miércoles, 18 de septiembre de 2019

Madres Aprehensivas.


Es muy curioso la similitud de cómo se desarrolla la vida cotidiana, en nosotros como pacientes Bipolares.

Existen varios casos, donde el desarrollo personal del paciente es de menor realización, principalmente cuando son apoyados sólo por sus madres; sintiéndose perjudicados por los prejuicios de madres aprehensivas, a las que les agobia el miedo o desconfianza exagerada, reiterando que su hijo/a como paciente, nunca cumplirá con su tratamiento o no se recuperará.

A veces, nosotros como pacientes, no solo podemos esperar apoyo y comprensión, también podemos aplicar la experiencia de la psicología, para evitar acentuar las reacciones que pueden resultarnos injustas o equivocadas, guardar silencio, cambiar el hábito de  confidenciar abiertamente lo que pensamos, puede ayudar a mejorar la convivencia.

Esta enfermedad que se activa con el miedo y la intranquilidad, requiere de calma, fe y de firmeza espiritual.

El equilibrio está en manos del médico-psiquiatra, el bienestar personal, está en dejar pasar lo malo que siempre pasa y en cada uno está agradecer lo bueno que nunca cambia.


Comunicación con los Profesionales

Una de las complicaciones comunes en el paciente que se trata con un médico-psiquiatra o psicólogo, es cambiar constantemente de profesionales, decisión que nos perjudica en varios aspectos. 

Principalmente en no avanzar en los tratamientos. 

Si bien es cierto, es necesario hacerlo cuando no vemos mejoría o avance durante un tiempo prolongado, también es cierto que el cambio constante, se puede deber a nuestra falta de "no saber comunicar bien lo que sentimos, como lo que pensamos" y a la vez "no saber preguntar lo que no entendemos", es cierto que no nos es fácil enfrentar a los profesionales, es propio que nuestra condición de "inseguridades o confusiones" nos inhiban,  impidiéndonos atrevernos a confesar lo que se nos pasa por nuestra mente.

Hemos de admitir que a un médico o un terapeuta, el principio de su conducta es la ética, es decir, que no está para perjudicarnos, porque además de su ética, lo que lo define como profesional, es su vocación de servicio, por lo tanto, el enfermo puede confiar que el "respeto entre paciente y profesional es mutuo"

La queja común de los pacientes, es que el médico psiquiatra  no le conversa, pero sabemos que el médico está para evaluar el resultado de los medicamentos y qué no es nuestro terapeuta; independiente de eso, al paciente tampoco le gusta que lo corrijan o exijan, mientras no nos volvamos obedientes, ningún profesional nos parecerá adecuado. 

Como regla general no se debe abandonar al profesional, sin antes hacerle saber porqué quiere dejar de asistir a sus terapias, porque el principio de la relación profesional-paciente, es lograr entender la problemática en busca de una solución en conjunto.

Antes de asistir a las consultas, es bueno llevar un recordatorio de lo que nos aflige y al final de cada cita, crearnos una ayuda memoria que nos  ayude a reflexionar sobre lo que se nos dijo. 

martes, 10 de septiembre de 2019

¡Hola! María Ester...


Desde otro país una persona escribe solicitando opinión sobre el diagnóstico bipolar, de alguien que haya experimentado la enfermedad, su inquietud nace de su interés en dedicarse a este trastorno, porque conoce a muchas personas que la padecen. 

Así fue que respondí de acuerdo a lo que he ido clarificando en lo personal, como en el aporte valioso de la medicina.

Hola María Ester: Ante todo la felicito por el interés de elegir esta enfermedad para ir en ayuda de quiénes la padezcan, lo que más bien es algo que afecta a la persona por lo que siente y luego de acuerdo a lo que se piensa. 

Lo primero que le aconsejo que Ud. se familiarice en ese sentido, para que comprenda la raíz de esta particular afección bipolar, el punto de base en el paciente es sentir miedo, a veces, hasta sin fundamento y al no saber qué hacer "racionalmente" con esos miedos, es entonces cuando se declara esta enfermedad denominada “Trastorno Afectivo Bipolar”.

Es esa emoción de temor que nos paraliza como el síntoma de mayor alteración y gravedad, consiguiendo que la persona pierda el sano juicio, es decir su sensatez, al no saber "cómo resolver mentalmente", algo que le atemoriza, le intimida como si fuese una amenaza desafiante, con un poder absoluto consiguiendo, muchas veces, la pérdida de control de nuestra existencia humana.

Es entonces que ante el temor, el escape termina siendo la pérdida de cordura, es a ese estado que la ciencia le denomina manía, el más grave de todos los síntomas que afectan a una persona con diagnóstico bipolar.

La manía incapacita al enfermo, impidiéndole actuar de manera normal y generalmente es necesario recurrir a una hospitalización especializada en psiquiatría. 

La manía nos lleva a creer que todas las ideas enfermizas son realidad, es por esto que al paciente que experimenta síntomas de manía, no se le debe contradecir, porque lo que tiene en mente, para él es la única verdad. 

Es una fortuna que la ciencia haya logrado conseguir tratamiento para esta enfermedad, con medicamentos que no son drogas, son químicos, denominados estabilizadores del ánimo, uno de los cuales  resulta ser el más efectivos, el Litio, (el que consumo desde 30 años), este químico debe ser supervisado constantemente por un examen de sangre denominado Litemia, porque su exceso puede perjudicar al sistema renal, este medicamento nos ayuda a estabilizar la irritabilidad y también está considerado como un inhibidor de suicidio.

Pero el mismo tratamiento con medicamentos no resulta ser adecuado para todos los pacientes por igual, de allí que sea tan complejo incluso para el médico-psiquiatra, precisar para cada caso y de por vida, cuales son los químicos adecuado para su paciente, es todo un estudio que requiere de tiempo y análisis, para llegar al buen resultado. 

Es por eso que cada vez más, se hace necesario conseguir un  médico "psiquiatra especialista en bipolaridad", porque es ésta especialidad la que puede ayudar desde sus estudios de las neurociencias; neurociencias se refiere a los medicamentos específicos que la ciencia ha conseguido en este caso, para el tratamiento de esta enfermedad del ánimo. 

Además de lo antes dicho, dependiendo de los síntomas de la enfermedad, que fluctúa, a veces, entre depresión y euforia, varía el tratamiento, siendo necesario que el mismo paciente se eduque en las variantes tanto de sus estados como en sus medicamentos.

Son los antidepresivos los que deben ser considerados por el médico tratante, como necesarios "solo por un tiempo", porque considerando que la bipolaridad cambia repentinamente hacia el otro estado que es de manía o euforia, el antidepresivo puede generar una alteración brusca si no es retirado cuando la depresión haya pasado.

Así es como cada químico nos ayuda de diferente manera en los estados de ánimo y de lo cual tenemos que aprender a distinguir  y ayudar a los profesionales a las necesidades que nuestros síntomas nos vayan hablando. 

Las ideas psicóticas, enfermizas, equivocadas, se calman con los medicamentos llamados anti sicóticos, "esta enfermedad requiere de la mejor disposición de la persona afectada", para mejorar su calidad no solo emocional sino de vida, para alcanzar la tan posible normalidad de desarrollo personal.

Como comparto en mi blog esta mirada algo general sobre el TAB, es que puedo decir a mis pares.

Que nada te sorprenda cuando te interiorices de los síntomas y de las soluciones para mejorar lo que parece muy complejo, porque de adquirir "buena información y entre más conocimiento pase por ti" sobre lo que te pasa y como resolverlo, más simplificarás tus angustias, dudas, como también el poder dejar de pensar equivocadamente, que tu bipolaridad no tiene solución.


Si quieres más ayuda acércate a examinar el concepto de fe.


domingo, 8 de septiembre de 2019





La imagen puede contener: naturaleza

La percepsión puede más que un pensamiento


Ventanas para Repensar.



No son los defectos lo que nos amargan la vida, es la falta de reconocer lo que son las virtudes.

Donde pongámonos los ojos hay algo por admirar y mucho más para dejar mejor de lo que está.

A veces vale más cuidarse de uno que de los demás.

De los buenos actos personales nace el propio bienestar.

Es posible fallar, pero doble falla es no reconocerlo.




La imagen puede contener: árbol, cielo, exterior y naturaleza


Mas vale límites compartidos que abuso de confianza.



La mejor escuela es uno mismo en silencio y soledad, no hay a quien agradar, sin embargo podemos cuidarnos de ser mejores.




La imagen puede contener: planta, flor, exterior, naturaleza y comida


Quien tenga lo que  tenga  de cada quien depende que lo mantenga.


viernes, 6 de septiembre de 2019


Quien no se escucha a sí mismo colapsará los límites.


miércoles, 4 de septiembre de 2019



Mientras no diferenciemos lo que son los deseos con lo que es una necesidad, la frustración será lo que nos va a perjudicar.



Culpamos a Otro u Otros.


Todos funcionamos desde lo que sentimos, las cosas se complican cuando culpamos a otro u otros, al "hacerlos responsables de las propias sensaciones".

Principlamente, por no detenernos a poner atención en "estudiar y bien comprender" lo que nos pasa por el pensamiento, hasta poder conseguir una opinión propia y a la vez actuar de manera realista, porque de cada cual dependerá tomar decisiones con seguridad, determinación y firmeza con que se hace una cosa.



martes, 3 de septiembre de 2019

La Necesidad de Inmediatez.


Una de las problemáticas más complejas es estar de acuerdo con hijos que aún consiguiendo un tratamiento y un autocontrol de una afección del ánimo, algunos adultos jóvenes, siguen haciendo cargo a los padres de todo aquello que no logran como satisfacción personal.

Cuando uno piensa que tiene todo y que no le falta nada, es cierto que no nos falta nada, pero cuando el ser humano se vuelve materialista y cómodo, es casi imposible acompañarlo a caminar, entenderlo, comprenderle e intentar ayudar a clarificar sus pensamientos, expectativas y errores, porque no es falta de amor, es que la persona vive sumido en un sentimiento constante de no ver cumplido uno o varios de sus deseos.

La psicología es un camino que puede ayudar, pero, a veces, es más fuerte este no ver o no querer “separar realidad con el mundo ideal” que activa ese impulso de inmediatez de querer “satisfacer un deseo más que una necesidad”.

Las expresiones de ira y de ansiedad, son impulsos emocionales que predominan en las personas que no se adaptan a lo que es común dentro de la realidad de todos, estar dispuesto a programar cambios.

Su reacción es la inmediatez y la falta de capacidad de espera, rigidez, frustración al revivir experiencias pasadas, siendo que no es un mal sin solución, "porque lo que pasó pasó y de lo que pasa nada más pasa", porque incluso la frustración tiene la posibilidad de revertirse, siempre y “cuando admitamos que no es necesario conseguir lo que se ambiciona”, porque si no será la ambición la que trastoque la propia realidad y sentidos.

Alguna vez habrá que cansarse de vivir atormentado, acongojado, decepcionado, porque todo lo que experimentamos en sentimientos, es generado por nosotros mismos, aferrarse a los  deseos, puede llevarnos a que nuestros caprichos se transformen en nuestros principales enemigos, imposibilitando que nos volvamos sumisos, para observar lo posible que es desprenderse de lo que nos hace auto padecer en la vida. 

Nuestras reacciones están relacionadas con varios factores que de considerarlos y observarlos, podemos tener mayor conocimiento y ser menos duros con nosotros mismos.

¿Qué es la psiquis del ser humano?
"La psiquis humana es el orden mental basado en el funcionamiento del intelecto, la emoción y la voluntad, que son los tres aspectos básicos de nuestra mente".

¿Qué es intelecto?
Facultad de la mente que permite aprender, entender, razonar, tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad.

¿Qué es Emoción?
"Se entiende por emoción el conjunto de reacciones orgánicas que experimenta un individuo cuando responden a ciertos estímulos externos que le permiten adaptarse a una situación con respecto a una persona, objeto, lugar, entre otros".

¿Qué es voluntad?
"Capacidad humana para decidir con libertad lo que se desea y lo que no".

Compréndete a ti mismo sin esperar que alguien haga lo que te corresponde hacer a ti.



lunes, 2 de septiembre de 2019

Psiquiatría-Psicología-Filosofía y Salud del Alma.



El aprendizaje es una herramienta útil y personal para ser autosuficiente, como también para ayudar a otros.

¿Qué hace un psiquiatra?

Un psiquiatra define el diagnóstico que afecta a un paciente en su salud mental,  es un médico que además de sus estudios superiores después de ser médico general, opta por ir en ayuda humana, para quienes sufren desequilibrios sin  la capacidad de resolverlos por sí mismo.

Este especialista está capacitado para tratar los síntomas con un tratamiento farmacológico en el enfermo, su intervención médica le permite equilibrar la bioquímica del cerebro, ayudando a reparar o compensar las facultades de la salud mental; considerando también que el paciente requiere de un trato psicológico para su restablecimiento.

Por lo tanto, el médico psiquiatra  nos ayuda a seguir un régimen disciplinado de medicamentos en el área de la enfermedades mentales, en el tratamiento de la bipolaridad, son denominados "estabilizadores del ánimo"... comprobado por muchos que su uso continuo, es la base de nuestro equilibrio diario.

En el caso de los pacientes con síndrome bipolar, dentro del tratamiento, se hace necesario complementar el proceso de salud, con un especialista de la psicología, porque los estados de ánimo radican en lo que sentimos y pensamos, entonces siendo necesario revisarlos en privado, con un especialista como guía de aquello por lo que nos vemos afectados.

En estados descompensados el paciente no está en condiciones de recibir orientación psicológica, estas sesiones deben ser suspendidas cuando el paciente no está en su equilibrio anímico, el profesional de la psicología no está capacitado para prescribir medicación al paciente.

El psicólogo está capacitado para encargarse de rehabilitar al paciente en sus emociones, conductas, pensamientos, con el propósito de ayudarlo a obtener autoconocimiento, un objetivo fundamental para que la persona reconozca que la base de lo que siente y piensa, es la razón principal de lo que le pasa a el mismo, desde la aceptación y del reconocimiento de las propias equivocaciones, es que podemos conseguir tomar autocontrol y elevar nuestra autoestima, que no es más que el amor y la aceptación de sí mismo, la enfermedad bipolar, no incapacita al paciente en el entendimiento de sus propios valores y responsabilidades.

Teniendo relación directa este diagnóstico denominado trastorno del ánimo y ánimo viviendo ligado directamente con el alma, fuente de nuestra principal razón de existencia, es que nos vemos en el deber de ir más allá de nuestra propia manera de observar lo que no nos gusta, "sentirnos víctimas", porque aún siendo personas necesitadas de un tratamiento externo, no perdemos nuestras facultades sanas espirituales, de conciencia y de amor,  lo que no nos impide aprender a evolucionar.

La psiquiatría, la psicología es un camino para la salud mental que nos permite llegar a la Filosofía,  una de las ramas que nos enseña a encontrar nuestra propia verdad.

La filosofía tiene relación con la sabiduría, que no es otra cosa que las propias experiencias hechas reflexión y verdad por el propio individuo.

La filosofía nos aparta de la distracción, la culpa y la queja, porque nos permite ser obreros desde donde trabajar y reconocer nuestra propia ignorancia, regalándonos templanza, fortaleza y serenidad para afrontar nuestras miserias.

"La Filosofía trata de responder aquellas preguntas a la que la ciencia aún no les halló respuesta; se ocupa de los principios y las causas, siendo una ciencia especulativa “(no persigue un fin práctico sino el saber por el saber en sí)” como por ejemplo: sobre Dios, sobre la verdad, la justicia, el amor, el origen del conocimiento, los valores, etcétera, todo inspirado en la razón".

Susana Rodríguez Hidalgo.



domingo, 1 de septiembre de 2019


Si quieres sentirte amigo de ti mismo, evita pensar y hablar mal de los demás.

Si esperas reconocimiento, es mejor que reconozcas lo bueno que has aprendido de los demás.


sábado, 31 de agosto de 2019

Todo Depende de Uno Mismo.


El tratamiento farmacológico sabemos que es de por vida y que ayuda a lo estable, además de evitar no volver a recaer… pero la manera de enfrentar y aceptar este cambio de vivir una nueva realidad, requiere de la ayuda de un profesional de la psicología, para refrescar ansiedad y tensiones, las que se acentúan con  esas constantes inclinaciones de desconcierto.

La psicoterapia, refuerza al paciente en la posibilidad de ordenar sus ideas confusas, motivandolo a enfrentar su responsabilidad en revisar, reconocer y aceptar que de él depende conseguir cambiar su modo de pensar, sentir y actuar;  la enseñanza del profesional es una orientación y ayuda a observar la problemática de la persona, pero el logro y provecho de ese apoyo, depende únicamente  de la capacidad de “reflexión, prudencia e interés de madurez” de quien busca aliviar sus confusiones.

Persevera, no falles a tus citas, no cuestiones al profesional, cuestionate tú, se constante y no esperes que te den las respuestas, nada impide que tu disciernas, que distingas entre dos alternativas y saques una conclusión, para conseguir lo que buscas lograr, ser mejor.

Qué es Disciplina:

"La disciplina es la capacidad de las personas para poner en práctica una serie de principios relativos al orden y la constancia, tanto para la ejecución de tareas y actividades cotidianas, como en sus vidas en general.

En este sentido, la disciplina supone la capacidad para controlar los impulsos, sobre todo aquellos que nos apartan de los objetivos y más bien nos inclinan al goce de los placeres más inmediatos. De allí que la disciplina sea muy importante a la hora de alcanzar metas arduas, tanto a nivel personal, como a nivel laboral".



martes, 27 de agosto de 2019

No solo Saber sino que Entender.


No sé si todas las enfermedades mueven al paciente a sumergirse en un compromiso de por vida, para comprender lo que le correspondió padecer, como lo requiere este síndrome bipolar.

Se podría pensar que esta dolencia por tener relación con la locura, más bien nada hay que hacer y si algo o alguien puede ayudar a quien pierde el reflejo de sí mismo, es quien se animó a ayudar al desvalido a través de la rama de la psiquiatría.

Pero la psiquiatría es el principio de la madeja que luego el afectado debe aprender a esclarecer, son muchísimos quienes sobrellevan esta enfermedad del ánimo, los que dan como perdido su desarrollo en el ámbito laboral, amoroso o de ser útil a la sociedad.

Sin embargo este impase, puede pasar a ser la mejor fuente de crecimiento personal, porque más que saber de qué trata este diagnóstico, hay que entender qué pasa por uno mismo, porque lo que nos enferma tiene relación con aquello que nos desconcierta y que se clarifica cuando nos conectamos con nuestra capacidad de reflexión, desde donde se alcanza la madurez y se fortalecen  las debilidades.

Uno de los principales factores de esas debilidades en el enfermo es inhibirse, retraerse y acomplejarse por esta enfermedad... triste realidad, porque poca capacidad de superación existirá en nuestro propio espíritu, si es que sentimos vergüenza de lo que nos está haciendo sufrir.

El interés personal juega el rol más importante en cualquier persona que busque desarrollo personal y la mejor manera de alcanzarlo, será entendiendo que mientras no nos volvamos seres autónomos, para desenvolvernos en libertad y de manera correcta sin necesidad de ayudas externas, no será posible resolver las  problemáticas que nos afectan.

Nada supera a la propia capacidad de discernir.

...Nos agobian las incógnitas, siendo que acá están todas las respuestas, "no mezclar lo malo con  lo bueno".

Después de haber parado  en este escenario donde “algo” toma poder de anular, desautorizar,  incapacitar, descalificar a quien padece, nos damos cuenta que nos vemos afectado en lo  más sensible que nos "representa como ser humano la dignidad", siendo el punto principal de salvación, de este cruel destino de lo que por momentos nos vuelve torpe, a veces,  insolente, una elección que no es personal.

Entonces, alguna vez habrá que encontrarse con la propia verdad, la que sin necesidad hoy de ahondar  más allá, después de esta humillación odiosa, habiendo muchos caminos para la sanación de lo fastidioso y doloroso, no hay más significativa fuente de existencia que la dignidad, donde no muere la decencia ni la moral.

Qué es la Moral:

"La moral es un conjunto de normas, valores y creencias existentes y aceptadas en una sociedad que sirven de modelo de conducta y valoración para establecer lo que está bien o está mal".




viernes, 23 de agosto de 2019

Eso Que Creemos no Merecer


No siempre los capítulos de los que comparto aquí tienen un buen final, la manera incondicional de comprender, a veces, permite que la confianza siembre el cambio, para restablecer lo que aparentemente no podía cambiar, sin embargo muchas veces más pueden las retorcidas tentaciones, que el amor verdadero de una madre o del afecto sincero que no cambia aunque el paciente no cambie.

Es muy propio de quien sufre por esta enfermedad bipolar, que sienta que eso no se lo merece y qué alguien tiene que pagar por lo que lo confunde o enreda; “generalmente e injustamente quien sale dañada profundamente es la madre”, la más incondicional de siempre, se ve afectada sin tener una razón especifica dentro del diagnóstico del porqué es una reacción común en los pacientes, lo minímo que debemos reflexionar al respecto es que tenga una razón de base o no, esto es igualmente injusto y penoso.

La enfermedad dentro de una crisis impide controlar pensamientos e impulsos, pero eso no significa que castiguemos a otros con malos sentimientos cuando nos recuperamos. 

Reiterar en la problemática de lo que nos causó dolor, es alimentar el propio tormento, alégrate de todo aquello que no te duele.

El sufrimiento es una enseñanza que nos hace crecer. 




jueves, 22 de agosto de 2019


Suelta el estómago y podrás desconectar los impulsos que te llevan  a actuar sin pensar.


¿Porqué en Primavera y Otoño nos Alteramos?



En otoño y primavera los cambios de ánimo están propensos a la depresión, irritabilidad y suicidios.

Una de las razones que ha descubierto la ciencia, de esta descompensación del ánimo en éstas estaciones del año, se dice que es una causa provocada por el cerebro, quien reacciona en busca de su equilibrio químico, por el cambio en relación a la luz.

Es importante no solo saber o tener conocimiento de cómo nos vemos afectados por este fenómeno, sino estar alertas a que los síntomas requieren de supervisión médica, de nuevos métodos de auto cuidados y “principalmente de ponernos en acción”.

Uno de las necesidades básicas, para sobrellevar los desequilibrios es saber qué nos puede ayudar en los estados bajo de ánimo, una de las sugerencias médicas más sencillas y eficaces, será buscar el contacto con los rayos del sol y “salir a caminar", la ciencia ha descubierto como es que este tan sencillo aporte nos ayuda al equilibrio del ánimo. (Media hora de ida y media hora de regreso, puede ser suficiente)

Las confusiones o miedos que crecen como mala yerba, cunden más cuando "rumiamos lo que mal pensamos" y “peor aún si no somos capaz de compartir lo que pensamos”, lo que comúnmente tiene relación con la realidad, pero la enfermedad, nos convence e induce a callar, creyendo que  seremos juzgado; siendo una alteración de la enfermedad, tenemos que trabajar para no hacernos cómplices de ella.

El mutismo impuesto por este trastorno, puede llevarnos a tomar medidas equivocadas, es por eso la importancia de reconocer en nosotros mismos, que estas características tan evidentes de la bipolaridad, debemos conversarlas con los cercanos, para que nos comprendan y nos ayuden a sobrellevar estos episodios que no tienen que ver ni con la personalidad, como tampoco con un capricho, sino hacer saber lo que se siente, para no vivirlo como si fuera un pecado sentir miedo, sino que estamos viviendo un episodio "normal " dentro de la enfermedad por una de las estaciones del año, otoño o primavera, las que influyen de manera dominante en activar el trastorno afectivo bipolar.

Cada vez que sientas temor de lo que piensas, busca a alguien que antes te haya dado confianza y confidencia lo que estás elucubrando, es decir, imaginando sin mucho fundamento en tu mente, para que te ayude a concentrarte con la realidad, es una buena manera para que se espanten, así de real, revelar hablando lo que nos aflige, permite que  los pájaros imaginarios que nos picotean con ideas chifladas y que tantas veces nos hacen sentir que alguien o nosotros mismos somos de algo culpables, nos dejen en paz.

Los hechos que nos apremian pueden haber ocurrido, pero no de la manera que la enfermedad la genera en nuestra imaginación enfermiza.

Escribe para desahogarte cualquier idea que te parezca secreta, volcandolo en el papel no crece, más bien sacandolo fuera se diluirá, no guardes lo que te paralice, expresarse  permite salir de ese absurdo de ver todo perdido, siendo que no es otra cosa que miedo imaginario.

No tengo religión alguna,  pero en mis momentos oscuros, siempre hay algo que me ayuda sin haberlo pedido, así fue que dentro de la desesperación, algo me llevó a leer Salmo 27 y mi alma se iluminó.


domingo, 18 de agosto de 2019

Mas Vale ser Estricto Consigo Mismo.



Siendo muchos los factores que complican la posibilidad de restablecer el sano juicio en alguno de los pacientes bipolares, tal vez, el más grave es suspender el tratamiento.

 Conozco casos de personas con quien he compartido por largo tiempo, a quienes no habiéndoles faltado atención ni afecto familiar, no quisieron aceptar la enfermedad, por lo tanto cualquier intento de ayuda médica y de tratamiento no fueron  aceptados por ellos, aún experimentando varias internaciones, incluso forzosas, perdieron el absoluto control de su raciocinio, consiguiendo la pérdida total de su realidad para siempre, terminando en lo que muchas veces antes de estar totalmente desorientados empezaron a hacer, salir a caminar sin rumbo cierto, deteriorando para siempre su vida personal y la tranquilidad de sus familias y también el amor fraterno que tantas veces nos unió.

Sin la ciencia, quien busca cada día una nueva posibilidad de anti sicóticos u otros anexos a los estabilizadores del ánimo, no podríamos confiar, que es el tratamiento el principal salvador de quienes llevamos esta enfermedad, de la que ojalá nadie más imite a Vilma y Genaro de abandonarse a los caprichos en los que sucumbieron, por no entender el significado de disciplina ni aceptación… si no fuera por el "espíritu de quienes aportan a la humanidad a través de la ciencia", esta enfermedad estaría siendo fuente no de un mal de salud mental, sino la pérdida del valor del individuo como ser humano.

Otro ejemplo muy cercano es Máximo, quien después de varias crisis, abandonando tratamiento reiteradas veces, hoy consiente de saber que el deterioro de las neuronas por cada crisis es real, se prometió volver a reintentar una última alternativa, con un nuevo medicamento que requiere de una lenta evolución, supervisión exhaustiva, controles rigurosos, toda una exigencia que se ganó él y otros más, por no entender que en la vida hay que tomar en serio responsabilidad, reflexión, conciencia, para conseguir escapar de los dominios de las malas tentaciones.

Máximo ya no consume alcohol, ni marihuana, no olvida el horario del día al día de sus medicamentos, pero el nuevo tratamiento lo mantiene inactivo, duerme, perdió el interés por saber qué quiere, está irritable, desconfiado, todo hubiera sido más fácil sin sus tratamientos abandonados, hoy las exigencias son más severas, después de dos meses sin querer compartir con nadie, ha vuelto al grupo, nos enseña, se acepta, se corrige y a todos nos alegra.

Aún falta tiempo para que haga de su vida un desarrollo de sus potencialidades, pero como a muchos quienes no claudicamos en la fe, el mismo reconoce que ser Cristiano, lo mantiene fiel a lo que espiritualmente nunca sintió que lo abandonó, su propio Dios.

Susana Rodríguez Hidalgo. 




De los sentimientos poco se sabe, de las razones poco se entiende, pero de la ambición, muchos pueden dar clases.


La imagen puede contener: planta, exterior, agua y naturaleza
No son los senderos por donde se vaya de lo que depende el espíritu del hombre.




Es más fácil disertar sobre los defectos de otro, que detenerse a pensar como corregir los propios.

De la paciencia, quien más la aprovecha y admira, el oportunista. 

Hay quienes enseñan con el ejemplo sin embargo muchos no lo entienden. 

A quien le gusta que le den sólo lo bueno, eso, es malo. 

Cuando esperas realizarte a través de los demás, es cuando aprendes a volverte independiente.




El trabajo no remunerado es más comprometido.


martes, 6 de agosto de 2019


No obligues a tus hijos a entender lo que no le ensañaste cuando niños, como tampoco tu como hijo, obligues a tus padres a que te complazcan en tus caprichos.




A tus enemigos puedes enseñarles que no vale la pena amargarse por ti. 


Más que responderle a un niño como son las cosas, mejor pregúntale qué piensa él.


Para que alguien conozca lo bueno de ti pueden pasar años y cuando alguien lo descubre, piensan que tú has cambiado.

Si esperas que alguien sea cordial, deferente y respetuoso, ese alguien de quien lo puede aprender es de ti.





Cuando uno deja pasar lo malo, no hay que esperar mucho para que se vuelva bueno, la queja es lo único que no permite que haya cambio.


domingo, 4 de agosto de 2019



Nada es más justo que Dios Padre.



sábado, 3 de agosto de 2019




Se dice que las flores son la oración muda de la naturaleza, siendo lo más bello, frágil y puro, dan armonía en el hogar y brindan bienestar espiritual.


"El significado de las flores va mucho más allá de su concepto estético, pues en el simbolismo de la flor se condensa todos los elementos: tierra, agua, aire, fuego y éter".

Sentimientos Dormidos.


Hoy recibí un regalo, un premio al respeto por el otro, a la paciencia a esa espera que parecía infructuosa, de parte de alguien que se trata con medicamentos para la bipolaridad, que vive con el apoyo de sus padres, hermanos, terapeutas del Servicio Público, sus médicos tratante, además del empuje del Grupo de Autoayuda, quien desde más de un año atrás le propuse que ordenara su pieza, hiciese su cama y abriera la ventana, hoy al fin rompió con su apatía y me envío una fotografía demostrándome que lo cumplió.

Se Trata de Luciano de 34 años, quien después de un largo tiempo de conseguir su estabilidad para el TAB, nos sorprendió con su talento, su capacidad de renovar su rutina, pero especialmente con su inteligencia y sus buenas razones.

Pero cuando hicimos algún ejercicio de medir los sentimientos de cada uno en una conversación, el demostró indiferencia y además de eso, incapacidad de poder ayudar a alguien de su familia si es que estuviera desvalido.

Entonces, nos cuestionamos el grado de egoísmo que alcanzamos cuando se consigue el propio bienestar, olvidando el don de gratitud, por falta de consideración hacia lo que han dado los demás por nosotros.

Así fue como Luciano reconoció que poco y nada le importaba que viniera pidiéndole algo más de un año y cada vez me respondía que no era necesario, porque su madre le hacía su cama, pasando por alto lo que le proponía Susana, como guía para que despertara a su vida personal.

Le demostré a que él iba cada Lunes, principalmente a sentir satisfacción personal al recibir elogios de sus compañeros, a sonreír orgulloso de ser reconocido en su talento, además que es inteligente y tiene buenas razones, sin embargo de sus sentimientos para otros no había lo que uno esperaba.

El sentimiento de gratitud debe ser una reacción básica dentro de la relación mutua de solidaridad; no podemos solo  saber pedir ayuda para los sentimientos de angustia, tristeza o dolor que nos invaden, también se debe tener una reacción de afecto y respeto hacia alguien que nos permite ver más claro sin pedirnos nada.

Qué es Gratitud: "La gratitud es sumamente importante para las relaciones humanas. Supone, de primera mano, que ambas partes se turnen en dar y recibir con el objetivo de alcanzar una sociedad cooperativa y solidaria entre los individuos que la conforman".

La manera más noble de entregar gratitud será el respeto.





Si no sabes callar en busca de saber que dice tu silencio interno, mal podrás hacer en discutirlo todo.

Busca la copa de un árbol o el viento en el desierto y verás que existen amigos que te muestran tu propia verdad.

Después de esa batalla que me hizo sufrir y que yo no elegí, lo que he logrado no viene de mi fortaleza, como tampoco del egoísmo sino que de haber aprendido a no mentirme a mi misma.

Mi mayor confusión, muchas veces, es no saber quién dice la verdad o quién acomoda lo que dice para no hacerse cargo de su verdad.

Has una lista de todas las cosas pendientes, ordenarás con gusto tu vida y no olvides poner en el último punto, amar al prójimo como a ti mismo.



viernes, 2 de agosto de 2019

Dos Años de Tratamiento Equivocado.



Uno de los últimos acontecimientos más relevantes ocurridos con alguien que llegó hace dos años a los encuentros, es que asistió a un médico especialista en bipolaridad,  para que le diera otra opinión, mejorar el tratamiento y el especialista le hizo ver que no tenía esta enfermedad.

Aun habiendo sido tratada con Litio y otros medicamentos para el TAB por otro médico psiquiatra, sus síntomas eran otra cosa.

Mi amiga Mía como se llama ella, solo tenía que “hacerse cargo” de entender que las exigencias y culpabilidades que imaginaba como ciertas de sus más cercanos y de la sociedad, era una gran equivocación, que la verdad era tener que "mirarse a sí misma", su "personalidad alterada", no tenía otro motivo que por vivir enjuiciando a otros y no a ella misma.

El médico le dio un diagnóstico más sencillo de lo que es un trastorno bipolar, sus conductas radican solo en una “alteración de la personalidad”.

Lo que determinó el médico después de ver el resultado de un Test que refleja los rasgos del comportamiento humano.

Mía, culpaba a los demás de su desdicha, de sus necesidades no cubiertas a sus 27 años y sin embargo hoy comparte conmigo su gran equivocación, diciéndome que tiene mil motivos para ser feliz.

Ahora entiende que su bienestar no depende de lo que reciba de fuera, así sea de parte de sus padres, hermanos, de los compañeros de trabajo, sus jefes o de mí, con quien ha compartido sus más íntimas decepciones, porque lo que esperaba de los demás, quienes se habían transformado en sus más serios enemigos, en sus fantasmas,  cuando no se le cumplían sus deseos, no dejándola vivir de tanto juzgarlos, criticarlos, detestarlos, perdiendo ella tiempo y tranquilidad  al paralizarse por buscar su bienestar en ellos. Hoy reconoce que era ingratitud de su parte y que al no “darse cuenta” que tiene despiertas todas sus facultades para desarrollar su propia existencia y aún más, capacidad de seleccionar a quien amar, agradecer y comprender que no se desarrollaba de manera independiente como tampoco con todas sus potencialidades. 

Hoy se saca la venda de los ojos, se mira a sí misma, como un ser que puede ocupar un espacio en el mundo como persona sumisa, dócil, obediente, quien además nunca buscó a Dios por conveniencia, sino que hoy más que nunca, para agradarlo como lo que ella es, un ser fiel a Él.

La moraleja que nos queda, cambia tus conductas y tu vida cambiará, en nuestro caso también calza perfecto, pero ""no te confíes, como pacientes bipolares" no debemos abandonar lo que nos da la posibilidad de cambiar las conductas, el medicamento, quien nos ayuda a ver más claro.




jueves, 1 de agosto de 2019

¿Quién soy Yo?



Muchos se preguntan y quién es ¿Susana Rodríguez Hidalgo? y yo digo: una ignorante de buen corazón que aprendió a distiguir en ella lo bueno, para salvarse de lo que no pudo o no supo como...

Además de mi propia ignorancia, puedo aseverar que la ética es una cualidad que vive en la dignidad de la persona y la universidad, a la que no fui, avala la capacitación para conseguir un trabajo, el que durante muchos años por padecer de una enfermedad que me afectó el alma, impidió reintegrarme al medio laboral por temor a la autoridad de otro.

Susana Rodríguez Hidalgo.



Quien conoce bien qué es una plegaria, es quien sabe que no todo depende de su proceder.

La diferencia entre el saber e ignorar está en el interés y la apatía.

Decir yo creo o creí, no es tener la certeza para decir por cierto, ciertamente o es verdad.

El tiempo como el respeto no tiene edad.

La experiencia propia es una enseñanza tan significativa como la equivocación.

Quien no se abre a aceptarse a sí mismo difícilmente aceptará a otro. 

Lo más desconocido de uno mismo se conoce a través de un lápiz y un papel.

Lo bueno que vive en ti es más que luz propia es el sustento de confiar que nada lo cambia.

Lo que no tengo puede ser que no lo necesito o no me lo merezco.

Cuando no se deja un espacio para darse cuenta que es lo que uno siente, no se puede llegar a pensar correctamente.

La reflexión hace posible entender lo que no se entiende.

Las elecciones personales permiten conectarse con la libertad, lo que hace posible inclinarme mas qué por el amor, por la honestidad.

Así como Dios me da sin pedirle, sabe lo que doy y no doy y lo que recibo y no recibo.