estados de ánimo, a veces, incluso en el día de alteraciones de altibajos.

"El mejor médico es aquel que acierta en el tratamiento"

Luego de conseguir el tratamiento efectivo en cada caso, ayuda la psicoterapia, pero no estando en sano equilibrio el paciente no debe tener atención con psicólogos.

Las 8 horas de sueño y de noche, es el principio del tratamiento para la bipolaridad.

La disciplina del paciente en el autocuidado, es la mejor amiga para hacer vida normal.

La enemiga de la bipolaridad, es la porfía. 

Podemos ser independientes y autosuficientes cuando el paciente cumple con lo que le corresponde y cuando entienda que madurez, significa hacerse responsable de su propio bienestar, cuando evitamos hablar de la enfermedad y, reconocer que esta enfermedad no nos impide ser mejores personas, inteligentes y humildes.

Aprovecharé todo esta información para dejarla en mi página. 

Un abrazo.

jueves, 24 de septiembre de 2020

Exigencia/Irritabilidad.

 La importancia de hacerse cargo de lo que nos corresponde "cumplir individualmente"  en el diario vivir, no sólo como pacientes sino como personas, es el mejor estímulo para volverse independiente; conseguir qué cada componente de una familia lo aplique, permite evitar recordatorios odiosos, llamados de atención o quejas. 

Algo tan posible de poner en práctica, realmente nos ayuda a todos a mantener una convivencia sin roses ni discusiones.

Mantener un diario vivir sobrellevando como paciente una inquietud de por medio llamada irritabilidad, que se activa con la crítica o la exigencia externa, necesariamente requiere de anticiparnos a poner en acción la iniciativa de hacer frente a todo aquello que podemos mejorar por satisfacción y por y para evitar un conflicto.

A ninguno nos gusta que se nos diga que es lo que debemos o no debemos hacer, porque nos quita el derecho a la libertad de pensamiento y acción, por eso es bueno anticiparse a mantener el cumplimiento de lo que nos corresponde... no por obligación sino por bienestar personal.

Toda terapia bajo la supervisión profesional es buena, pero la terapia es efectiva y útil, cuando la cumple el paciente con entusiasmo por aquello que se le indica, siendo una  de las maneras de avanzar en todo lo que nos limitamos. 

Los profesionales siendo personas capacitadas para ayudar, no siempre logran su realización vocacional, porque el paciente más que agradecer o aprender a escuchar lo que se le indica, está esperando que se le comprenda, compadezca y ojalá lo dejen volver a insistir  en aquello que lo complica...

En nuestro caso, la aparente invalidez mental, depende exclusivamente de la porfía. 


Podemos seguir creencias y rituales y no ser espirituales, más bien lo somos, cuando evitamos conflictos. 


domingo, 20 de septiembre de 2020

Amistad Entre Pacientes.

 

Opinión de Odaliz Mirabal. 

La bipolaridad como enfermedad es traumática para el paciente y su familia. El debut de la primera crisis diría que es catastrófico porque nos convertimos en alguien que no somos y aunque para la mayoría se conserva el juicio de realidad el paciente no puede hacer nada para revertirla, hasta que encontrando el tratamiento adecuado se van dejando atrás la sintomatología, que es propia de cada uno. Esta partícularidad nos limita la posibilidad de encontrar el diagnóstico y el medicamento que nos hace bien. 

A diferencia de otras enfermedades(diabetes, hipertensión, alergias) donde el médico incluye en el tratamiento, además del medicamento, toda la información que le permite al paciente mantener controlado su padecimiento,  en la bipolaridad el acceso a información no se consigue en la primera crisis.

Es normal que uno choqueado con la sintomatología se resista a aceptar el diagnóstico, a veces pasan años( en mi caso una década), pero cuando el ánimo vuelve a traernos otra crisis comenzamos a dudar y al final con mucha resistencia nos reconocemos como pacientes únicos.

Cuando se comienza a recibir psicoeducación terminamos asimilando que nuestro diagnóstico es crónico, biológico y recurrente. Los medicamentos ayudan a estar en equilibrio y hacen más benignas las crisis, que pueden gatillarse o no por el estrés, las crisis vitales. También nos ayuda buenos hábitos de vida en cuanto a los alimentos, el ejercicio físico y el sueño.

Al final nuestra vida como pacientes muchas veces en nuestro fuero interno gira en torno a la enfermedad y es común que aunque estemos sanos no pase un día sin que pensemos en ella, en nuestros síntoma, la última crisis y sobre todo el sufrimiento de nuestra familia por querer que volvamos a la normalidad junto a la desesperación por no poder ayudar de forma efectiva. 

La amistad que surge entre pacientes nos ayuda a reconocernos y aprendemos de todos los que hemos conocido a tal punto qué cada uno aporta un consejo, un conocimiento o una información lo que es tan valioso, que nos ayuda a superarnos cada día.

De mi amiga Susana, he aprendido tanto que creo que ella no lo dimensiona.

Me hizo ver que mi alegría de vivir era por la presencia de Dios y éso, me ha hecho desarrollar una espiritualidad que me hace mucho bien.

También he aprendido que su generosidad la ha entregado a muchos pacientes y familiares durante 30 años en un Hospital Público. Es un mérito que significó dedicar su tiempo brindando su apoyo y su consejo. Creo que muchos pacientes y familias te recuerdan como alguien que sabe escuchar, pero también les entregó su ayuda certera. Esta es una experiencia única en Chile por lo que tiene un inmenso valor, ha servido al modelado de los pacientes, las buenas conductas y consejos siempre se van traspasando y eso nos ayuda en lo cotidiano a aprender a hacerle frente a la enfermedad y no transitar hacia los caminos que la pueden desencadenar.

Cada publicación de Susana me enseña su gran capacidad para explicar con claridad excelente sus apreciaciones de la bipolaridad y sus vivencias. Quizás piense que no es intelectual porque le falta un Título, pero sus conocimientos, su dedicación al arte ( Ballet, pintura) y a la escritura, me hace reconocer en ella su pertenencia a la intelectualidad. Has sido creadora de una obra rica en frases, en experiencias de vida, en conocimientos de un lugar mágico de Chile llamado Chiloé, dándonos a conocer de primera fuente su gente, su geografía, sus costumbres, sus animales. 

Todo esto con gran fineza y respeto hacia lo que te rodea. También de ti aprendimos tus habilidades para con poco hacer, logras un delantal, un detalle amoroso para una amiga y algo que me ha impresionado, es la fuerza de voluntad con la que con entusiasmo te entregas a aprender a tejer, para crear prendas útiles con lanas de ovejas chilotas, maravillosas.

Y por último  es maravilloso ser parte de la aventura compartida con tu esposo, haciendo de cada sitio un hogar que disfruta con tranquilidad, deteniéndose en los detalles de las cortinas, los muebles inventados y las flores siempre presentes. 

Eres única, especial y tú obra te hace una intelectual.

Por eso creo que en comunicación con otras personas, debe primar todo lo que eres y sientes, dejando el diagnóstico para las personas que decidas deben saberlo aunque sea público lo que escribes.

Eso es lo que te define, todo lo que eres, tú espiritualidad y lo que entregas a los demás. Tú eres grande y la bipolaridad es la parte más pequeña de ti.

Con todo respeto y cariño para ti.

Odaliz Mirabal Rodríguez. 


sábado, 19 de septiembre de 2020

El planeta tierra está para sembrar y para vivir el propio oxígeno. 


martes, 15 de septiembre de 2020

La Búsqueda en Uno Mismo.

 De todo lo que pensamos y de todo lo que nos dicen los demás, la balanza está en la búsqueda de tranquilidad. 

Las mejores respuestas se encuentran, claramente, cuando uno las busca en uno mismo. 

Ni el tiempo, ni la razón, como el conocimiento adquirido, son necesarios para cumplir la misión de cada uno. 

Lo genuino está en lo puro, natural y propio que vive en todo y en todos. 

Desde una simple sensación se puede concluir en confiar o experimentar la desconfianza. 

De las enseñanzas que guardan los libros, lo difícil es ponerlas en práctica.


lunes, 14 de septiembre de 2020


A través de la vista, el oído, el olfato, el tacto y el gusto, obtenemos  información sin necesidad que alguien nos explique. 



domingo, 13 de septiembre de 2020

 El amor no significa siempre lo mismo, porque basta la rabia, para hacerlo desaparecer. 


sábado, 12 de septiembre de 2020

Me Calma Mi Consciencia.

 Traspasar en palabras escritas mis propios cuestionamientos en relación a la importancia de las conductas humanas en el tratamiento de la enfermedad bipolar, es una gran responsabilidad que me compromete con el principio y el valor que ejerce en el ser humano la ética moral, lo que no es otra cosa que elegir el camino de lo bueno, una semilla recogida de una formación basada en el amor al prójimo y en el compromiso fiel a los principios que me inculcaron mis padres y mis abuelos. 

Mis reflexiones se alimentan de mi propias experiencias y a la vez del compartir con más de mil pacientes Bipolares, quienes me han ayudado a comprobar que no existe uno entre ellos, que deje demostrado que es poseedor de maldad estando en su sano juicio y es eso, lo que me hace pensar que somos elegidos los que espiritualmente no hemos sido capaces de dañar a otro, los predilectos para ser transformados en seres  sufrientes porque sí y a la vez, quienes nos aman, sufran con y por nosotros también. 

Estoy cierta que no siempre podré darme a entender de una manera ni fácil o clara, pero me calma mi consciencia la que me permite estar segura de no engañar en mi más cierta verdad, qué ese espíritu destructivo que se esconde detrás de este conflicto desconocido, no pudo ni ha podido destruir mi refugio inamovible ante el  miedo como es la fe en Dios. 

Y sigue siendo esa esencia la que me aclara, la misma que permite esperar en silencio que en mis compañeros de ruta, germine la semilla, para que juntos cosechemos tan cierta verdad.

De lo que pienso... se hace realidad en el buen sentimiento de Odaliz, una persona que me enseña y refuerza, una vez más, con  tan especial apreciación de su parte lo que me anima a seguir. 

"Como disfruto leyendo tus publicaciones. La mejor psicoterapia la encuentro en cada frase que me llega como un consejo que nace de tu sabiduría y tu fineza. Tu experiencia es inagotable y tus ganas y desvelos por ayudar a alivianar la carga de la bipolaridad a tantos pacientes a lo largo de los años, es una misión que no se agota con tus publicaciones, porque sigues compartiendo lo que has vivido en palabras"

Agradecida sinceramente,

Odaliz Mirabal Rodríguez. 

viernes, 11 de septiembre de 2020

Laurita me Sorprendió.

 Es muy difícil decir a alguien que está alejado de Dios, aún habiendo sido creyente toda una vida, que vuelva a confiar en el Poder y la Gloria del Gran Creador de lo bueno y del Universo, pero más difícil me resulta no compartir lo que me ha permitido apartarme del mal, la oración que me acompaña desde niña, el Padrenuestro. 

Mi amiga Laurita de más de 80 años, hoy antes de despedirse con un buenas noches, me hizo este comentario:

"¿Te conté que tu me dijiste tiempo atrás de rezarle a Dios? y, aunque en ese momento no estaba muy convencida que lo iba a hacer, desde ese día no he dejado de hacerlo ni una sola vez y me siento muy bien. Es como una cita a la cual no puedo dejar de acudir"

Existen deberes que aún corriendo el riesgo de rechazo, no podemos dejar de enseñar o compartir, Laurita me sorprende con su buena nueva, recibió la buena intención y hoy se alimenta íntimamente de todo lo bueno que vive en ella, una conversación de gratitud y esperanza elevada a lo puro, nos permite entender que vive en nosotros mismos lo divino. 

Aquí comparto lo que me acompaña en cualquier momento. 

 Padre Nuestro.

Padrenuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. 

Venga a nosotros tú Reino. 

Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. 

El pan nuestro de cada día dánoslo hoy y perdónanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. 

Y no nos dejes caer en la tentación. 

Más líbranos de todo mal. Amén. 

Susana Rodríguez Hidalgo. 

Buen Trato/Vulgaridad.

El fastidio, la vulgaridad, la agresividad, la grosería son factores que perjudican a cualquier persona y con mayor razón a un paciente bipolar que padece de alteraciones del ánimo. 
Ser educado, pareciera ser una característica de personas con estudios, dinero o una muy buena vida social, sin embargo la buena educación "nace de las buenas intenciones" de no querer perjudicar a otros, como tambien de no querer cometer faltas que nos perjudiquen a nosotros mismos. 
La enfermedad bipolar se basa en hacer perder por momentos el control de los impulsos... "mantener buenas conductas o costumbres", independiente de lo impertinente o la desfachatez de la bipolaridad, ciertamente influyen de manera favorable en el paciente, incluso, a la hora de perder el control de sus impulsos. 
Hay factores relevantes qué considerar a la hora de querer mantener la cordura y el bienestar, como por ejemplo "la voluntad, la paciencia y el buen trato".
La voluntad, es un pilar fundamental para confiar en lo posible que es superar los estados, ya sea una hipomanía, euforia o depresión, sólo necesitamos ponernos en acción para "cumplir con las indicaciones" que nos corresponden en cada caso.
La voluntad nos sirve para evitar recaer, porque hemos aprendido que dependemos  de la propia determinación de no soltar el autocontrol... para gozar de la propia tranquilidad y superación. 
La paciencia, nos conecta con la mansedumbre, la bondad, la suavidad, no con la soberbia, altanería o prepotencia... 
Paciencia, respeto y gratitud, principalmente para aquellos con quienes convivimos diariamente, los que muchas veces no saben cómo vencer el miedo y el dolor de vernos apesumbrados e incluso no saben cómo ayudarnos.
Paciencia con nuestro estados enfermizos, porque lo bueno nunca muere, todo pasa y todo cambia y cambiará. 
El buen trato educa, nos permite mantener una relación de respeto y de ser respetados. 
Cuidar nuestra manera de actuar, nos mantiene en una actitud de elegir el camino correcto, a no sacar provecho de la bondad de los demás, de probarse a sí mismo qué la bipolaridad no nos impide ser autosuficiente, útiles, valientes y dignos de admiración.

 Es bueno admirarse de uno mismo. 

Susana Rodríguez Hidalgo. 

jueves, 10 de septiembre de 2020

Sugerencias.


Haz una lista de lo que has superado.

Viste ordenado desde la mañana, haz tu cama, ordena tu pieza y después lo demás.

No corrijas ni critiques, mejor son las sugerencias. 

Pide ayuda, di por favor y gracias, si la otra persona no lo hace, no se lo hagas notar, hazlo tú. 

Haz una lista de pendientes. 

Piensa que lo tienes todo y nada te faltará. 

Considera qué el que compra, logra que quien le vende, obtenga una buena ganancia y se quede con tú dinero.

Organiza tu quehacer de colaboración en tu casa.

Aquí algunas posibles ideas.

Todas las noches limpia el baño un regalo para todos. 

Lunes: siempre abre ventanas y este día dedica un tiempo a los pisos. 

Martes: ordena los muebles de la cocina. 

Miércoles: limpiar vidrios o cambiar de ubicación los muebles. 

Jueves: lavado. 

Viernes: planchado.

Sábado: ayuda en la cocina. 

Domingo: Pon flores aún recogidas del camino y cambia el agua todos los días, cuida que no queden hojas dentro del agua. 

Aún viviendo en familia, saluda por las mañanas y  despídete con un beso en la frente con los tuyos, es la mejor manera de entregar cariño y respeto. Si vives solo di ¡Gracias Señor! porque siempre estás conmigo. 

Ante todo cultiva la prudencia y no dejes de agradecerle a quienes te brindan gestos amables y se el primero en entregarlos a cambio de tu satisfacción personal. 


Ciertamente.

 Para convivir tan cercanamente... se necesita cuidar de no hacer lo que le "moleste" al o los otros. 



Lo que Piensan y lo que Pensamos.

 Desde hace tiempo que mantenemos un diálogo abierto con la madre de un paciente varón de mas de 20 años y finalmente ella y yo, entendemos, claramente, qué es la personalidad de ella y las expectativas personales... lo que perjudica la autonomía de Mario Alonso. 

Marcela se esfuerza por dar lo que ella "cree" que es mejor para él y justamente está lejos de coincidir con lo que necesita un paciente bipolar que cumple con su tratamiento, dejó el alcohol, la posible influencia de drogas, pero sigue sin saber cómo dar a entender a quienes son parte de su familia, que comprendan que no es un enfermo mental, sino que necesita ser aceptado y respetado como todos para poder actuar.

Es así cómo esa confianza que pierde en sí mismo, se ve afectada por esa insistencia diaria  de recibir recordatorios... qué debe tomar sus medicamentos, le critican porque no camina, no trabaja, se levanta tarde, no se baña, todo ese conjunto y un cúmulo de "observaciones" a través de esa mirada recelosa y los comentarios en voz baja, "lo confunden y lo hacen creer que realmente él es un ser extraño" que incluso perjudica a los demás.

Es así como nos ocurre a muchos pacientes, quienes tomamos la opinión externa como una evaluación justa y certera, tomando autoridad sobre nuestro comportamiento, nuestro temor y nuestra acción. 

En el caso de Mario Alonso, es un ejemplo de sentir que su vida no tiene cambio y que aún poniendo la mejor disposición para la ayuda de sus médicos psiquiatras, quienes incluso admiten que es una persona de buenos sentimientos, educado y respetuoso, al final de cuentas no toma valor por la personalidad de con quienes convive.

Pareciera ser que la máxima proyección de padres, está en el cumplimiento de esos  sueños de un hijo qué alcance lo que los padres consideran como ideal, olvidando que un hijo, es algo para atesorar como la siembra única que requiere donde poner atención, para que crezca en la confianza que está siendo preparado y capacitado, para sostener su propio desarrollo, tanto así, como en el bienestar y en la adversidad. 

Es así como "todos no debemos esperar en otro", lo que no somos capaces de poner en práctica en nosotros mismos. 

No son ni serán las expectativas imaginarias de otro,  lo que determine nuestro destino, sino más bien en qué ese otro, sí es que quiere compartir y convivir el diario vivir, debe integrarse respetando las capacidades innatas de entendimiento intelectual, emocional y sensorial que a todos nos permiten sobrevivir, no siendo necesario conducirnos como si fuéramos incapaces de entender, incluso, con los ojos cerrados.

El silencio, la prudencia, la aceptación y el comprender qué no todo lo que nos parece mal es tan malo, como también qué lo que nos parece bueno, tampoco es tan real que es lo mejor, nos permite liberarnos entre nosotros mismos. 

Si tú sientes que no te comprenden, nada impide qué tú comprendas, que los demás también no se dan cuenta cuando se equivocan.

miércoles, 9 de septiembre de 2020

Respuesta para paciente de 24 años.

 

Gracias Marilú por confiar en mi experiencia. Te voy a hacer un una pequeña pauta, pensando que te puede servir. 

Para que mejore la vida, no tenemos que esperar que nos entiendan los demás, lo que necesitamos es entender "qué nos hace bien y qué nos hace mal"

En cada momento pon atención qué está bien o no, si es bueno o malo para ti lo que viene de afuera y decide con  un sí o un no, como también considera que a veces es mejor hacer silencio, así se refiera cuando escuchamos un comentario, cuidarnos de lo que vemos, opinan u opinamos, criticamos, etc. 

Entiende que nunca debes de abandonar ni correr la hora de los medicamentos.

1.- Evita hablar de la enfermedad con las personas. 

2.- Escribir es una buena manera de descargar el pensamiento, principalmente cuando no queremos preocupar a los demás, si quieres lo eliminas.

3.- Trata a tu familia como si fueran visitas. 

4.- Cada mañana, levanta tus brazos varias veces, uno primero otro después, tambien las rodillas, gira la cintura, agrega cualquier movimiento como ejercicio, para qué al empezar el nuevo día, tu cuerpo active el entusiasmo por la alegría de vivir, mírate a los  ojos en el espejo y di con firmeza y autoridad ¡tú no estás enferma! - ¡tú no te vas a enfermar! 

Lo creas o no, en cualquier momento y en voz bajita repite tres veces, Jesús, Jesús, Jesús. 

Si esto te sirve te vuelvo a responder lo que necesites saber. 

P.D. Cuando quieras hablar de tu bipolaridad, cuéntale a las personas que es increíble que la enfermedad bipolar, mejora con el tratamiento y el buen trato, que leíste mi historia... así, no necesitas decir que también te pasa lo mismo a ti.

Un abrazo de paz.  Susana. 


viernes, 4 de septiembre de 2020


De lo que siento nace lo que pienso, siento que me acepto y pienso qué es lo primero. 



martes, 1 de septiembre de 2020

Dale Una Vuelta.

Mario pone todos sus esfuerzos por cumplir con su nuevo tratamiento, como también por las horas de sueño, pero no consigue saber cómo lograr eso que llaman "madurez".

Una buena manera de representar la madurez podría ser, considerar lo que son los templos... podemos considerarnos nosotros como un templo, en ese lugar nada está al descuido y nos demuestra que cada cosa tiene un significado y cada cosa tiene su lugar y será la responsabilidad de cada uno en dar y cuidar el significado y lugar a todo aquello que pertenece al mundo que nos rodea.

Pensemos Si es Cierto.

 * El mundo espiritual no es otra cosa que hacer como los árboles que buscan la luz y así poco a poco se elevan.

* Para vivir plenamente es necesario vivir más cerca de lo consciente que socialmente. 

* Ningún problema tendrá solución mientras no antepongamos la mirada ante la belleza. 

* La fuente del saber a veces se oculta en la admiración y el asombro. 

* El tiempo invertido en la observación del propio comportamiento nos genera buenas verdades. 

* El mejor examen será el resultado de la conversación con uno mismo. 

* Para ver más claro hay que mirar con los ojos del alma.

* No hay tiempo ni edad para hacer cosas que no nos perjudiquen en el ánimo, el clima, la hora también nos ayudan a hacer la elección. 

* Mientras no analicemos los hábitos del hogar por cambiar no sabremos de qué sirven los propios cuidados. 

www.yobipolar.com


lunes, 31 de agosto de 2020

No sé Si estás de Acuerdo.

Cada día existe un gran motivo por agradecer qué siga vivo el curso del mar y que vuelvan los pájaros a volar.

... Ante lo bello o no bello, podemos sentir lo mismo a la vez, sin embargo, no por eso coincidir en lo que pensamos. 

Cada día abre tu ventana para que se renueve con la luz del día el buen espíritu de tu casa.

El futuro no es incierto para quien camina con fe.

De las buenas intenciones nacen las buenas razones.


domingo, 30 de agosto de 2020

Es maravilloso que el arte tenga alma propia y en cualquier instante tome vida, renovando el espíritu sensible a la belleza.

Bailarinas de Degas toman vida en el Museo de Orsay. 


sábado, 29 de agosto de 2020

Para enseñar es necesario no incomodar.

Para pedir es necesario saber agradecer.

Para ganar es necesario saber perder. 

viernes, 28 de agosto de 2020

 

Todo lo que puede suceder en la vida pasa y nos deja la enseñanza de la adaptación.



Estrés por el Medio Ambiente.


 La palabra estrés origina tensión y obliga a adaptarse a las altas exigencias del medio ambiente, sin embargo, barrer, regar, cantar, bailar, correr, caminar, escuchar melodías agradables, respirar profundamente, bordar, silbar, frotar enérgicamente las palmas de las manos y luego con las yemas de los dedos hacer las veces de peinarse hacia atrás o jugar a cambiar el pesimismo por el optimismo, sirven de estímulos para generar bienestar.


jueves, 20 de agosto de 2020

Reflejo de Reflexión.


÷ La serenidad no conoce el apuro ni el temor. 

÷ Estamos vivos por inspirar oxígeno, respira profundamente, suspende y elimina lentamente por la nariz por 3 veces, repite siempre. 

÷ El resultado del respeto  recibido es imborrable.

÷ Si esperamos ser reconocidos por nuestros buenos actos los demás también lo están esperando. 

÷ La madurez dice qué la vanidad es pasajera e imaginaria y qué todos somos merecedores de ser admirados. 

÷ Quien reconoce sus defectos comprende el defectos de los demás y los deja pasar. 

÷ Para ayudar a otro primero es necesario corregirse uno.

÷ La indiscreción resulta ser  falta de buena educación, observarse a sí mismo, es útil para corregir la falta de educación. 

÷ El arrepentimiento remueve la falta.

÷ Olvidar no es lo mismo que aceptar que no todo depende de uno mismo. 

÷ Para quien vive pensando en el mañana se priva de responsabilidades. 

÷ El orgullo y el ego son tan arcaicos como nosotros mismos quien los abandona luce joven de espíritu.

÷ Sin fe a la hora de superarnos la distracción nos engaña y la culpa no nos deja ver las cosas claras. 



miércoles, 29 de julio de 2020

¿Quién Soy Yo?.


Hoy quiero compartir algo sobre mi vida y además hacer saber qué todas las publicaciones vertidas en esta página web desde el año 2009 son redactadas y generadas desde la propia iniciativa y recogida de mi experiencia como paciente bipolar y a la vez del compartir durante treinta años de tratamiento con mis pares, ya sea de manera directa como Monitora o a través de Internet y del diálogo escrito. 

Ha sido mi propósito de responsabilidad y compromiso personal que me  inspira en desarrollar de manera reflexiva lo que he recogido de mi propio sentir y del valioso aporte de la psiquiatría, psicoanálisis como también lo referente al ámbito terapéutico, todo ese aporte más el apoyo de mi familia y mi entrega por poner la mejor disposición, ha permitido abandonar mis lágrimas y fortalecer mi espíritu y así no sólo conseguir que quienes me aman no sufran sino también para ir en ayuda, orientación y apoyo para quienes lo necesiten. 

Soy Susana Patricia Rodríguez Hidalgo, mi historia clínica en relación a este diagnóstico, ocurre a mis 38 años, cuando la plenitud de unión matrimonial junto a mis dos adorables hijos nos llenaba de felicidad, pero algo maligno quiso arrebatar lo que no dañaba a nadie.

Sobre nuestro sufrimiento solo puedo decir que mi esposo, nuestros hijos además de mi familia, de raíz no solo creyente sino de nobleza de corazón y oración fervorosa la  que ha sido bendecida y escuchada, es lo que ha permitido recuperar en el tiempo la dicha aplastada y perdida.

...Pero debo decir que dejé de identificarme con una religión, después  qué en un momento busqué refugio en un templo al  sentirme presa del mal y nos cerraron la puerta porque a las 21:00 hrs. no atendían, éso permitió reconocer lo que dijo Jesús "Dios no es religión" y desde esa vez basta hacer silencio, cerrar los párpados para tocar la pureza y el espíritu divino, así es como me he sanado y salvado de lo que se pretende activar en mí y en los mío, eso llamado fastidio.

Hoy a mis 70 años junto a mi marido, los dos jubilados con dos hijos responsables, decidimos empezar de nuevo en un Archipiélago al sur de nuestro país Chile ubicado en Sudamérica, donde aprendemos qué aún se mantiene vigente la honradez, la solidaridad y la aceptación a todo quien no perjudique las costumbres como tampoco su tierra.

Muchas veces perdí  el interés por vivir, porque no entendía lo que pasaba por mi, pero ahora por momentos quisiera que se detuviera el tiempo, para compartir todo lo que tengo que decir sobre cómo fue que sepulté la idea de creer que este trastorno nunca iba a cambiar y de  alguna manera lo estoy haciendo. 

Ahora quiero compartir un pedazo de este pasaje de vida en la Isla Grande  Chiloé, donde coincide  con lo que afecta al mundo entero una pandemia que aún no tiene vacuna y que sólo la distancia y el autocuidado nos mantiene sin mayor riesgo de contagio.

Aquí en Chiloé aún se mantienen vigente costumbres ancestrales y los chilotes no saben  lo que significa reafirmarse en su personalidad sino qué en su propio espíritu. 

Hasta el menos creyente asocia a este lugar como vivir en el Paraíso, concepto relativo a Dios.
Y tiene mucho de verdad en el sentido que es un lugar donde natura se muestra bella y pura y  gracias al valor y la fuerza espiritual de su gente que la protege, como lo que es ella, la verdadera madre naturaleza.

Hay que vivir un invierno entre Isla e Isla, para sentir lo que son los sonidos que el clima expresa más intensamente de noche y día... entre colinas y colinas.

Aquí se conoce del valor de la importancia y de su significado, no hay algo que interrumpa o distraiga a los isleños, porque nacieron siendo alma de todo su habitad, ellos mismos son una mar agitada, pájaros al vuelo, balido, mugido, son silbido del viento, sobre cada techo se hacen nubes con su energía sobre estas islas lejanas.

Son voluntad  y fuerza, construyen entre ellos... y con sus propias manos, ensamblan su barca y saben cuándo a la mar lanzarla.

A quienes lleguen algunas vez a esta tierra amada, verán que la sencillez de su gente es su grandeza...porque sabe de lo que fue y puede ser caminar a pies descalzos, trabajar desde pequeños, ayudando a los hombres de mar o ha cruzar a otro igual, al otro lado del río...

En estas tierras lejanas del mundo, la responsabilidad y el compromiso es algo netamente innato en su gente, día a día, nada les impide trabajar o caminar, paso a paso, a hombres y mujeres con sus hijos aún en brazos... no es impedimento fuertes lluvias, viento o frío.

Cada familia cosecha, siembra y cultiva y protege el alimento diario que le brinda su esfuerzo y su tierra querida.

No necesitan ni saber leer ni escribir, porque llevan a flor de piel el profundo significado del ciclo de la naturaleza...

Para nosotros, lejos de esta vida de intrínseco valor cultural, casi nos incomoda, reconocernos lejos del desarrollo humano de supervivencia y de lo increíblemente estructurados que nos hizo el urbanismo... cegándonos por sí mismos, las luces artificiales de la ciudad y la mirada del juicio.

En este capítulo de vida y de vejez, donde vinimos de paso por Chiloé, hemos aprendido que Dios es el sustento, que aquí la palabra se cumple, que el chilote no conoce lo que es la mezquindad, como tampoco la pobreza y que si percibimos un dejo de desconfianza, es porque su propia naturaleza le regaló su dignidad y saber cómo protegerla.

Hoy elevamos una plegaria por estas cuarenta Islas de Chiloé y por el espíritu incomparable de su gente, quienes permiten que viajen por sus colinas... flores silvestres, insectos y animales.

Susana Rodríguez Hidalgo

martes, 28 de julio de 2020

La Ciencia Hace Conciencia.


La Psiquiatría una Ayuda en el Comportamiento Humano. 

En un comienzo entrar al mundo extraño, absurdo, odioso de la bipolaridad es vivir una batalla a ciegas, sin saber siquiera cuál es la razón de enfretarse a combatir con algo que paraliza la razón y el buen espíritu.

Una constante lucha contra lo que no creo que alguien a conciencia lo haya elegido, algo desconocido que en el tiempo nos enseña qué lo mejor es no analizar sino dejarlo pasar... porque lo absurdo sería querer entrar en dilucidar un misterio, ni una vida entera ni el infinito mismo alcanzaría para entender lo que es un misterio, sin embargo siempre vive en uno mismo la intención de aferrarse al milagro, tantos dan testimonio de fe de un precioso milagro qué de serlo no debe ser cosa de privilegio, entonces porque no poner esperanza y ver si también me escucha... para eso habrá que saber buscar cuál es el camino. 

La ciencia hace conciencia y de ella nace la neurociencia y tanto hombre de buena voluntad con la intención de rescatar a otro igual del dolor y recoge a través de sus desvelos el estudio de la medicina y en este caso a través de la rama de la psiquiatría, con  la buena intención de encontrar la calma en el comportamiento humano.

Sabemos mucho de lo que nos falta para mejorar, pero poco reconocemos la ayuda terapéutica que recibimos y no sólo de los profesionales sino de la familia y ¿porqué? porque las respuestas siempre las buscamos afuera y de lo que padecemos, consideramos culpables a otros y aunque sea cierto, eso no nos sirve para encontrar la paz que necesitamos, la paz se encuentra en dejar pasar lo que nos dañó... y en entender que cada uno es dueño de sus pecados. 

Así es como generalmente más que poner entusiasmo en reconstruirnos, más bien nos atrae el poder que tiene el padecer y así es cómo contemplamos el propio dolor, pero desde la vereda de enfrente y no como la verdad misma "que todo empieza y termina en uno mismo". 

El miedo, la confianza, la rabia, la alegría, el rencor, el amor, la dicha o el pesar y todos los sentimientos pertenecen a la propia elección e intención.

Así como nosotros no entendemos a los demás, nadie puede entender lo que sentimos como tampoco podemos pedir se haga cargo otro de lo que pensamos.

Se agrava la causa de la confusión y de la rabia, cuando vivimos a la espera que nos comprendan, compadezcan o nos ayuden a salir del sufrimiento, siendo qué uno mismo conociendo lo que es el sufrimiento, no ha perdido la capacidad de hacer feliz a otro. 

Susana Rodríguez Hidalgo 

¿Qué Vive el Paciente y Cómo Mejora?


¿Qué vive y cómo mejora la vida de una persona que transita por la bipolaridad?

Para muchas personas resulta muy interesante la experiencia de un paciente que transita por la enfermedad bipolar, porque cambia el concepto que se tiene de manera generalizada a través de la mirada médica, la que por fortuna existe gracias a la ciencia y es lo que permite controlar estos estados de gran aflicción para el paciente y la familia. 

Como experiencia puedo decir que ningún síntoma y opinión es suficiente para saber qué hacer con el paciente, siendo varios los síntomas y características de la afección bipolar, el más relevante para destacar es que la persona cambia sus conductas, se vuelve  más osado sin medir consecuencias, por poner solo un ejemplo, dentro de ellos hacer uso de tarjetas como si le sobrara el dinero. 

Lo único que a la persona le permite salir de la confusión, es ante todo, conseguir una evaluación con un médico psiquiatra "especialista" en enfermedades del ánimo, no un médico psiquiatra general, porque esta enfermedad relacionada con cambios de conductas y que tiene que ver con el descontrol de las emociones por lo que "siente" la persona, terminando con  la alteración del pensamiento, puede confundirse con otro diagnóstico. 

Aún no siendo fácil de comprender lo delicado de esta enfermedad, en el tiempo y con la absoluta aceptación y responsabilidad del paciente, la persona se desempeña en normalidad y muchas veces algunos destacándose porque a pesar de lo no entendible, el gen bipolar aporta inteligencia y creatividad a quien la padece.

Entonces la solución primera se encuentra en conseguir el diagnóstico real de bipolaridad, la que a veces se confunde con otros diagnósticos de la psiquiatría.

Es importante considerar que el tratamiento que es de por vida y personalizado... no sana, sino que permite no recaer en la enfermedad, la que afecta solo por períodos de tiempo a la persona y que requiere durante ese tiempo un tratamiento más riguroso y una necesaria convalecencia para recuperarse.

El tratamiento cada 12 horas es estricto y necesario para recubrir las neuronas, lo que permite el equilibrio tanto mental como del ánimo, los medicamentos son químicos denominados estabilizadores del ánimo y es de esto de lo que se deriva el sobrellevar una vida normal.
Dentro del tratamiento la ayuda de una terapia psicológica, permite al paciente la aceptación tanto así del tratamiento, como de la necesidad del cambio de hábitos para su mejor desarrollo. 

Un paciente bipolar no siempre está enfermo, cuando está en armonía, de él dependerá su bienestar al considerar lo importante que es cuidar lo que siente desde donde surge lo que piensa y luego no solo decide sino que influye en sus sensaciones y emociones. 

Una imagen, un color, una palabra no tiene el mismo significado para todos. 

Susana Rodríguez Hidalgo 

Depresión versus Bipolaridad


La enfermedad bipolar es un trastorno del ánimo qué sin tratamiento impide a la persona que la experimenta, la capacidad de decidir como enfrentar o disponerse por sí mismo a desempeñarse en el día a día. El origen de este síndrome es de orden emocional y en mi experiencia originado por el miedo infundado, lo cual impide la estabilidad y el equilibrio en los hábitos y conductas.

Si bien es cierto todos permanecemos activos a través de la energía del ánimo, quienes experimentan manifestaciones dispares en su propio ánimo, representado por un excesivo optimismo y luego decae en una tristeza profunda que puede perdurar por un tiempo, estos estados opuestos...  son un motivo para consultar a un médico psiquiatra, quien pueda ayudar a definir si tiene relación con el Trastorno Afectivo Bipolar.

Siendo la especialidad de psiquiatría en medicina la que ayuda a prevenir, evaluar y diagnosticar a las personas en relación a la salud mental en el caso de la bipolaridad, es importante considerar qué el médico psiquiatra tenga conocimiento especializado en relación a los "medicamentos específicos" que requiere el tratamiento para este diagnóstico, el qué además de ser personalizado y de por vida, debe ser constantemente evaluado por el médico tratante.

El compartir con un sinnúmero de pacientes, los cuales muchos de ellos reconocen no haber sabido qué al consultar a un médico "solamente" cuando se sintieron "depresivos", sin considerar informarle de sus cambios de conductas y de un ánimo extremadamente alto, impide la ayuda al profesional, para obtener el diagnóstico real de acuerdo a sus desórdenes del ánimo.

Recuerdo el caso de Renato, que pasó años dejando su tratamiento, porque aseguraba que eran los medicamentos que transformaban su personalidad, impidiéndole atreverse a ser libre sin importarle la crítica, después de años y de varias recaídas, entendió que era real qué su verdadera personalidad era de temperamento más bien pasivo y... de la necesidad de la aceptación, del hazte cargo y el date cuenta. 

Esta enfermedad no es inválidante, pero dependerá del profesional médico-psiquiatra y de lo que él indique como tratamiento, lo que permitirá evitar los síntomas tan complejos y delicados, como tambien y principalmente de la responsabilidad de quien la padece, la bipolaridad exige cultivar mesura, fe y disciplina en los hábitos. 

Susana Rodríguez Hidalgo. 

¿Qué es lo que piensas tú de eso?


Durante el último tiempo ha servido el correo librobipolar@gmail.com como nexo para recibir aviso de la necesidad de ayuda. 

Leonardo después de restablecer su relación de familia al haberla perdido por el descontrol de sus crisis, mantuvo una comunicación constante y resultó ser optimista y disciplinado y dentro de esa comunicación me atreví a hacerle llegar lo siguiente de acuerdo a sus inquietudes. 

Lo pensé bien antes de escribirte, quiero sugerirte algunas recomendaciones para que ayudes a dar confianza a quienes son importantes para ti y para que te demuestres a sí mismo lo real qué es que todo no va mal, porque siempre ocurre algo que nos demuestra que vamos bien.

Hazte el propósito de concentrar tus diálogos "sin mencionar" algo relacionado sobre la bipolaridad. 

Comenta buenos recuerdos de personas en común con tu familia que Uds. estiman.

Trata a  tu esposa como si fuera tu más distinguida visita a tus hijos y a los más cercanos, eso permite conseguir respeto mutuo. 

Como les sugieró a Uds. alguno de los médicos acérquense a la vida espiritual, somos muchos los que hemos comprobado como cambia el destino del miedo cuando hacemos un Padrenuestro en virtud de nuestra íntima manera de relacionarnos con lo Supremo. 

A la hora del almuerzo o por la tarde noche, cuando estén compartiendo  la mesa pregunta a los niños a quién de ellos les gustaría decirle algo a Dios y si te preguntan ¿quién es? respondes que Diosito es todo lo bueno que vive en las personas y en tí hijo, en la mamá, en mí y en tus hermanos. 

Todo lo bello, bueno y puro es Dios y si te hacen más preguntas le dices que eso lo vamos a conversar con más tranquilidad mañana, así te dejas tiempo para reflexionar porque en el silencio espiritual, todos encontramos las respuestas...

No te sientas con la obligación de tener respuestas para todo, porque en todos existe una verdad y uno puede ayudar a discernir a los  demás, diciendo y de lo qué me preguntas ¿Qué es lo que piensas tú de eso?

Y ahora te sugiero algo para ti en lo personal, una manera sencilla de despejar preocupaciones como pacientes, es escribir aquello que nos angustia o nos agobia en un papel y después deshecharlo, porque nada que no sea bueno nos pertenece. 

Un punto importante de considerar es que nosotros sólo estamos enfermos cuando nos descompensamos, cuando perdemos la luz propia involuntariamente, sin síntomas de la enfermedad no perdemos la facultad de desarrollarnos tan normal como otro con capacidad de ser autosuficientes, de cuidar el buen trato, cumplir  con nuestras obligaciones, fortalecernos en la fe si lo deseamos y ser cuidadosos en no malpensar.

Espero te sirva. 



lunes, 27 de julio de 2020

,Estuve Ausente.


Estuve ausente durante algunos meses, por esto que nos conmueve a todos, una pandemia mundial que de alguna manera descontroló mi rutina, afortunadamente por ahora solo la rutina. 


Aun ausente en este medio no perdi el nexo con aquellos que lo necesitan y más aún hoy por lo que ocurre nosotros, quienes como pacientes nos afectamos y reactivamos como personas inseguras, vulnerables, asustadizos y aunque tiendo a dejar pasar lo que no entiendo o me preocupa, igualmente me vi  afectada por un estado si es que no fue depresivo, fueron días que no me di cuenta que pasaron. 


Desgano, sueño, no reconocí otro síntoma y el motivo tal vez haya sido el temor a lo que no se sabe lo que puede venir, me dolió la muerte de tantos italianos y luego de otros tantos hermanos de otros países que dejaron a alguien triste. 


Yo vivo en Chile y por ahora en el Archipiélago de Chiloé 40 islas lejanas al sur de mi país en Sudamérica, donde son menos los casos de Covid-19, nosotros vivimos en lugar rural donde no hay tiendas, supermercados, restaurantes, bancos ni policías como tampoco ruido, aquí existe el buen vecino, el silencio y la compañía son las gaviotas, bandurrias, gansos, el canto del gallo, el balido de las ovejas y todo lo propio de un lugar donde el hombre siembra, cultiva, cosecha y cuida lo que necesite para vivir. 

Doy gracias a todas las personas que me ayudaron a restablecer el dominio de www.yobipolar.com que me permite volver a poder aportar, apoyar y acompañar a quienes confían que de mi verdad pueden hacer la suya. 


Susana Rodríguez Hidalgo 

librobipolar@gmail.com





miércoles, 17 de junio de 2020

viernes, 22 de mayo de 2020

Incluso puede ser útil.


Cuando me pregunto cómo fue que alcancé la madurez... primeramente lo adjudico a la ayuda terapéutica, cuyo principio y secreto, estaba en enseñarme la importancia de mirarme a mi misma y cuando lo logré, más que reconocer mi propio valor el que hoy estoy cierta de saber porque lo tengo, más bien reconocí en su magnitud mis defectos. 

Fueron mis defectos, raíz de mis equivocaciones, lo que permitió en el tiempo saborear mis virtudes. 

Continuará. 

jueves, 21 de mayo de 2020


La Paz y Armonía no se encierra en un instante, emerge de la confianza y actitud personal de darse valor para no dramatizar.
Nada negativo que no haya ocurrido puede volverse un conflicto. 


miércoles, 20 de mayo de 2020


Sugerencias orientada para  la salud mental de los adultos mayores en relación a la pandemia.

Cuide sus hábitos de sueño. 

Mantener comunicación por teléfono con conversaciones agradables.

Evite ver TV y Comunicaciones Complicadas. 

Mantener al día tratamientos de siempre.

Hacer ejercicios y actividad placentera. 

Mantener la rutina diaria activa y su estilo de vida en lo posible como lo hace habitualmente.


martes, 19 de mayo de 2020

Lo siento y lo pienso.


La voluntad es la capacidad del ser humano de salir adelante a pesar de las dificultades.

La aceptación personal  es comprender la realidad tal como es, sin desafiar al propio contagio...

La gratitud disminuye los niveles de depresión, ansiedad, envidia y estrés.

Uno mismo es el mejor lugar y el mejor momento.

Un problema se acentúa cuando se centra la atención solo en el problema sin considerar que podemos recurrir a tres alternativas para una solución. 


Repaso.


"Percepción".
Observar y Concluir.

"Conciencia": Darse cuenta de sus pensamientos, sus sentimientos y poner atención en lo que dice y en lo que hace.

"Moral" Reflejo de la intención de una persona quien cuida de su propia conducta en aquello que le indique lo que es correcto.



En la contemplación de una realidad tranquila, íntima y placentera, nos preguntamos por los misterios de la fe, donde vive la belleza más allá de lo que cada cual piensa. 


Pasó la nube, la lluvia y el cielo sonrió. 




jueves, 14 de mayo de 2020

La Personalidad nos Diferencia de Otros.


Buscar ayuda es una muestra de valentía, de sinceridad y de confianza en sí mismo cuando se  trata de terminar con la inseguridad, tristeza o de vencer el temor que nos agobia.

Sin un apoyo moral se complica doblemente la incertidumbre, la asistencia médica es la mejor fuente para tan delicados estados, pero también nos  ayuda una palabra de comprensión que nos acoja sin demostrarnos rabia... más bien nos invite a alentarnos con un decir en calma "todo pasará", eso hará eco en donde se guarda la paz, porque es verdad qué por difícil que sea una situación, eso no se quedará de la misma manera para siempre.

Luego de salir de un paréntesis complicado, podemos conseguir el apoyo terapéutico o familiar adecuado, pero existe un factor que sin ser un rasgo o síntoma de una enfermedad, puede perjudicar más aún el bienestar y eso es la personalidad de cada cual.

La personalidad nos identifica en los sentimientos, emociones, en nuestras actitudes como también en nuestro carácter, es la personalidad la que nos diferencia de otros.

Quien se siente incomprendido busca una respuesta en quienes no lo comprenden, aún siendo la personalidad el motor que nos identifica, no es imposible para mejorar el propio disgusto, corregir las malas actitudes, el vocabulario y cuidar de ese prejuicio que se vuelve resentimiento al creer no ser por los demás comprendido, porque cada ser humano puede educar su manera de actuar y de pensar. 

La realidad empieza en uno mismo, somos el principal protagonista de lo que nos ocurra, por lo mismo de nuestras buenas intenciones dependerá  nuestra tranquilidad, como del buen trato para uno mismo y para los demás, como también de saber agradecer lo que se tiene y comprobar que lo que no se tiene, cuando se consigue otra cosa nos faltará... de los factores que cada uno cuide y cultive, dependerá el bienestar de la salud mental de cada persona. 

Es uno mismo el que crea sus frustraciones como también su realización personal, llegar a entenderlo es liberarse de los caprichos, de la culpa y la soberbia. 

No es fácil alcanzar confianza en los demás, porque primeramente se necesita saber si uno es capaz de cumplir con su palabra, pareciera ser que en el diario vivir "la mejor carta de presentación" son los buenos actos de una persona, los que hablarán bien de quien demuestre que su manera de pensar tiene relación directa con su manera de actuar.

La confianza en sí mismo se siembra con el espíritu de la gratitud, honradez, compromiso y si no se tiene fe a buscar cuál es la verdad. 

PD. Escribió Claudio pidiendo más detalles sobre 2 puntos. 

Punto 1.- A que me refiero cuando digo: Luego de salir de un paréntesis complicado...

... Siempre existe un momento crítico donde se hace necesario apoyo médico y también de la familia y aún siendo ayudados para superar la crisis, muchos pacientes "no siempre son agradecidos o considerados", porque su característica principal de personalidad está ligado al "desacuerdo".

En mi caso creo que me ha ayudado a sobrellevar mi enfermedad mi buen carácter, mi espíritu solidario y el no haberme sentido víctima de la enfermedad.
Sin embargo me sentí víctima de la mala intención, siendo la psiquiatría que me ayudó a entender que  la realidad nace y termina en mi y que estaba demás creer que mi vida cambiaría si aquellos por quienes sufría, lograban comprenderme algún día. 

Punto 2.- Sobre frustración o satisfacción...

Digo que es uno mismo quien crea sus propias frustraciones o satisfacciones; en relación a la frustración, es común que por algún propósito no logrado, experimentemos el sentimiento de vivir algo injusto... como si fuera obligación del destino que  se cumplan siempre los deseos, las expectativas o perspectivas.

Observarse a sí mismo, nos  permite entender  la razón del porqué cada vez que algo no resulta bien, nos irritamos, buscando culpables o creernos culpable, exponiéndonos a  que se apague el ánimo; sin reconocer que son los mismos errores de intolerancia los que nos perjudican. 

Lo mismo ocurre con la satisfacción personal,  el mecanismo primero  de lo que experimentamos pasa por lo que sentimos, influyendo también la personalidad de cada cual, ejemplo: para una persona menos ambiciosa, competitiva o egoísta, los no logrados, puede que los considere como algo favorable, porque es consciente que no todo lo que pueda concretar, le asegura que sea algo mejor para su vida, sin por eso ser un conformista, sino que después de padecer uno aprende a dejar pasar lo malo, porque detrás de eso viene lo bueno. 

www.yobipolar.com 

Susana Rodríguez Hidalgo.