miércoles, 17 de abril de 2013

¿Qué Hacer Si Escuchas Voces?


Escuchar voces es algo delicado, estando dentro de la irrealidad este fenómeno puede llevar al paciente a tomar decisiones equivocadas, por eso muchas veces será mejor recurrir a la hospitalización, para evitar mayor alteración, confusión o riesgo en el paciente.

Generalmente, al inicio de la enfermedad, siendo todo tan desconocido, nos atemorizarnos y callamos todos las provocaciones extrañas, pero de poder exteriorizar esto raro, será mejor comentarlo con alguien que pueda ayudarnos para que nos acompañe al médico;  con el tiempo recién será posible reconocer de mejor manera esta otra característica de la enfermedad que se presenta en algunos pacientes.

Este tipo de descompensación, hace callar al paciente, aislarse, silenciar lo que dice su mente, aparentemente se ve tranquilo, pero lejos de un verdadero bienestar se encuentra.

Sin tener porqué, se hace cómplice de ese diálogo enfermizo que se vuelve real para él, entonces, es imposible que él mismo cuestione o deduzca de lo que le sucede y para peor puede que se complique más su estado si al hacer comentarios alguien lo critique, sin comprender ese alguien que el paciente ante todo necesita de una urgente atención médica.

Dentro de los estados más complicados de la bipolaridad, están las alucinaciones y  los delirios.
Las alucinaciones, es aquel estado que experimenta el paciente a través de esa sensibilidad sin raciocinio que distorsiona la realidad y lo lleva por ejemplo, a experimentar que al encontrarse solo y despierto, escucha que le hablan y hace de esto una verdad, convenciéndose que a lo que pasa por su mente él debe de responder, dentro de este cuadro no es posible que al paciente algún argumento externo lo pueda convencer  de lo que los demás experimentan como es la realidad común. El paciente  vive en un estado de sugestión que lo mantiene atento a esa realidad confusa que tan sólo él experimenta, también es posible que se acentúe el sentido de alguna presencia que lo inquieta.

Las voces que son auditivas, que resuenan en el oído, al paciente le parecen que realmente le hablan en un sentido determinante, convincente, incluso sensuales, con un convencimiento que lo intimida y atemoriza con  comentarios que pueden ser desde dar órdenes o insultar a la persona.

Es por eso que el medicamento es quien frena todos estos síntomas desagradables y por lo tanto, quienes estén al cuidado del enfermo no debe dejar pasar el tiempo, creyendo que este episodio puede mejorar o cambiar al pasar los días, es necesario un tratamiento con medicamentos distintos al tratamiento que comúnmente se tiene, a veces la familia se descontrola, pero para que llegue la tranquilidad hay que darle la importancia real que tienen estos sucesos en cuestión, considerando que la medicina es quien puede compensar al paciente y no  recurrir a otras soluciones “alternativas”. La ciencia afortunadamente ha llegado a una conclusión y a un tratamiento con medicamentos adecuados para la bipolaridad.

Bien sabido es, que las drogas y el alcohol, es la razón menos favorables para salir de estos estados, por el contrario distorsionarán mucho más estas alteraciones, que de no ser tratadas a tiempo, se vuelven cada vez más crónicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada