sábado, 16 de febrero de 2019

Un Hábito para el Día a Día


El cambio de conductas y de hábitos, es el mejor estímulo para conseguir equilibrio y satisfacción personal.

Aún pareciéndonos aburrida la música clásica, se ha comprobado que la música clásica u orquestada produce dopamina, una hormona que ayuda a combatir el strees y que ayuda a controlar la emociones.

Has tuya la música del compositor Mozart, además de su efecto terapéutico antes mencionado, nos sirve como tónico para la memoria y para disfrutar de la propia sincronía.


Sincronía:
"Coincidencia en el tiempo de dos o más hechos, fenómenos o circunstancias, especialmente cuando el ritmo de uno es adecuado al de otro".


viernes, 15 de febrero de 2019

jueves, 14 de febrero de 2019


No se puede caminar reviviendo pasajes que quitan espacio y paz en nuestro corazón.



miércoles, 13 de febrero de 2019


Si quieres admirar lo posible que es mantener un orden en tu vida, fíjate en que nunca nos expone al desorden Dios el Creador, si te fijas el día siempre es día y la noche a la misma hora nos invita a vivir el anochecer.

Tal vez,  ahora no lo entiendas, pero alguna vez lo vas a comprender, lo digo porque a algunos de mis compañeros no les gusta que hable de Dios. 


martes, 12 de febrero de 2019

La Vida es una Escuela.


De vivir idealizando los buenos sentimientos, además de sentir nostalgia cada vez que algo me causara desilusión... ese es un mundo que quedó atrás, después de experimentar mi propia bipolaridad.

Mi bipolaridad me enfrentó a una obligación en beneficio de mi salud mental,  tratar de comprender el significado de algunos términos para clarificar la raíz de mi propio sentir, factor principal para además de entenderme, dejar de pedir opinión a los demás.

Así fue cómo descubrí que mi tan evidente inseguridad, radicaba en “creer” más que tener la certeza del saber.

Es increíble como mi propia ignorancia fue la mejor inspiración, para preguntarme qué significaba "conocimiento" además de otras importantes significaciones, que en el tiempo han reafirmado el valor de mi identidad; fue así como comprobé dónde radicaba mi autonomía y mi independencia afectiva.

Y el primer comentario dentro de tanto cuestionamiento en psiquiatría, primaba la palabra Juicio.

Juicio: "Facultad del entendimiento, por cuya virtud el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso".

Poner atención a esto, fue encontrar el principio de lo que no entendía, que la vida es una escuela y que todo dependía y depende de mí.

Conocimiento: “Facultad del ser humano para comprender por medio de la razón la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas”.

Entendimiento: “Facultad de la mente que permite aprender, entender, razonar, tomar decisiones y formarse una idea determinada de la realidad”.

Discernimiento: “La palabra discernir es sinónimo de juicio, perspicaz, distinguir, comprender, es decir, cuando una persona discierna algo debe de comprender, distinguir lo bueno y lo malo, lo correcto e incorrecto y ser prudente en su manera de actuar”.

Percepción: “Primer conocimiento de una cosa por medio de las impresiones que comunican los sentidos” (Vista, tacto, sabor, gusto, olfato, oído).

Intuición: “Habilidad para conocer, comprender o percibir algo de manera clara e inmediata, sin la intervención de la razón”.

Y finalmente llegué al mejor de los puertos "Conciencia", lo que me da la libertad de dejar de lado los prejuicios, la culpa y la posibilidad de decidir quien puedo conseguir ser como individuo, como persona, como ser humano.

"La conciencia es la capacidad propia de los seres humanos de reconocerse a sí mismos, de tener conocimiento y percepción de su propia existencia y de su entorno".

"Por otro lado, conciencia también tiene una connotación en cuanto al sentido del deber, como reflexión sobre la conducta y sobre los propios actos. De allí que también tenga un carácter ético, pues permite distinguir al individuo entre aquello que está bien y lo que está mal, de modo que a la hora de obrar pueda conducirse de acuerdo a sus valores morales".

De todos mis enigmas irreconocibles y muchas veces hostiles, el detenerme a observar lo que forma parte de mi propio universo, me permite acercarme más a la armonía, al equilibrio y a reconocer que sin vida espiritual, no me acompañaría la fortaleza, para dejar pasar los misterios de la vida.





Mientras no me de cuenta no me haré cargo.


domingo, 10 de febrero de 2019

No te quejes, respétate, desarróllate.

De mi vida, puedo contar que desde mi padecer y de la gratitud a Dios quien escuchó mis súplicas, me prometí a mi misma ayudar a quien quisiera escuchar o leer. 

La enfermedad a algunos nos puede alterar en el desorden anímico y  físico, pero no en la conciencia para abrir los ojos y obedecer.

Cada cosa tiene su lugar, de ti depende.

Sé obediente.

No te lastimes.

No critiques.

"Busca la paz" hazlo es tu mejor terapia.

Deja de lado tu panorama de enfermedad, no seas odioso.

Haz tu cama, abre la ventana.

Limpia donde vives.

Viste bien, se modesto, cuida el buen trato.

De todo lo que vives elige lo que te haga mejor, no lo que te guste más.

Si no puedes obedecer, oblígate. 

Empieza en el mismo instante de nuevo.

Si estás depresivo, invierte todo lo que creas imposible de lograr hacer, camina, báñate con agua fría, recoge flores para ti, cámbiale agua todos los días, escucha música con armonía, sonríe frente al espejo, no digas malas palabras dí palabras bonitas. 

Las flores aportan armonía y no solo para el sexo femenino, también para el masculino.

sábado, 9 de febrero de 2019

Manera de Sentir.


Cada crisis  es un retroceso, es un deterioro para las neuronas y también un motivo para que los demás se cansen al no saber quehacer con nosotros.

Siendo que quién tiene que saber qué hacer con lo que nos ocurre, es uno mismo, una verdad inconclusa por resolver que nos pertenece.

Difícilmente es posible darnos cuenta qué es lo que nos hace recaer, casi imposible, principalmente porque después de experimentar la confusión, miramos la vida cómo un accidente y no como lo que somos, legítimos dueños de los hechos incomprendidos.

Las alteraciones siempre esconden un motivo, una raíz, que nos afecta a tal punto de no saber qué decir y es lo que debemos revisar, del porqué eso nos hace padecer, influyendo de tal manera, que llegamos a perder no solo el equilibrio, sino la falta de valor.

Las causas de la bipolaridad son netamente afectivas, es decir tienen relación directa con el sentimiento, sensaciones internas que nos generan diversas inclinaciones, como por ejemplo el rechazo hacia otros, como también a situaciones o cosas que finalmente nos afectan y nos confunden.

Podemos deducir, entonces, que nuestros desequilibrios afectivos, aún dependiendo de factores externos, nuestra armonía, dependerá  de la manera personal de cada uno, de como evolucione en su manera de sentir. 

En lo práctico, cortar lazo con todo aquello que me dañaba y lograba sacarme de la realidad, fue una manera de tener respuestas claras a qué me hace bien y qué me hizo mal.




viernes, 8 de febrero de 2019


Obsérvate a ti mismo más que observar a los demás es más educativo.


Blanco es Blanco, Negro es Negro.



Analizar como paciente con experiencia personal sobre bipolaridad, es un tema infinito de examinar.

La palabra trastorno, en principio es el primer punto de quiebre que nos impacta como paciente,  no es difícil de asociarlo con la alteración psíquica de una persona y de por vida.

Pero cuando aprendemos a separar y reconocer el significado de los términos que se nos adjudican como patología, algo que nos tranquiliza es saber que la raíz de aquello denominado trastorno, no es otra cosa que la descompensación de nuestros propios sentimientos, temores, impresiones o emociones.

Y del porqué y del cuándo, es que de un simple soplo perdemos autonomía y todo sentido de captar información y conocimiento de la realidad;  un dominio negativo nos vuelve presa de la insensatez, del miedo, de todo aquello que nos descoloque de la armonía, paz y de la percepción.

En la vida todo tiene su significado, desde lo más ingenuo a lo más sofisticado, de lo más puro a lo más tenebroso, de lo significativo en nuestro trastorno y de la importancia de  identificar  luz y sombra, si no se tiene la inquietud personal de preguntarse a sí mismo del porqué del propio comportamiento, sentir, pensar y actuar, poco se logra avanzar en la búsqueda de corregir para evolucionar.

Generalmente se piensa que el ignorante en cualquier materia no puede encontrar su verdad, cuando se trata de uno mismo, la verdad está nada más que en uno, ¿cuándo perdemos el sentido de la verdad?, cuando nos comparamos con otros, cuando pensamos en el que dirán, cuando no nos aceptamos a sí mismo, como también porque no estamos conforme con nuestra condición de ser humano y además vivimos convencidos que, si somos como somos, es porque alguien es culpable de que sea así.

Aprender a separar a no mezclar, es difícil de entender, porque no escuchamos a otro, ni a nosotros mismos tampoco, nos dejamos llevar por el impulso de la inseguridad, nuestro pensamiento va demasiado rápido, la palabra calma no está inserta como una amiga íntima, juramos que el apuro es la brecha más corta para avanzar, que nos acerca a estar ocupados en el dinamismo.

Blanco es todo aquello que te permita vencer tus pensamientos negros, todo en la vida tiene un revés blanco o negro, siendo en cada instante un estímulo, para que al final la decisión la tomes tú.

La bipolaridad me enseñó a que primero yo, cuando descubrí la valentía que necesitada para aceptarlo, entendí que salvándome de todo lo que me perjudicaba, logré no perjudicar a nadie, ni hacer responsable a alguien de mis pesares, porque los pesares los invento yo, aprendí a no aferrarme a nada que le causara esfuerzo a otro para que me hiciera feliz y principalmente a no distraerme, porque blanco es blanco, negro es negro.



jueves, 7 de febrero de 2019

Encuentros.



Tantas personas con la misma incertidumbre, penas, inseguridad, temor, intranquilidad, desasosiego, complejo, dolor, sospecha, recelo, desconfianza, ignorancia, fe, impaciencia, descontrol, todos al mirarnos por primera vez, desconocidos absolutamente y luego en el tiempo no existe de por vida el olvido, parecemos hermanos del mismo destino, obligados a unirnos en el desahogo de aceptarnos como extraños sin serlo, sin haberlo elegido, quienes por “momentos" circulamos por el mismo  trayecto, en busca de una respuesta a los misterios de la bipolaridad, algunos creyentes y otros no, pero la satisfacción de escuchar que aún no siendo las mismas creencias las que nos unen, terminamos siempre estando todos de acuerdo.


Susana Rodríguez Hidalgo.
Monitora
Grupo Autoayuda Pacientes Bipolares y Depresivos 
En Servicio de Psiquiatría Hospital del Salvador.


EL Paciente Su Propio Guía.


Para quien lleva tratamiento con químicos denominados estabilizadores del ánimo, medicamentos que no son drogas son químicos, es importante que se eduque en varios aspectos, el paciente es el único que puede ser su propio guía para mantener orden y estabilidad en el ánimo.

Cuando un médico especialista en bipolaridad ha logrado el equilibrio psíquico y anímico en el paciente, es un gran logro, pero es el paciente quien debe defender el tratamiento que lo mantiene estable, por cualquier motivo estamos expuesto a tener que recurrir a un cambio de médico y quién tal vez decida cambiar los medicamentos, tenemos el derecho a pedir que se nos respete por lo menos el tratamiento base, que es lo que nos ha mantenido bien en el tiempo.

En caso de hospitalización, el tratamiento sufre variaciones, por los los episodios que alteran el trastorno del ánimo.

El litio es considerado el mejor estabilizador del ánimo para la bipolaridad por la psiquiatría, pero no siendo apropiado para todos los pacientes, este químico requiere de una supervisión continua por el médico tratante, a través de exámenes de sangre llamado Litemia.




martes, 5 de febrero de 2019

Sobre el Pecado.


Qué es el Pecado:

“Se conoce como pecado a la transgresión voluntaria de la ley divina o de alguno de sus preceptos. Por otro lado, el pecado es visto como todo aquello que se aparta de lo recto y justo, o que falta a lo que es debido, por ejemplo; la violación de alguna ley o norma”.

“En el ámbito de la religión, el pecado es considerado una ofensa a Dios”

Dios es negado y quien lo niega no sabe cómo llegó a descubrir que no existía.

Hoy los pecados tienen relación en quedar bien ante los ojos humanos, ante el juicio de quien valora al otro por todo cuánto a ése alguien le parezca digno de admiración.

Lo peor es que eso toma fuerza y se transforma en un arma de poder para intimidar a otro, para que el humanitario, humilde e indefenso, sienta miedo frente a esa mirada mirona, indiscreta, intrusa, maliciosa.

No es ningún pecado no ser del agrado de otro, no es ningún pecado no tener recursos, no tener dentadura, no ser profesional, creer en Dios o venir de familias que han conocido la pobreza o la riqueza y que siendo justos y rectos, son cuestionados porque no cumplen las expectativas de la sociedad actual. 

Pecado es dejarse atemorizar por el mezquino, quien alguna vez tiene que aprender del generoso, del bueno, del que nada espera de otro para caminar con la frente en alto y mirar a todos por igual.

Susana  Rodríguez Hidalgo.

lunes, 4 de febrero de 2019


El centro de sí mismo no es otro que aceptarse a sí mismo.






Conclusión de la reunión de hoy Lunes.

Más que cumplir metas y expectativas propias de lo que hoy impone el sistema, reconocerse en la importancia del valor a sí mismo, aún en la imposibilidad de alcanzar profesión, estatus, éxito o de no ser admirado por la apariencia física.




Cuando se mide todo en base al dinero se empobrece el espíritu. 

Las palabras reflejan la intención con que se dicen.


domingo, 3 de febrero de 2019

Vinimos a Aprender.


No te sobre exijas.

Lo que no has logrado es porque no todo depende de ti.

De ti solo depende dejar de repasar lo que te molesta.

Es mejor saber esperar que criticar o criticarte.

La vida si no es perfecta es porque venimos a aprender.

Aprender que lo que pasó-pasó y que de lo que pasa nada mas pasa.






Del ignorante aprendemos lo que nunca entendimos hasta antes de encontrarnos con él.



Darnos cuenta de lo que somos y como somos, puede requerir de una vida entera antes de lograrlo, sin embargo, para darnos cuenta de cómo son los demás, tan solo necesitamos un instante.

¡Date cuenta!


viernes, 1 de febrero de 2019

Vacío Existencial.



“La ignorancia es entonces el origen de todos los males. ... La ignorancia es una enfermedad del alma (Platón, Timeo: 86b-c). Ignorar significa “creer que se sabe, cuando en realidad no se sabe”; es decir, lo que se cree saber está ausente de ser, de orden, no sólo no es el ser, sino aún más, no es el no-ser”.

La enfermedad del ánimo denominada por la medicina como Trastorno del Ánimo Bipolar, es un motivo para que el paciente no se permita "creer saber porque en realidad no sabe"; no sabe que es profundamente necesario reflexionar sobre la raíz de "su propia esencia", que sus propios conflictos emocionales no son porque sí, como también que debe entender que no tienen valor alguno quienes lo hayan perjudicado, además saber de lo necesario que es cambiar el orden y prioridad de sus pensamientos, para conseguir mejoría personal y la de su familia.

En una de las tantas charlas donde mi familia participó, para entender cómo ayudarme a conseguir el equilibrio, mi marido le consultó al Dr. Pedro Retamal ¿Cuál era el mejor médico para ayudar al paciente? Y la respuesta fue: “El mejor médico es aquel que encuentra, acierta, con  el tratamiento para el enfermo”.

En mi caso ha sido cierto, pero esa fortuna de conseguir el tratamiento apropiado, no es suficiente para conseguir recuperar el vacío existencial, sino que es sólo el primer paso para lograr saber qué es lo que nos debilita.

Toda respuesta está en nosotros mismos y podremos compartirla con nuestro médico-psiquiatra o con los psicólogos, pero es uno mismo quien ha de saber ante todo a qué teme, siendo el miedo el principal síntoma que nos atrapa, nos enjuicia, nos asusta y nos quita la paz.

Los miedos son la raíz del desequilibrio, generalmente no siendo el paciente culpable de una falta, el temor lo hace sentir que declararlo es una falta, entonces, queda entrampado en la enfermedad.

Muchos pacientes no se atreven a compartir sus conflictos con los profesionales y muchas veces siendo algo que a la persona le parece tan grave y difícil de declarar, basta dejarlo salir para que se diluya, se escape y experimente tranquilidad.

Ignorancia “es creer que se sabe, cuando en realidad no se sabe”.

Aquel que tiene solo miedo y rabia ha de saber buscar dónde y cómo se encuentra la paz.


Susana Rodríguez Hidalgo.




Si algo te molestó, no dejes de aclararlo, pero cuando haya pasado tu molestia.




Lo mejor del olfato es que sabe distinguir lo bueno y lo malo.

Y el oído, el tacto, el gusto y la vista también. 







Quien da todo es porque no espera nada.





Para escuchar música llamada docta, selecta o clásica, no se necesita poner atención o saber de qué se trata, sólo dejarla correr hasta su última nota.