miércoles, 30 de marzo de 2022

Gratitud Día Mundial del Trastorno Afectivo Bipolar.

 Cada 30 de Marzo se Conmemora el Día Mundial del Trastorno Afectivo Bipolar; a todos aquellos que hemos transitado por este diagnóstico, el primer sentimiento que nos debe surgir, sentirnos agradecidos de los hombres dedicados a la Ciencia y a todos aquellos que dedican su tiempo a sostener este diagnóstico en la especialidad de psiquiatría, psicoanálisis y psicología. 

En mi caso, con 3 décadas de tratamiento y diagnóstico, no puedo dejar de expresar mi más profundo agradecimiento al Servicio de Psiquiatría del Hospital El Salvador en Santiago de Chile, a mi médico tratante Dr. Pedro Retamal Carrasco, quien nos agrupó como pacientes, consiguiendo ante todo una Psicoeducación extensiva a la familia y además de formarnos en el sentido de Ayuda Mutua entre nosotros como pares; recordando hoy a otro inolvidable pilar fundamental en restaurar mi equilibrio como Psicoanalista al Dr. Derek Humphreys Manterola y tantos otros profesionales que no olvido por sus buenas intenciones e intervenciones. 

Sin ellos ni yo ni mi familia hubiéramos recuperado la felicidad, como tampoco podría seguir siendo apoyo y orientación, para muchos quienes después de mí, han iniciado la búsqueda de saber cómo calmar las emociones incomprensibles provocadas por la bipolaridad.


Susana Rodríguez Hidalgo. 

Monitora.

Grupo Autoayuda para Pacientes Bipolares y Depresivos. 

En Servicio de Psiquiatría del Hospital del Salvador.

lunes, 28 de marzo de 2022

"Atentos al propio proceder"

  

Una característica que nos une a quienes somos pacientes Bipolares, es el tener que aprender a vivir, a entender qué lo primero es lo primero, qué las tentaciones ni las expectativas son favorables en sentido emocional y qué nadie más que uno mismo puede distinguir entre el bien y el mal. 

"Cuando se habla de lo primero es lo primero, se refiere a priorizar la auto disciplina en la "voluntad independiente" que permite tomar decisiones y actuar "consistentemente" en esas decisiones"

Y desde este punto, cada cual puede desarrollarse siendo un aprendiz de su propio comportamiento.

Uno de los pensamientos más dañinos que suele insistir como idea en el paciente, es el centrar sus expectativas en que no va ha estar bien y así cómo se nos fija esa idea, de uno mismo depende cambiar el juego de su propia mente. 

Siendo el principio del autocontrol la intervención de la psiquiatría, es el paciente dueño de su recuperación, de aceptar esta enfermedad como un aprendizaje que lo invita a "darse reglas a sí mismo" no solo para mejorar, sino para no vivir a la espera de intervenciones externas ni a influencias qué nos impidan tomar decisiones personales. 

Vivir una crisis no solo es una situación difícil sino grave, por lo tanto lo mínimo que uno aprende es qué la vida no es un juego, que no vale la pena sentirse víctima más bien sobreviviente para provocar un cambio, no solo para uno mismo sino en lo favorable que puede ser para los demás. 

Quien no está de acuerdo con lo injusto y negativo, es el mejor capital para cambiar el rumbo de lo que parece imposible, solo basta "estar atento al propio proceder".

susana rodríguez hidalgo. 

miércoles, 23 de marzo de 2022

El Prejuicio anula el buen Pronóstico.

 El prejuicio anula el buen pronóstico.

Si el paciente bipolar, no toma su experiencia como un aprendizaje, lo que padece no le servirá como enseñanza de lo que guarda como mensaje este diagnóstico, "qué lo malo tiene la particularidad de no poder anular lo bueno", siendo esto, el principio de lo que encierra este diagnóstico que tiene mucho de bueno.

Nadie que esté dispuesto a dejar de querer ser obediente en entender qué cosas perjudican al paciente, dejará de sorprenderse consigo mismo, cuando experimente lo posible que es no salir perjudicado por esta enfermedad. 

Uno de los motivos más comunes como reacción, al enterarnos de tener este diagnóstico, es no entender nada y luego lo que se entiende, nos parece el peor de los panoramas; tratándose de una enfermedad síquica, es el prejuicio personal y social, que disminuye el buen pronóstico y una vez más, como en todo, es el prejuicio lo que perjudica comprender qué la bipolaridad es una enfermedad reactiva y no mental. 

Reactiva frente al descontrol de los sentimientos, resentimiento o debilidad ante la falta de entendimiento; es por eso que enfrentar este diagnóstico, sirve como evaluación del porqué de nuestro comportamiento.

La bipolaridad está considerada un trastorno, es decir una alteración mental, que en este caso, se presenta solo en episodios esporádicos y dependiendo en muchos aspectos del paciente; las limitaciones indicadas por el médico psiquiatra o los profesionales de la psicología, quienes entregan pautas adecuadas para no recaer, determinan y facilitan el bienestar personal, los No posibles, permiten que el paciente goce de su capacidad de actuar en plena conciencia, es decir, que él por si mismo puede darse cuenta de su propia existencia, de sus estados y sus actos. 

Uno de los puntos favorables qué tiene este diagnóstico, es que permite recuperar el juicio y volver a la realidad, para comprender qué nuestro cerebro de por vida no debe de dejar de lado los medicamentos, para estar protegido de recaídas y síntomas adversos, aunque se pueda presentar algún episodio inesperado, pero es el tratamiento ininterrumpido el primer eslabón de la estabilidad del paciente, junto a las 8 horas de sueño por las noches, estrictamente necesarias, como cero alcohol y cualquier otro tipo de drogas nocivas para personas con bipolaridad y qué las mejores decisiones por cuidar los límites, será no solo a favor del paciente sino de la sociedad y de quienes lo rodean.  

El principio de lo mucho bueno que tiene este diagnóstico, es la capacidad de desarrollo qué tienen las personas para demostrar lo útiles que son para sí mismas, como para la comunidad. 


susana rodríguez hidalgo

domingo, 20 de marzo de 2022

Pacientes Hipersensibles


La bipolaridad es una enfermedad relacionada con los afectos y emociones, es decir con los impactos que remueven los sentimientos más allá de nuestro discernimiento, el discernimiento hace posible detenerse a entender, juzgar, apreciar antes de dejar llevarse por la impresión.

Reconocerse persona hipersensible, no es más que ser vulnerable, el paciente bipolar es un exponente fiel de ser suceptible a padecer emocionalmente, su fragilidad le impide fortalecer la confianza en sí mismo, su intimidad se vuelve un sentimiento amenazante de inseguridades, como si careciera de elementos para el desarrollo personal. 

Sin embargo, es importante y necesario que el paciente libere esa mentalidad de desventaja, porque una bipolaridad bien cuidada, con un tratamiento consciente, permite que la persona esté capacitada para no dejarse llevar por los demás, impresionarse por hechos que no le pertenecen, comprender que la equivocación es parte del aprendizaje y qué lo más importante y simple de saber, es que el principio de toda toma de decisiones, radica en considerar las consecuencias de "lo malo y lo bueno".

Bien y mal, dos conceptos que podemos distinguir a través de los sentidos, la bipolaridad no impide reconocer lo favorable de lo perjudicial... la persona no siempre está enferma, cuidar las buenas acciones evita conflictos y recaídas; el paciente es dueño de abandonar sus tentaciones, como de no justificar a sus crisis de no poder recuperar su vida normal, lo bueno no priva al paciente en que desarrolle sus mejores sentimientos, sus capacidades innatas, su inteligencia, como tampoco su intuición, esa facultad de comprender las cosas al instante... 

El control de uno mismo, es el emblema más notable a la propia honradez y humildad. 

susana rodríguez hidalgo

sábado, 19 de marzo de 2022

El paciente pasa a ser un Aprendiz.

 


Ser paciente bipolar es una experiencia que requiere de un despertar a la propia conciencia, al respeto por sí mismo y al compromiso de fidelidad con la familia, pero todo esto solo se hace posible, después  que uno recobra sus sentidos.

Experimentar la enfermedad en todas sus fases, es ser testigo viviente de lo imposible que es darse a entender cuando se padece de los síntomas que atrapan al paciente a través de impulsos reactivos, lo qué solo puede ayudar a calmar la situación la intervención de la medicina en la especialidad de psiquiatría. Mil ideas incoherentes que fluyen a mil por milésimas de segundos... impidiendo qué el paciente pueda cambiar sus reacciones equivocadas las que impiden actuar, incluso, a quienes les rodean. 

Cuando el paciente vuelve a la realidad conciente, la vida se transforma en un rompecabezas, no se sabe si ante todo será juzgado, culpable, estigmatizado, cuestionado, sin saber si es responsable de actos indebidos.

Aunque no todos actúan de la misma manera estando fuera de control, en el tiempo queda la posibilidad de pedir disculpas, pero para todos la realidad se vuelve igualmente difícil de aceptar, por esos hechos involuntarios que resultan inimaginables, producto de aquellos delirios provocados por la enfermedad.

Luego será el apoyo terapéutico lo que ayudará a resolver en conciencia y sano juicio las decepciones que de repasarlas parecen una pesadilla, pero lo qué parece inverosímil de reparar no es tan así, existe esa luz que permite recuperar el equilibrio, que ayuda a entender qué el paciente no es culpable, qué no debe vivir del arrepentimiento, porque a través del principio de la estabilidad mental y emocional, llega a comprender que la persona no es la enfermedad bipolar, por lo mismo ningún paciente actúa de la misma manera ni es tratado con el mismo tratamiento que otro, entonces, siendo una enfermedad que muchos la padecen, de cada persona depende lo que puede dejar demostrado una  vez recuperado...

El paciente pasa a ser un aprendiz del control de sus conductas, de la importancia del cumplimiento de sus obligaciones y... de estar alerta a distinguir lo que le es conveniente e inconveniente.

Podría decirse que el trastorno bipolar, invita, más qué a un mal sin solución, a la posibilidad de crecer como ser humano. 



miércoles, 16 de marzo de 2022

Esas cosas imaginarias.

 Uno de los principios básicos de considerar por quienes siguen tratamiento en bipolaridad, será aprender a vivir ante todo cercanos a la realidad... porque una de las características de este diagnóstico es que la persona viva de ideas imaginarias, viendose impedido muchas veces de poder distinguir claramente qué le corresponde decidir.

 El paciente pasa por distintas etapas de experiencia que lo confunden y desaniman, siendo necesario entrar en un sentido educativo para comprender qué entre mejor informado esté, mejor manera de entender que la bipolaridad con un tratamiento adecuado y sin ser abandonado de por vida, la enfermedad disminuye y qué por el contrario crece, de no seguir las indicaciones médicas y qué el bienestar personal siempre dependerá además de las elecciones y decisiones personales.

Existen enseñanzas y sugerencias dentro de la orientación qué de tomar en cuenta, no solo el estado de ánimo se ve restablecido sino que también es posible aportar tranquilidad a la familia y a los terapeutas que hacen lo posible por restablecer la salud mental de sus pacientes, dentro de esas sugerencias está centrarse día a día en los hábitos de aseo personal, del orden de su habitación y del amor propio, es decir en la aceptación de si mismo tal como se es y en la consideración del valor de las virtudes personales, qué se ven reflejadas en las propias buenas intenciones. 

Esa mente inquieta de cosas imaginarias que experimenta el paciente bipolar, es lo que puede perjudicar al paciente, haciendole creer que no alcanzará un raciocinio neutro, estable, consciente de sus actos, lo que no siendo cierto... la palabra disciplina hace posible cambiar el destino de la duda. 

Nunca repases ni te hagas cargo de tus impulsos enfermizos, pero cuida de saber que está bien y que está mal antes de actuar.


lunes, 14 de marzo de 2022

Algo Útil

 Si estás nervioso, agobiado, angustiado, suelta o mejor dicho relaja tu estómago.


domingo, 13 de marzo de 2022

Ayudarnos mutuamente.

 Todos somos sensibles a los estímulos externos y todos somos generadores de estímulos, es por eso qué mantener cierta distancia y relación pasiva de ambas partes, por ejemplo como se acostumbra a tratar a las visitas, permite que los estímulos se mantengan en un buen entendimiento.

 susana rodríguez hidalgo.

sábado, 12 de marzo de 2022

Educación para la familia..


Para quien por primera vez presenta un trastorno bipolar ni él ni su familia, comprenden lo que sucede. 

Es por eso qué ante cualquier persona que actúe fuera de la realidad, la primera medida será  actuar con prudencia y tranquilidad, siendo necesario no corregirlo, criticarlo, como  tampoco enfrentarlo con autoridad. Será la prudencia el factor que ayudará a evitar conflictos y mayores riesgos ante las reacciones descontroladas que experimenta un paciente bipolar. 

Luego se hace necesario entrar en materia de educación tanto así para la familia como para el paciente, porque en la mejoría influye el trato que reciba el enfermo, las conductas  y hábitos de convivencia en común que también permiten la estabilidad de todos.

Independiente de los pasajes críticos, la familia debe considerar que el paciente no es un enfermo mental, la enfermedad bipolar es cíclica y reactiva, es decir el paciente puede verse afectado por motivos sentimentales que lo llevan a reaccionar de manera vulnerable, provocando los síntomas de la enfermedad, pero independiente de estos pasajes críticos, la persona con su tratamiento bien llevado, puede desarrollar una vida normal, dependiendo de su disciplina en relación a obedecer las recomendaciones médicas que se le indiquen.

La calma es el factor familiar que tranquiliza al paciente, quien involuntariamente, a veces, experimenta alteraciones las que por sí mismo no puede contolar, en cuyos momentos requiere de ser asistido por personal médico de psiquiatría y equipo especializado, pero en el diario vivir el buen trato, considerarlo con el mismo respeto que a los demás, integrarlo en el diario vivir sin dejar de lado considerar su capacidad de inteligencia, habilidades que dentro de todo lo desconocido de este diagnóstico, también está la capacidad intelectual que favorece al paciente, el que no pierde la facultad de pensamiento ni de reflexión.

 

  
 Todos somos sensibles a los estímulos externos y todos somos generadores de estímulos, es por eso qué mantener cierta distancia y relación pasiva de ambas partes, por ejemplo como se trata a las visitas, permite que los estímulos se mantengan en un buen entendimiento.

La bipolaridad tiene relación directa con los sentidos, sentimientos y emociones, no siendo sólo el paciente que siente, la familia también se ve afectada, comprender que lo más critico pasará con la ayuda médica en psiquiatría, ya es una manera de calmar lo inexplicable y luego la aceptación de una tarea para todos de mantener el respeto mutuo y la ayuda mutua, lo que en el tiempo conlleva a la normalidad. 

Algo tan simple y sencillo como el buen trato y la aceptación que la vida nos sorprende... y que luego nos demuestra que estamos capacitados para ser mejores, es la mejor muestra que todos somos capaces.

Punto a parte es que un paciente bipolar, viva a la espera que los demás comprendan su enfermedad, porque de sentir eso, nunca logrará asumir que uno es por naturaleza autosuficiente.

La valentía se alimenta de la confianza en uno mismo, la mejoría en la obediencia y la felicidad en cuidar de no hacer padecer a los demás. 




viernes, 11 de marzo de 2022

Cuidado con el maltrato.

 Somos seres sensibles a los estímulos, el buen trato nos da confianza y tranquilidad, nos invita a acercarnos con los demás en un sentido de familiaridad y no de discusión ni discordia. 

Un niño bien tratado será una persona madura e inteligente, capaz de comprender las buenas intenciones y de defender con argumentos sólidos sus buenas razones sin necesidad de agredir a otro. 

Cada persona tiene su  propia facultad de entendimiento aun teniendo sus limitaciones, el buen trato ayuda a controlar impulsos reactivos hacia las vulgaridades; cuando somos respetados y aceptados,  cualquiera sean nuestras costumbres o condiciones, el uno y el otro se ve complacido y no rechazado. 

El buen trato educa, brinda tranquilidad y nos aporta beneficios espirituales.

miércoles, 9 de marzo de 2022

Incógnitas en común de los pacientes.

 La confianza en sí mismo es una buena manera de actuar en compromiso, coherencia, respeto y comprensión con los demás. 

Cuando se trata de un Grupo de Autoayuda para Pacientes Bipolares o Depresivos, la confianza mas bien está regida en el respeto mutuo. 

No es la confianza en sí lo que necesariamente hace que los participantes puedan explayarse en sus problemáticas, más bien es la seguridad de saber que también les une las experiencias asociadas a los síntomas de la enfermedad bipolar, las que muchas veces ni siquiera son reveladas a los terapeutas, tal vez, porque no es fácil explicar las cosas imaginarias. 

Sin embargo entre pacientes lo más insólito es observado como "normal" tratándose de los síntomas de la enfermedad, entender qué quien experimenta estas alteraciones no es causante conciente de esos síntomas, les permite disminuir el rechazo incluso al diagnóstico, porque se entiende que eso desaparece con el tratamiento constante y con el autocuidado de las propias conductas y hábitos, por eso cualquiera sean los hechos vividos por uno de los pacientes, más que ser motivo de juicio para algunos de ellos, siempre pasa ha ser un aporte como respuesta a las incógnitas en común que se generan en todos. 

La reserva es el principio que une al grupo en un sentido más que de responsabilidad, de verdadero crecimiento personal, el trastorno bipolar siendo estigmatizado, permite entender que aún no teniendo culpa alguna de hacerse cargo de padecerlo, cada paciente se ve en la obligación de guardar silencio, lo cual hace madurar el significado de proteger su privacidad.

 Tratándose de la enfermedad bipolar tanto en lo complejo como en lo posible que es conseguir la normalidad... es esencial, que sea el mismo paciente quien comprenda que la tarea diaria es personal, que debe mantener la concentración en lo conveniente e inconveniente, saber qué más vale ir lento que de prisa, qué debe tomarse un tiempo,  guardando silencio, para saber lo que tiene que decir, considerando  que se vive mejor cuando se cuida uno mismo de no salir perjudicado.

Cuando se trata de cambiar la mentalidad y la actitud, lo primero es saber que lo suficiente no es suficiente.