lunes, 15 de octubre de 2018

Sobre Medicamentos Dr. Pedro Retamal C.


El médico-psiquiatra Dr. Pedro Retamal C. Especialista en Enfermedades del Ánimo en su última charla en Psiquiatría del Hospital del Salvador, se refirió al conocimiento que debe de tener el paciente sobre sus medicamentos.

Hizo hincapié en la importancia de no automedicarse, considerando qué por ejemplo,  los analgésicos hacen subir el porcentaje de Litio en la sangre, el máximo de analgésico que puede consumir un paciente es uno al día.

Una de las características del Litio es que aumenta la sed y causa temblor de manos, por lo que el médico tratante debe hacer un control continuo a través de exámenes de sangre, para medir la dosis de este estabilizador, es conveniente saber que existe un medicamento para disminuir el  síntoma del temblor.  

Todos los ansiolíticos terminados en “Pam” como Clonazepam, Alprazolam, Bromazepam, Diazepam Lorazepam, Lormetazepam no deben usarse por mas de dos semanas, porque  causan acostumbramiento, insomnio, aumentar la dosis provoca dependencia.

El tratamiento para la bipolaridad no son los antidepresivos, son químicos denominados "estabilizadores del ánimo".

Uno de los tratamientos al que se recurre como última alternativa  para el paciente con diagnóstico bipolar es la Clozapina, que aún teniendo la particularidad del aumento de peso, es un tratamiento que genera estabilidad en el TAB.

La enfermedad no impide hacerse independiente, autosuficiente una vez estabilizado; el paciente necesita de apoyo y comprensión de la familia cuando sus estados no le permiten tener autocontrol, una vez conseguido el equilibrio, la bipolaridad ayuda con su inteligencia a ordenarse, cuidarse y desarrollar una vida normal.


domingo, 14 de octubre de 2018



Cuando miro lo que me falta me olvido de lo que tengo. 

El silencio es el único confidente de una oración.

Ser confiable supera a ser fachoso, inteligente, rico o famoso.

Para conocerse a sí mismo, es necesario complacerse en aquello qué aún pareciendo insignificante, nos llena de gozo.

Sin empezar de nuevo la vida no tiene encanto.

Donde pones la mirada es la sensación que recoges.

Es el entusiasmo que me aparta de mis dolores. 

Quien rechaza lo que no entiende nunca entenderá por qué lo rechaza.




Verdades más que Mentiras.


La salud mental se refiere a la armonía que pueda lograr cada persona en el diario vivir.

Después de enfrentar una enfermedad como la bipolaridad, entendí que mi claridad mental y emocional, se ocultaba en separar lo malo de lo bueno, como también en distinguir el bien del mal.

Esos conceptos permitieron no odiar ni fastidiarme por mi enfermedad, la fortuna de contar con la orientación de humanos profesionales, me permitió entender que "todo tenía su valor y significado". Fue así como pude reconocer claramente de mis equivocaciones y darme cuenta que si no reconoces lo malo, te puedes distraer con lo bueno...

Este descontrol psíquico no solo necesita de un tratamiento de por vida con los medicamentos, sino de considerar ante todo el valor de persona que tenemos...

Persona que quiere ser respetada y reconocida por lo que aporta a la sociedad, pero cuando uno queda despojado y pasa a ser enjuiciado por otros, obligadamente acepta la propuesta "respétate a ti mismo", entonces, nace un mundo nuevo de aprendizaje en el que nadie más que uno puede revisar cada día en beneficio propio: Consciencia, moral, principios y valores, reflexión, prudencia, amor propio y entre tantos otros transcendentales significados, el de "discernimiento", desde donde cultivar la esencia como ser humano. 

¿Qué es el Discernimiento?

"El discernimiento es el juicio por cuyo medio percibimos y declaramos la diferencia que existe entre varias cosas.  

El término discernimiento se forma a través del sufijo en latín mentum que significa “medio o instrumento” y discernir que también proviene del latín discernere y expresa “distinguir o separar.

El acto de discernir es una virtud ligada a un juicio moral, que permite al individuo valorizar si una acción es buena o mala.

El discernimiento como juicio moral es la habilidad o capacidad que posee una persona para certificar o negar el valor moral de una determinada situación.

La palabra discernir es sinónimo de juicio, perspicaz, distinguir, comprender, es decir, cuando una persona discierna algo debe de comprender, distinguir lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto y ser prudente en su manera de actuar.

Otro ejemplo puede ser cuando un individuo se desenvuelve en un grupo de personas, debe observar su entorno para determinar lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto de sus acciones con el fin de llevar una convivencia saludable.

Por otro lado, lo contrario de discernir es imprudencia, inocencia, insensatez, irreflexión, entre otros. Se refiere a la persona que no es capaz de hacer un juicio cabal sobre la situación y sin apreciar las consecuencias de sus actos". (De la web)

Soy motor y centro de entendimiento.

sábado, 13 de octubre de 2018

Aportes Dr. Pedro Retamal C.



En la última charla en el mes de Octubre del 2018 dictada por el Dr. Pedro Retamal C. en el Grupo de Autoayuda para Pacientes Bipolares y Depresivos del Hospital del Salvador, recogimos elementos pocas veces considerados por parte del paciente, como algo que nos pueda favorecer o perjudicar.

Además de hacer referencia al tratamiento base en la medicina para restablecer el ánimo, el Dr. Retamal dio realce a la importancia del cambio de hábitos.

Hizo una comparación del porqué la vida sedentaria de hoy perjudica la salud mental en las personas, refiriéndose a la falta de actividad física como el factor fundamental de disminuir la actividad del cerebro en relación al ánimo; siendo responsable cada uno de su propio desarrollo fisiológico, resaltando que es suficiente aplicar una caminata de 30 minutos diarios, por día, de manera continua, para generar los estímulos necesarios en el bienestar de la vida cotidiana.

El Dr. Retamal se refirió a lo que hasta hoy, vemos como un esfuerzo y sacrificio del hombre en épocas pasadas, las largas horas de caminatas para recoger alimentos, sembrar o conseguir agua, sin embargo, sus necesidades le permitían vivir sin miedos, stress,  depresión o crisis de pánico. Hoy por tres o cuatro horas de distancia es el uso del auto, que nos priva de hacer conciencia que el cuerpo humano tiene sus propias necesidades, para funcionar de manera sana.

Otro factor de conducta al que se refirió, es aquel que tomamos como algo sin importancia y además superficialmente "las discusiones", las peleas, que aún pareciendo ser normales e imposibles de cambiar, "no es así", cada persona debe de saber que termina sintiéndose mal después de una pelea y es porque "las peleas deprimen", para no deprimirse hay que llevarse bien con los demás.

Se detuvo en los padres que pierden autoridad al "discutir entre ellos" antes de ponerse de acuerdo en cómo poner limites a sus hijos, muchas veces los padres se transforman en "personas controladoras", más que formadoras de hábitos y conductas que den seguridad a los jóvenes, los jóvenes necesitan aprender del ejemplo y buen trato, de esa manera ellos agradecen los límites.

El Dr. Pedro Retamal C., destacó la importancia de vivir en ambientes agradables, como también saber que es necesario enfrentar los problemas recurriendo a conversaciones con profesionales en psicoterapia.

Y para cerrar comparto algunas indicaciones en relación a la alimentación; 
De preferencia pescado, aves; carnes rojas lo menos en la semana.
Todos los días verduras y frutas.
Desechar bebidas gaseosas, papas fritas.
Capítulo a parte no alcohol ni drogas.

Cuando alguien te haga recomendaciones y te moleste que te hagan ver como mejorar, es porque es más fuerte tu porfía que la enfermedad.


jueves, 11 de octubre de 2018

Opinión Sobre Charla de Dr. Pedro Retamal.



Hola Susana. Gracias por la acogida, lo recogido por los asistentes,  es el resultado de una dedicación permanente al bienestar de todos en el Grupo de Autoayuda para Pacientes Bipolares y Depresivos del Hospital del Salvador. Te agradecemos y felicitamos por hacer posible que los pacientes tengan un espacio donde aclarar sus dudas. Creo que es difícil manejar un grupo humano con personalidades distintas y aunque unidos por un diagnóstico, esta vez, nos pudimos dar cuenta que cada uno tiene interés en conocer aspectos diferentes de acuerdo a experiencias personales en relación al TAB.

Respuestas claras y educativas de parte del Dr. Pedro Retamal C. Especialista en Enfermedades del Ánimo, quien en la Charla recientemente dictada en Psiquiatría del Hospital del Salvador, nos amplió el conocimiento de cómo enfrentar la bipolaridad, dándonos a conocer lo más avanzado en los tratamientos, resaltando la necesidad del control con exámenes para disminuir efectos secundarios , que resultan preocupantes para quienes nos vemos afectados. Conocer tales efectos nos da confianza en la real posibilidad de desarrollar una vida normal, quedando en claro qué  el paciente no debe confundir la enfermedad con incapacidad, para hacerse cargo de su bienestar.

Creo que lo que hacen es una experiencia única en Chile. La bipolaridad como cualquier otra enfermedad se enfrenta mejor cuando se conoce.

Todos nosotros tuvimos un diagnóstico y un tratamiento y punto. Nadie nos dijo que el tratamiento era lo que nos daba estabilidad, que si lo dejábamos recaeríamos, que cada medicamento tenía sus efectos secundarios, que era indispensable dormir y alimentarse bien, hacer ejercicios. 

Si con el diagnóstico y el tratamiento nos enseñaran sobre la enfermedad (cómo lo hacen con la diabetes, la hipertensión, la cardiopatía, etc.) un número importante de pacientes tuviera mejor calidad de vida y se evitarían muchas crisis.

 Esos conocimientos nos entregó el Dr. Retamal, ayer recibimos psicoeducación y te aseguro, no olvidaré su visión sobre lo perjudicial que es el consumo de las drogas en un paciente, el deterioro que puede llegar a ser irreversible en el tiempo.

Eso fue genial Susana, porque se aclararon temas esenciales que si los pacientes lo consideraran les daría la estabilidad que necesitan.

Has hecho posible que se pueda aprender de la enfermedad y que este conocimiento llegue a muchas personas, incluyéndonos a nosotras que no somos pacientes del Hospital El Salvador.

 Muy agradecidas por eso.

Odaliz Mirabal y Esperanza Daure Saralegui.

Asistentes de la cuidad de Talca.



martes, 2 de octubre de 2018



No es tan importante lo que se sabe sino lo que se aprende.

Lo complicado es no ver lo sencillo.

Aunque lo hagas muy bien, son más los que destacarán tus derrotas y tus defectos.

La vida es menos dolorosa cuando uno la acepta como es.

Hay gran diferencia en saber perder que perder por no saber diferenciar.

domingo, 30 de septiembre de 2018



Cuando no se recibe amor es por qué hace falta darlo.







 
 No siempre lo que parece mejor resulta ser eso





 Si no aprendes a descansar, 
se esfuma el placer de observar y concluir. 



Psicología y Paciente.


¿Qué necesitan los pacientes bipolares de la terapia psicológica?

Necesitamos cultivar el “Ser más que el porqué de los porqués”.

La psicología con su sabiduría, se nos hace necesaria para reflexionar sobre el vacío existencial.


Sin reflexión no hay verdad personal.



A lo que hoy le llaman "Inteligencia emocional" mis abuelos le llamaron "nobleza de corazón".

Hay quienes nos sorprenden para bien o para mal.

No siempre lo que parece mejor resulta ser éso.

El abrazo que nunca olvidaré, es aquel donde descubrí la buena intención de otro. 

Cuando no se recibe amor es por qué hace falta darlo.

No esperes que otro Ore por ti, Dios reconoce tu voz. 


Aún falta que desde kinderganten nos enseñen ética, disciplina que estudia el bien y el mal, para saber que las respuestas están en uno mismo.


miércoles, 26 de septiembre de 2018

Dale una Vuelta.



Si alguien miente, el otro calla su verdad, la mentira es menos duradera que el silencio de una verdad.


Nunca dejes de ser feliz por miedo a la envidia.



De todo lo que hemos caminado, aún nos falta por sembrar lo mejor.


Los padres aceptados por sus hijos aún con sus defectos, son grandes hijos.

Sin consciencia no cambia lo peor de sí mismo, como tampoco podemos abrazarnos ante el propio perdón.

No todo se hace necesario de aprender, porque nuestro Creador nos dio ante todo el instinto, incluso para no perjudicar a otro.

La sinceridad es un acto de dulzura, de entender que el otro tiene tanto miedo de no ser respetado como tú.

Nunca te des por aludido frente a una ofensa, porque el único que sabe de lo que está hablando es el ofensor.

Desde que tengo uso de razón que presencié que a todos se respeta por igual.

Cuando alguien se siente orgulloso de decirte tu no eres nada mío, no sabe el tremendo favor que te hace.

Un vacío no se llena con la autosuficiencia.




lunes, 24 de septiembre de 2018

Inteligencia Versus Uno Mismo



La inteligencia está en todos por igual, la inteligencia no es más útil cuando se trata de obtener conocimiento, sino infinitamente apreciable, para lograr la disposición más acertada ante nuestros inconvenientes.

La inteligencia nos enseña a que sí es posible aprender a vivir, bastará desarrollar esta cualidad, para elegir la mejor decisión entre una y otra.




Es mas fácil conocerse a sí mismo, cuando dejamos de lado la opinión de los demás.


Aquí solo lees.



No creas en lo que aquí lees, has tuyo lo que realce tu propia verdad.



La verdad y la mentira no necesitan mayor explicación.

La fuente más fidedigna de todos los libros es el diccionario.

Leer y escribir no es suficiente para saber pensar.

El tiempo vuela cuando uno se encuentra con sí mismo. 

De tanto querer se aprende que no solo depende de uno ese sentimiento.

Separar las cosas en buenas y malas, sirve para no hacernos cargo de lo que no nos pertenece.

Es más complejo enseñar con el ejemplo la humildad que la arrogancia. 



domingo, 23 de septiembre de 2018

María Justifica.



Es increíble la necesidad de poner atención a lo que pensamos, sin esta clave nunca podremos avanzar en lo mal que lo pasamos.

Conozco a María más de veinte años, acostumbra a contarme todo lo que la tiene desesperada, amargada, destruida, el centro de su enojo siempre es el mismo...

Lo último que dijo fue no tomar más medicamentos, “porque ella no es bipolar” conozco mucho de sus mecanismos, entonces más que reprocharle lo que ha pensado la dejo y al día siguiente me llama y me dice que no los va a dejar.

Conozco el listado de sus problemas que no cambian en absoluto, que no cambian porque es ella quien sigue poniendo la misma problemática en su cabeza, pasan los años lo que en el tiempo ya no está, es porque fue más fácil que viniera un vendaval y se llevara lo que ella nunca hizo intento de ver como realidad.

Su centro es mirar su mundo de fracasos y no lo que le ha dado la vida y que no se lo ha quitado la enfermedad.

Ella "justifica sus propias faltas", falta de compromiso, responsabilidad y normalidad con la enfermedad.

Triste realidad.






El Paciente y Otra Persona.



 Ernesto, un joven con no más de 27 años, con las mismas posibilidades de todo joven para conseguir una pareja, expuso el haber hecho un alto para darse cuenta por qué esa necesidad de cumplir siempre ante una relación íntima, a veces, sin haber elegido a conciencia.

Se prometió considerar antes, si a la otra persona la podría elegir como su esposa.

“Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

 Julio Cortázar.



Sexualidad



 Dentro de los síntomas delicados que se presentan en algunos pacientes está la exacerbación sexual, lo cual debe de ser conversado con el médico psiquiatra, porque también esa complicación tiene tratamiento con medicamento.



Deber u Obligación



Muchos pacientes se “sienten obligados” a seguir las indicaciones de cumplir con sus compromisos en beneficio de su estabilidad emocional, mental y afectiva,  "mientras te sientas obligado" nunca dejarás de sentir estar enfermo.

Hazte amigo de tus deberes y sentirás orgullo de cumplir con lo que finalmente te proporciona bienestar.


Más.



“Aceptar la enfermedad” que se vuelve a repetir en el paciente por cosas que le afectan, nos ayuda a ser más maduros y realistas, serios, responsables y seguros de tener puntos de vista cada vez más sólidos frente a la vida.

Quienes son diagnosticados no han elegido padecer de esto, como tampoco han querido crear sufrimiento  en otros, la recuperación está en manos de quien no resiste muchas veces sus equivocaciones, conflictos, comentarios maliciosos o cuestionamientos mal intencionados; "serán las buenas elecciones como el orden y la búsqueda de tranquilidad", en quienes se sientan invadidos por impulsos e inseguridades,  lo que realmente genera salud mental, armonía, amor y respeto a sí mismo.




Entre Nosotros.



Negar el diagnóstico frente a otros es recomendable, porque los demás no están bien informados y sus intenciones desatinadas pueden herirnos fácilmente.

Cuando quieras hablar de lo que te pasa en relación a tu bipolaridad, "cuéntale a alguien como si es un buen amigo que está pasando por eso".



miércoles, 19 de septiembre de 2018



Cuando  sientas que te has superado, es necesario  que lo sigas haciendo, la superación no es una conquista, es un resguardo.


Expectativas


Las expectativas en un paciente bipolar, pueden ser la peor estrategia elegida para desarrollarse como persona.

Siendo uno de los motivos de la enfermedad,  “la pérdida de confianza en sí mismo”, poco efectivo en el ánimo del paciente será vivir de ilusiones, de esperanza, de probabilidades o de exigencias a la espera que los demás entiendan lo que espera.

Las expectativas no nos ayudan a concretar un objetivo u otra cosa que queramos conquistar en la vida, porque están basadas en las propias ilusiones.

Las expectativas más bien nos mantienen alejados de la realidad, esa realidad que vive el común de las personas.

Si quieres cambiar el rumbo de las expectativas, enfócate en la voluntad, la voluntad te ayuda a tomar decisiones, a ser constante, a interesarte por tus anhelos y a darte permiso tú mismo para avanzar y no mirar al lado ni atrás.

 Uno deja de pensar en lo que pasó, cuando se da cuenta que sigue siendo mejor para sí mismo.






Cuando se aprende a ser responsable, puede poner en su lugar, la responsabilidad de los demás. 


martes, 18 de septiembre de 2018

Elegir


Al pasar el tiempo entiendo que mi bipolaridad se va calmando más bien con mis elecciones personales, considerando que al verme afectada por ella, instalándose en mi ánimo como una enfermedad crónica, en mi caso provocada pricipalmente por hechos afectivos externos, en el tiempo he descubierto que mi salud mental, más bien se ha estabilizado calmando mis debilidades emocionales a través del sentido moral.-

Significado de moral: “La moral es un conjunto de normas, valores y creencias existentes y aceptadas en una sociedad que sirven de modelo de conducta y valoración para establecer lo que está bien o está mal”.

Si bien es cierto mis normas trataron de ser cercanas a ella, mi equivocación fue no haberme valorado como persona, no sabía que lo que sintiera, por mucho que fuera bueno para otros, primero tenía que cuidarlo y atesorarlo como algo propio; no ha sido fácil de entender, pero no imposible de aprender porque finalmente la enfermedad bipolar, radica en no anticiparse a los desaciertos.

Aunque se dice que los demás no son los que nos perjudican, que es uno el que se siente dañado, yo no lo sentí asi, en mi se acumuló dolor, decepción y miedos y eso tuvo mucho más dominio que lo que creía como algo cierto. 

Mi verdad de vida de un momento a otro se transformó en injusticia, un castigo no sólo para mí, también para los míos.

Entonces, puedo decir que el sufrimiento nos hizo unirnos en la fe, la valentía y en la fortaleza, para entender que ser humano, es más que ser bueno, es cuidarse y respetarse.

Así aprendí y sigo aprendiendo, lo importante que es no hacer responsable de mis  desencantos, a ese síntoma llamado sensibilidad, porque de hacerlo, pasa a ser el mejor estímulo para justificar lo que no entiendo. 

Hoy es más reconfortante mirar la realidad con los ojos del amor propio, del auto respeto y con el derecho a elegir lo que me permita ser y no la mala costumbre de antes, complacer por complacer, esto ha sido la clave para no recaer, la palabra "conflicto" es un estímulo para la enfermedad bipolar y mientras lo evitemos difícilmente recaeremos.

Este trastorno del ánimo, ha sido la mejor escuela para entender, que no hay ser más importante que el propio, mientras no atropellemos aún con un gesto a otro; he comprobado que  la intuición es más inteligente que la razón, porque me hace comprender de manera clara e inmediata, pero que sin consciencia no hay decisiones bien tomadas.

Para dejar de estar enfermo, se necesitan dos cosas, seguir el tratamiento para poder ver la realidad con mente clara y darse cuenta qué nos hace bien y qué nos hace mal, porque no es falta de claridad mental lo que nos sigue enfermando, es no saber qué nos vive angustiando.

No mezcles tus ideas con lo que dicen los demás, hazte dueño de estar atento a qué te hace bien y qué te hace mal, elige.



viernes, 14 de septiembre de 2018

Guardar silencio.

Es propio que los pacientes no tengan buena relación con la madre, es un síntoma común y lo recomendado muchas veces da buen resultado, saber que mejor es que las madres "guarden silencio", el silencio inspira respeto e invita al paciente a hacer conciencia. 

Susanita: Hay personas cuyo espíritu se conecta más allá de la presencia física.

Sus palabras me llegan siempre en el momento apropiado,

Lo que vale para un bipolar también rige para cualquier ser humano---y en especial para los que conviven con ellos...la enfermedad también nos invade y puede destruir...

Yo he aprendido, gracias a lo que Ud. me enseñó, a lidiar y salir adelante conviviendo con esto y no huyendo. Aceptando que esta enfermedad es crónica, pero no invalidante y que la decisión para cambiar lo negativo está en uno,

Yo vivo  el día que Dios me da, con sus momentos luminosos y oscuros y siento que la paz que tanto he anhelado me acompaña y me siento feliz.

Le mando a la distancia un gran abrazo de cariño y que Dios la siga acompañando en el gran bien que Ud. hace .

Gracias por acordarse de mí.

María de la Luz





Muchas veces no hay como ayudar a alguien, porque ese alguien,
 no escucha ni lo que dice.




Todo el secreto para no desvelarse es disponerse a dormir a las 21:00 horas,  para lograrlo hay que estar de acuerdo con la madre naturaleza.




 No te canses aspirando a que te entiendan, mejor obsérvate.





Nuestra desdicha puede ser imaginaria.





.
Quien no es capaz de reconocer sus errores, vivirá recordando con quien se equivocó.




Si quieres ayudarte a sí mismo no culpes a otro.


jueves, 13 de septiembre de 2018

Información


Si bien todos somos imperfectos, sólo Dios conoce nuestro espíritu, Don Lázaro Zúrich Z. Q.E.P.D. amigo personal y compañero en la búsqueda de entrega, por gestos nobles y honestos, hoy nos deja la enseñanza que la fidelidad a los propios principios, es lo que nos permite ser merecedor de la buena cosecha.

El Señor Zúrich abogado de profesión, colaboró generosamente en el proceso legal de la Personalidad Jurídica para la Agrupación de Pacientes Bipolares y Depresivos (hoy en receso) creada por el Dr. Pedro Retamal C. en Psiquiatría del Hospital del Salvador.

Acompañamos en su pesar a su esposa Alba y a su amado hijo.

Susana Rodríguez Hidalgo.
Ex Presidenta de la Agrupación de Pacientes Bipolares y Depresivos.




miércoles, 12 de septiembre de 2018

La Inseguridad.


La  inseguridad nos lleva a buscar respuestas en los demás y de seguro en todos encontraremos una opinión distinta,  cuando comprobamos que todas las opiniones son diferentes, "cada uno creyendo estar seguro de lo que dice",  podemos reconocer que cada cual es quien finalmente debe valorar su capacidad de pensamiento, aún estando equivocado.

A veces, vivimos más equivocados, cuando hacemos caso a lo que  se nos dice.

Todos somos capaces de mirarnos a sí mismos y de entender "qué nos pasa" y el "por qué llegamos a eso", el principio básico de todo es que todo cambia.

Cada vez que te confundas mira atrás, revisa que fue que te puso mal y suéltalo, porque ya pasó.

"El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor" Confucio



Cuando no entiendes es porque buscas la respuesta en los demás.







El ego desconoce lo que es el amor propio.






Desde el asombro uno puede darse cuenta que nada sabe.





domingo, 9 de septiembre de 2018

Para Público en General.


Hoy me preguntaron sobre el tema al que siempre me refiero, la bipolaridad, olvidando que muchos desconocen de qué se trata esta enfermedad; alguna vez alguien me dijo haber pensado que hablo en clave y no es así, más bien hablo de cómo encontrar la clave, para vencer la bipolaridad.

La bipolaridad es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona en el sentido más vulnerable del ser humano, perder el equilibrio de vida, algo tan increíble como es no tener control de su propia existencia, por "miedo" a no haber sabido cómo "resolver lo que siente".

¿Por qué se llama bipolaridad?, porque el paciente sufre de estados mixtos, algunas veces de una alegría irreal, como de una tristeza aguda, no habiendo argumento alguno, que sirva para hacerla cambiar.

Gracias a la ciencia esta enfermedad es denominada, enfermedad princesa en psiquiatría, "porque tiene tratamiento", pero somos las personas afectadas responsables de la auto-disciplina y el auto-cuidado, para aceptar y no abandonar el tratamiento de por vida, cómo también siendo fundamental cuidar hábitos y conductas, para evitar activar los síntomas de esta enfermedad, que tiene que ver con lo que nos afecta.

Después de treinta años de mi propio diagnóstico y tratamiento, puedo decir qué, la bipolaridad no es nada más, que lo que uno mismo quiere que llegue a ser.


Susana Rodríguez Hidalgo.
Monitora
Grupo de Autoayuda para Pacientes Bipolares y Depresivos
en Servicio de Psiquiatría
Hospital del Salvador




Charla en Psiquiatría Hospital del Salvador 8 de Octubre 2018 14:00 hrs.

Sala Terapia de Grupo 2* Piso Servicio de Psiquiatría.

Enfermedad Bipolar y Depresión . Factores de Riesgo y Factores de Protección.

Inscripción gratuita en librobipolar@gmail.com


Expone: Dr. Pedro Retamal C. Psiquiatra
Profesor Asociado Facultad de Medicina.
Universidad de Chile.
Especialista en Enfermedades del Ánimo.



La imagen puede contener: 1 persona, sentado


viernes, 7 de septiembre de 2018



La amistad es cultivar la hermandad, el respeto y comprender el silencio necesario que dé confianza al otro.

La indiferencia puede volvernos mezquino.


Del arrepentimiento también se aprende.

Una buena decisión es callar cuando puedas ofender o cuando puedas ser mal interpretado.

Para ayudar es necesario no esperar nada a cambio, no apropiarse de los logros conseguidos y no adjudicarse el logro del bien.

Gracias a la vida por cerrar mis heridas. 


martes, 4 de septiembre de 2018

Así fue.


Compartir en un pequeño grupo de personas con diagnóstico bipolar, es conseguir confianza de exponer con naturalidad lo que nos pasa, otras veces, nuestros estados nos llevan solamente a querer escuchar las experiencias de los demás.

Sentimos o creemos no estar capacitados para  darnos a entender, ayudar o enseñar, más bien ávidos de aprender de otro, alguna buena idea que nos despierte a poner en acción un nuevo habito o conducta, para conseguir entusiasmo, verdad o confianza.

Nuestro amigo Pablo, está en esa etapa donde más que expresarse, prefiere estar con aquellos que de seguro lo van a comprender, así fue que cada uno del Grupo de Autoayuda  le expresó la percepción que tenía de su persona, entonces, le hice llegar lo siguiente.

Como dije estimado Pablo, tomé nota de algunas de las percepciones que hicieron las personas del grupo, especialmente para que aprecies la imagen  que tienen de ti tus pares, porque aún de nuestros propios silencios y sin palabras, seguimos siendo fuente generadora de sentimientos como de aprendizaje .

Muchas veces no queremos decir nada, sin embargo igualmente estamos diciendo algo y eso nos sirve para sentimos libres de pretender ser mejores, porque somos nada más lo que por naturaleza uno es, dije que en ti "no necesitas demostrar" que eres bueno, porque eso en tu ser es algo innato.

Y claro que es común que nos confundamos cuando experimentamos síntomas de bipolaridad, éso no nos permite reconocer quién es uno mismo ni cuando es síntoma de la enfermedad y es la tarea en que tú estás, aprender a separar.


Algún compañero dijo de ti que eras admirable en la búsqueda de respuestas, en tu sentido de superación, porque otros pacientes no saben que es ése "el principio de diferenciar lo que es la esencia de uno como ser humano y qué es enfermedad". 

Se dijo: se ve que siempre estás haciéndote cargo de los demás; así como a ti a otros nos ha pasado y podemos decir que la experiencia nos demuestra que  nadie de esos demás, puede que lo valoren ni muchas veces lo saben, entonces, aprendemos que las buenas intenciones que existen en uno mismo son para atesorarlas, para conseguir lo que nos de tranquilidad.

Un aporte para ti de un paciente, es proponerte "reflexionar" del porqué ese pensamiento recurrente que si bien no pareciera delicado, te inquieta… pero no siempre estamos capacitado para reflexionar, es decir repensar lo que nos pasa, “porque la enfermedad necesita que el médico” sepa lo que hemos pensado y él determine si nos ajusta el medicamento, para que veamos más claro, en otras palabras lo que nos confunde, es un síntoma de la bipolaridad que puede mejorar con el tratamiento.

También se dijo, que tu humildad es evidente, un valor que no en todos es palpable, la humildad es motivo para sentirnos libres, es un valor que nos dignifica como persona, humildad no significa ser insignificante, significa reconocernos uno igual a otro, con debilidades y fortalezas lo que no perjudica a nadie. 

Pablo hago llegar lo que logré ordenar.

Amarse a sí mismo, recuerda que concluimos que es aceptarse "tal cual uno es". 




Detrás de la admiración se puede esconder la envidia.

La envidia es parte de la esencia del ser humano y se activa cuando menos esperamos.

Pero, conscientemente, podemos cultivar bondad, sinceridad, humildad, para que no tome poder la envidia en nosotros. Todos los impulsos innatos, pueden ser controlados bajo el prisma de la buena intención por el hombre.




Humildad no significa ser insignificante, significa reconocernos uno igual a otro, con debilidades y fortalezas que no perjudican a nadie. 



jueves, 30 de agosto de 2018


 A veces, uno espera recibir lo que cree merecer y recibe algo mejor que nunca esperó.


Sra. Susana: junto con saludarle a Ud. y a todos los integrantes itinerantes del grupo de Autoayuda, para nosotros ha sido muy  importante haber dado los primeros pasos junto a Ud..-

 Ahora comentarle que Eduardo está asistiendo, al CESFAM de la comuna, Estación Central, ahí está recibiendo ayuda psicológica y psiquíatrica los días lunes,  por ese motivo que no hemos podido vernos. Pero no me olvidado de Ud. y del grupo, siempre están en mis Oraciones. 
Destacar su gran AMOR, paciencia, espontaneidad, sencillez, humildad, con cada uno de sus "compañeros de RUTA", grabarme sus dichos, "no he conocido ningún bipolar malo, todos son buenas personas", también comentarle que en Ud. encontré un refugio, una mano extendida llena de amor, que Dios Padre le ha otorgado,  donde pude derramar mis lágrimas, como muchos de los familiares, han llegado en la misma condición, como brotan ahora mientras escribo. Dios lo sabe...los extraño mucho, que Dios en su infinito amor siga fortaleciendo, sanando, mentes y corazones, cortando toda ligadura de amargura, temor, delirio, episodios traumáticos.

 "Para Dios no hay nada imposible"

Los nombraría a cada uno del grupo, pero puedo olvidar alguno, así que, Saludos cordiales a todos... Un abrazo.

Eduardo papá.


miércoles, 29 de agosto de 2018

Cultivando


Después de hacer un cuestionamiento del cómo se complica la enfermedad para el paciente y su grupo familiar, se presentó la oportunidad de conversar con otro paciente, quien experimenta lo mismo que no es fácil de poder entender para los demás, el por qué dejar los medicamentos.


Esta persona dice observarse, empeñarse en cumplir con lo que sabe que es mejor para él como para su familia y sus amigos, pero es imposible llegar a alcanzar los buenos propósitos, siempre se diluyen sus buenas intenciones, entre eso, el no tomar continuamente los medicamentos, siente como si un ángel bueno le mostrara que sí puede y un ángel negro, que no es cierto que concretará lo que se propone y es esa voz interna negativa quien por años lo domina.


Darnos cuenta que hay dos señales que se apropian de nuestra existencia, tomando más poder lo negativo en la enfermedad bipolar, es motivo para reconocernos que no sólo somos razón y emoción, sino también seres espirituales.


Y de creerlo o no es algo personal, lo que vale es la experiencia misma esa voz interna cierta, casi imposible de explicar. Siendo lo más sencillo de entender, que lo que habita y nos da energía o nos apaga la vida, es algo que obedece al propio buen o mal espíritu.


Ser espiritual se piensa que son aquellas personas que siguen una religión,  aquellos que buscan un espacio para cultivar una manera de aproximarse a una comunión personal en silencio con su propio mundo espiritual, observante de su capacidad de obediencia, humanidad, compasión.


 Quienes no rinden culto de esa manera, anulan su reconocimiento a esta realidad interna de todo ser humano y la confusión es mayor, porque no somos capaces de ir en la búsqueda del auto-conocimiento y ante lo desconocido, preferimos escapar de lo que no entendemos, dejando libremente nuestro mundo espiritual sin compromiso personal, en nuestro caso, muchos abandonando el tratamiento y corriendo infinidad de riesgos; pero hemos de considerar  que existen variadas maneras de alimentar el propio mundo espiritual y no solo alimentarlo sino descubrirlo,  el silencio es una fuente de conocimiento personal, que no está en los demás como tampoco en los libros.


Para acercarnos a lo bueno, es necesario apartarnos de todo aquello que trastoca el sano juicio, lo que nos apague la conciencia, impida la observación de nuestros propios actos, y lo más importante "nos impida diferenciar lo bueno de lo malo".


Proceso que en nuestro caso en principio se aclara con el tratamiento de los medicamentos.

Puedo mostrar mi interpretación de aquello que en otros veo, pero no puedo dejar de compartir lo que es mi verdad, caminar reflexionando sobre el   Padrenuestro. 



"Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras ofensas,
así como nosotros perdonamos a quiénes nos ofenden,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal. Amén." 

lunes, 27 de agosto de 2018

Agotador lo que Algunos no Entienden


Muchos casos se empeoran por la falta de información que tiene la familia sobre el paciente y no es por falta de preocupación y atención del núcleo familiar, sino principalmente por lo que esconde el paciente.

Mientras no se conozcan las dos versiones sobre la problemática, nadie puede apostar a que todo irá mejor. Primero porque la realidad de alteración del paciente es evidente y cada vez más grave, siendo que ha sido tratada por varios médicos y los episodios siguen presentándose con reacciones que impiden confiar que los estados críticos van a cambiar, entre esos lo más grave, reiterados intentos de suicidios.

Un familiar busca ayuda y respuestas en una de las reuniones y habiendo recurrido a varios médicos, se piensa que ellos no han logrado conseguir el tratamiento que cubra lo que estabilice al paciente, pero lejos de lo cierto es en este caso éso, porque cambia la realidad de un caso muy delicado, cuando la paciente confiesa que ella "deja de tomar los medicamentos".

Los motivos de esta mala decisión es casi en todos los pacientes la misma, una de ellas, es que después de un tiempo con tratamiento, se sienten bien y abandonan los medicamentos, la bipolaridad es una enfermedad crónica, es decir que necesita ayuda de medicamentos de por vida y eso significa que cada día la persona debe cumplir con lo que a cada uno le corresponde; otro motivo, es  rechazar el tratamiento porque pueden subir de peso, sin considerar que lo primero es "mantener la mente sana para tomar buenas decisiones".

Podría agregar infinidad de reacciones al respecto de lo injusto y de la gran molestia que provoca saber que aún hayan personas tan equivocadas, a veces, en un paciente es más su porfía, vanidad y la falta de respeto por los que sufren sin encontrar solución, que la misma enfermedad denominada: Trastorno Afectivo Bipolar.


viernes, 17 de agosto de 2018


"Reflexionar" es repensar algo, es tener la intención de hacer uso del nuevo conocimiento; es poner en acción la interpretación de las cosas.



Sobre las Matemáticas: Yo soy una ignorante en matemáticas, pero tengo la fortuna que a quien le pregunto sabe lo básico y me ayuda, sin embargo en mi mundo emocional no siempre los demás entienden de lo que les hablo. Quien entiende de las matemáticas, piensa que todo cuadra y no, mi vida se compone también de ritmo, marea alta, marea baja.



Uno no sabe cuando los propios buenos sentimientos nos hacen llorar.



Malpensar es el ejercicio menos difícil de ejecutar.


jueves, 16 de agosto de 2018



A veces, es bueno ser ingenuo, porque uno no se da cuenta de quien nos ve, bajo el entrecejo de su malicia.


martes, 14 de agosto de 2018

¿Qué son los valores?


¿Qué son los valores? Los valores son principios que nos ayudan a distinguir, apreciar y elegir algunas cosas en vez de otras. 

Es aquello que nos ayuda a preferir lo importante que es elegir una conducta u otra, los valores nos dan la posibilidad de integridad y satisfacción al elegir de manera independiente nuestro actuar, la elección personal de los valores refleja nuestros intereses, sentimientos y convicciones más importantes.

Comparto aquí una lista de algunos de los valores que pueden ayudarnos a hacer más grata la vida.:

La prudencia: es una virtud, es aquella cualidad que nos permite cuidar de las situaciones difíciles. Es esa capacidad de actuar con cautela, analizando y comprobando información antes de tomar una decisión, examinando las posibles consecuencias de nuestras determinaciones, nos permite controlar los impulsos que a veces nos dominan.
La prudencia, nos ayuda a tomar con prevención las acciones para evitar dificultades y hacer de los hechos algo a favor.

La fortaleza; nos da fuerza para resistir aquello que nos parece imposible de superar, nos ayuda a dejar de ser extremadamente sensibles, a conocer la valentía y luchar por nuestros ideales y por todo lo que queramos alcanzar como sentido de vida. La fortaleza sin paciencia se resiente y caemos en la tristeza y abatimiento.

La paciencia; es superar las molestias presentes con paz interior con la serenidad de que el bien deseado llegará. Es saber esperar, es aprender que cada cosa tiene su tiempo y que la recompensa llega.

La perseverancia; es seguir con fuerza y determinación lo que nos proponemos, es llevar a cabo las acciones hasta alcanzar lo que hemos decidido.

La comprensión; la comprensión está unida a respetar y amar a los otros, como también en la capacidad de ponerse en el lugar de lo que le pasa a alguien. Considerando que desde este valor denominado comprensión, podemos hacer algo innato en nosotros como seres humanos, podemos  generarla y brindarla a través de la buena voluntad. La comprensión siempre apuntará a un bien en conjunto, radicando en el afecto y la buena disposición para entendernos entre sí.

El respeto; es el derecho a ser considerado con un valor por sí mismo que se establece como recíproco. Toda relación humana que no se base en el respeto, difícilmente será profunda y valedera. El respeto comienza en el reconocimiento de sí mismo al ser persona individual, considerando esto debe ser considerado como respeto mutuo.

El optimismo; nos servirá para confiar equilibradamente en las posibilidades de ayuda; confiando en los demás, ante cualquier situación distinguir lo positivo y las posibilidades de mejorar que existen. El optimismo nos  aparta de la desconfianza, del pesimismo, de la soberbia, nos permite liberarnos de ese cuerpo encorvado por nuestros temores y nos alienta a poner lo mejor de nuestros esfuerzos.

La lealtad; es el compromiso a largo plazo con los demás y no sólo lo que se necesita y es útil para uno. Es la entrega para construir una realidad y estabilidad de valores duraderos, reforzando a lo largo del tiempo la fidelidad.

La obediencia; la persona obediente acepta en un acto de decisión interior, libremente, siempre que no se oponga al bien, es decir que no lo perjudique.
El ser obediente a lo que se piensa, se siente y se hace, nos lleva a ser más pleno y maduro. El querer cambiar a toda la humanidad es algo ilusorio, pero aspirar por un cambio interior pensando en el beneficio  que brinda la obediencia, puede permitirnos ser un ejemplo para dar apoyo y fortaleza a otros.

La templanza: es realizar un orden en el interior del alma, del propio yo, donde aquello que se presenta en nuestro interior como desigual, logre la armonía. Es una auto conservación desprendida, donde ponemos la mirada y la voluntad.

La responsabilidad; es aceptar o tomar decisiones haciéndose cargo del resultado de ellas, es comprometerse con nuestras acciones. La responsabilidad también incluye el respeto, tanto por sí mismo como por los otros.

El orden: este valor es el que conduce a disolver las confusiones, a distinguir lo importante de lo secundario, a manejar el tiempo en beneficio de la salud mental y psíquica, a elevar los objetivos para lograr las metas deseadas.

El pudor: la persona que posee pudor cuida y respeta su intimidad y la de los demás, mantiene su seguridad interior resguardada de extraños, rechazando lo que pudiese dañarle, mostrándola solo cuando sirve a su bien.

La sinceridad: Es manifestar con claridad y en el momento oportuno, lo que se piensa, siente y hemos visto en relación a una situación. Ser honesto, prudente, ver la realidad de forma clara, distinguir con mesura el intercambio de ideas, poder rectificar nuestros errores, ser leal.

La sencillez: la sencillez nos permite tener relaciones más fluidas, fáciles y quizás más relevantes, nos permite vivir en un estado más cercano a la plenitud y paz, ya que no estamos actuando roles frente al mundo, sino que estamos siendo sencillamente quiénes somos; abandonando estrategias y astucia, respetando el pudor y la prudencia para saber hasta dónde, cómo y cuánto puedo mostrar.

La amistad: siempre deseamos encontrar un buen amigo y la amistad también se encuentra en nosotros para entregar generosidad, para compartir alegrías, tristezas, logros, etc., como si fueran propios para que mutuamente sigamos por el camino del bien. Es necesario evitar una amistad excesiva, que pueda volverse muy dependiente, invadiendo y atropellando nuestros derechos.

La generosidad: “El que da es el que más recibe” es estar conectado con el bien del otro, aunque cueste un esfuerzo, considerándolo como un sentido de vida; es dejar de pensar en la propia satisfacción.  

La laboriosidad: la persona laboriosa, busca realizar con empeño cualquier quehacer diario; hay pasajes de nuestros estados que nos mueven sólo a la pereza, pero no es motivo para pensar que no volveremos a la autorrealización.

Descripción: Susana Rodríguez Hidalgo.